publicidad
  20/09/2010

Alianza contra los “caballos de Troya”

El diario francés Le Figaro informa que Stéphane Richard, presidente director general de France Télécom, ha tomado una iniciativa que no tiene precedentes. Richard habría invitado a sus colegas de Telefónica, Deutsche Telekom y Vodafone a reunirse con él en París, el próximo 8 de octubre, para discutir la posible creación de una plataforma común de autodefensa de sus posiciones en el mercado de la telefonía móvil. La cita estaría fundada en su visión, que supone compartida, de que los sistemas operativos iOS y Android son “caballos de Troya” con los que Apple y Google querrían debilitar el vínculo que los operadores tienen establecido con sus abonados.

Stéphane Richard

Stéphane Richard

No ha habido confirmación ni desmentido por parte de las compañías mencionadas en la información, y posiblemente no la habrá antes de la fecha indicada. Pero la noticia encaja, sin ser exactamente la misma, con otras manifestaciones de las cuatro compañías, y en modo especial de Julio Linares en nombre de Telefónica. La semana pasada, en Londres, Vittorio Colao, consejero delegado de Vodafone, se quejaba de los intentos de “verticalización” que pretenden menoscabar el papel que ocupan los operadores en la cadena de valor. No muy diferente ha sido el mensaje de René Oberman, su homólogo alemán. Por lo que parece, Richard les propone pasar de las palabras a la acción.

Le Figaro, o su fuente, interpreta que la propuesta encierra la intención de desarrollar un sistema operativo propio de la alianza. Suena demasiado simple: a) si el propósito fuera evitar que Apple, Google o cualquier compañía de Internet aumente su influencia sobre los usuarios a expensas de los operadores, no se ve en qué podría mejorar las cosas un nuevo (¿octavo o noveno?) sistema operativo, y b) atrincherarse en una relación simbiótica entre operadores y usuarios sería difícilmente defendible con la legislación en la mano.

Seguramente la propuesta es más elaborada. Los supuestos aliados – nada impide que otros acudan a la reunión – tendrían diversas alternativas tecnológicas a su alcance. Una de ellas, imitar el ejemplo de China Mobile [ya puede: es el primer operador del mundo, y es chino] que ha desarrollado una variante a su medida de Android para soportar sus propias aplicaciones y servicios. En principio, esta táctica presenta la ventaja de permitir a los fabricantes de dispositivos [atención: no sólo móviles] la reutilización del núcleo del sistema operativo para crear variantes específicas a cada operador o grupo de operadores, y a la vez daría a los desarrolladores la certeza de una masa crítica enorme. La suma de clientes de Orange, Movistar, T-Mobile y Vodafone, con filiales en todo el planeta, supera los 1.000 millones.

Si por alguna razón no quisieran mojarse con Android, por marcar distancias con Google, quedaría la posibilidad de implementar algo nuevo sobre Symbian: todos los operadores tienen experiencia con esta plataforma, y así ganarían para su causa el apoyo de Nokia, que no ha querido comprometerse con Android. Cabría también la opción de LiMo, si bien los esfuerzos de Vodafone por llevar este sistema a los consumidores pueden darse por fallidos.

Hasta aquí, todas las hipótesis giran en torno a variantes posibles de sistemas operativos. Pero tampoco puede descartarse la utilidad de trabajar en común sobre la capa de middleware, potencialmente compatible con todos. Si algo llevan dentro los “caballos de Troya” son aplicaciones, y para estas ya existe, al menos de forma, una iniciativa mayorista compartida por operadores y fabricantes. Se llama WAC (Wholesale Applications Community), y supuestamente entrará en funcionamiento el año próximo. En potencia, ofrece la posibilidad de retener el control de los usuarios y de evitar la fragmentación. No hay que olvidar que los cuatro comensales de París [porque comerán, ¿no es cierto?] forman parte de esta iniciativa, anunciada en febrero pasado en Barcelona.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons