publicidad
  18/12/2017

David Alonso

Director de Empresas. Samsung Electronics España

A principios de la década, se puso en circulación la inpronunciable sigla BYOD (Bring your own device), que resultó ser falaz. Lo que realmente quieren las empresas no es que los empleados lleven sus móviles al trabajo sino que, sin importar quién los haya comprado, sea posible separar los usos personales de los profesionales. La seguridad es el argumento supremo. Un estudio promovido este año por Samsung en seis países europeos – entre ellos España – ha revelado que el 95% de las empresas prefieren suministrar un smartphone a sus empleados; más de la mitad de sus responsables piensan que deberían tener derecho a supervisar que los usos particulares no ponen en peligro la seguridad de la empresa.

David Alonso

Las encuestas valen para lo que valen. Se entiende que Samsung tenga el máximo interés en difundir estos resultados. La marca coreana es, con diferencia, el líder del mercado mundial de smartphones y ocupa la segunda plaza en el ranking de tabletas. Debe su notoriedad a los productos de consumo, y sin sacrificar ese atributo se esfuerza en reforzar su reconocimiento entre la clientela empresarial. Este fue el punto de partida de la conversación con David Alonso, director de B2B en la filial española de Samsung.

La primera pregunta es sencilla: ¿cuál es la estrategia de Samsung de cara a las empresas?

La respuesta es igual de sencilla. Aspiramos a que las empresas nos vean como un partner tecnológico, que les ayuda a crecer, a reducir costes y a mejorar su negocio. Para esto, nos apoyamos en nuestros productos; más allá del hardware por el que nos conoce todo el mundo, les ofrecemos un conjunto de servicios en torno a la seguridad en movilidad.

¿Podrían aplicar la misma estrategia a todas las categorías?

Podríamos ir con una estrategia monolítica, pero sólo nos valdría para las grandes cuentas, gracias a un portfolio tan amplio como el que tenemos en nuestro ecosistema y con las sinergias que este genera. En otra escala de empresa, necesariamente hay que segmentar productos y soluciones. Así que yo hablaría más bien de una estrategia por tipos de empresa, en función del tamaño, o por verticales dentro de un mismo tamaño.

Me voy acostumbrando a la palabreja, pero no veo tan obvio que la oferta de Samsung sea un ecosistema  […]

Uno de los aspectos en los que llevamos tiempo trabajando es ese, que los  productos de Samsung puedan interconectarse para trabajar juntos. Que una pantalla pueda interactuar con un móvil, ya sea el de la empresa o el del individuo; así, por ejemplo, el contenido se podría ver en una sala de reuniones de un hotel.

¿La pantalla y el móvil tienen que ser de Samsung?

No necesariamente. Como es lógico, pensamos que si son de Samsung el resultado será mejor. Cuando hablamos de ecosistema, pretendemos que sea abierto, pero esto no dependerá sólo de nosotros. Mi cliente puede tener una base instalada de monitores o pantallas de otra marca, o bien móviles y tabletas que no sean de Samsung […] Nuestro interés, desde el punto de vista comercial, es ayudarle a reconocer la calidad de nuestra marca, no vamos a condicionarlo para que todo sea nuestro.

¿Cuál es el producto de entrada favorito en esa estrategia?

Si por favorito quiere decir el más habitual… la respuesta es sin lugar a dudas la movilidad. Samsung no es sólo una marca de móviles, pero es evidente que la movilidad es un rasgo presente en todas las empresas, de  cualquier tamaño y sector, desde el fontanero al banquero. Hoy día, el smartphone es una herramienta de acceso a los sistemas corporativos, lo es mucho más que un PC. Hay un neologismo que se repite, a veces sin comprender bien su alcance: ´consumerización`. En un nivel muy básico, significa que un dispositivo de consumo se usa dentro de las empresas. Llevada a su extremo, la ´consumerización`  ha hecho que no haya en el mercado ningún smartphone especializado en los usos de empresa, sino que las aplicaciones de empresa funcionan (o no) en los smartphones de consumo. Es algo que ocurre con los móviles, pero no con otras categorías de producto, que se conciben pensando en su destinatario.

Como otras compañías, Samsung tiene a gala decir que evoluciona hacia los servicios. Bien, en  el mercado de consumo, todo es cloud, pero en las empresas el argumento es más complicado de sostener.  

O al revés. Nos gusta vernos como facilitadores de que los dispositivos de consumo, los que usamos en nuestro día a día, sean utilizables en los entornos empresariales. Si compro un smartphone en una tienda, nada intrínseco impide que lo use como herramienta de trabajo, y esto conduce a que la seguridad de los dispositivos usados por sus empleados pasa a ser para las empresas un elemento crítico […] Lo que hace Samsung con su plataforma Knox es habilitar esos dispositivos poniendo una capa de seguridad por encima del sistema operativo. El nivel de seguridad es una condición para que la empresa los valide y reconozca […]

En rigor, no se trata de un servicio sino de una caracterìstica añadida por software al dispositivo  

[…] Knox es la plataforma sobre la que nosotros construímos servicios que van a durar todo el ciclo de vida del dispositivo. Por ejemplo: ayudamos a que se desplieguen al menor coste y de la manera más eficiente, con un componente que se llama KME [Knox Mobile Enrollment]. Imagine que una empresa tuviera que desplegar miles de dispositivos, uno por uno: sería una pesadilla, ¿no? Otra herramienta personaliza para todos los empleados cómo se quiere la configuración, desde el fondo de pantalla a las aplicaciones, fijando las limitaciones a distintas categorías de usuarios. Una vez hechos el despliegue y la configuración, hay que gestionar el parque de dispositivos; para esto, Knox tiene su propia herramienta de gestión, además de integrar los EMM [Enterprise Mobile Management] del mercado: Airwatch, MobileIron, BlackBerry, IBM, Citrix, …

La cuestión clave es cómo separar los dos entornos, el personal y el profesional.

Y cómo hacerlo con garantías, que es lo que proporciona Knox. Un  componente fundamental es Knox Workspace, que permite diferenciar un entorno personal completamente libre – de modo que la privacidad está asegurada – de otro profesional controlado y ´securizado` por la empresa, que corre sobre el container gestionado por esta. Una vez solucionado todo lo anterior, queda un problemón, el de la famosa fragmentación de Android. Tenemos dentro de la plataforma un producto que permite gestionar las distintas versiones del sistema operativo que como todos sabemos conviven dentro de cualquier base instalada. Muy pronto estará disponible otro producto, Enterprise Support, para ofrecer un soporte de nivel 3 a las grandes cuentas, algo que en el mundo de la movilidad sólo ofrecía BlackBerry en el pasado.

¿Hasta qué punto está maduro el mercado español para la adopción de Knox?

Nuestra propuesta se va entendiendo. Comunicar las caracterìsticas de un móvil u otro producto es bastante fácil e intuitivo. En cambio, comunicar un servicio tiene su complicación, sobre todo si toca algo tan sensible como la seguridad. Mi impresión es que la laxitud que durante mucho tiempo hubo dentro de las empresas al respecto, ahora está dando un vuelco fundamental.

Movilidad no es sinónimo de smartphones.

Claro, claro. No se trata sólo de smartphones ni sólo de tabletas. También de portátiles, de dos-en-uno, de movilidad en la nube. En cierto modo, todo es movilidad, o va en camino de serlo. Es inevitable que tengamos tendencia a dar protagonismo al smartphone, máxime si es el producto que – junto con el televisor – la mayoría de las personas identifica con la marca.

Lo que en parte ha sido inducido por Samsung al retirarse de los portátiles

Más que retirarse, Samsung ha reformulado su estrategia en la movilidad. Verbalmente, muchos han querido matar al portátil, pero vemos que el muerto goza de buena salud, ahora reconvertido en dos-en-uno. Hace un año, volvimos a esta categoría, porque la movilidad en las empresas tampoco se puede entender sin estos dispositivos bajo Windows.

Sin embargo, han evitado sumarse a la apuesta de Microsoft con el llamado Windows Continuum,  finalmente fallida

Nuestra apuesta es un producto desarrollado por Samsung que permite usar el smartphone en entorno de escritorio, que llamamos DeX.

¿Qué acogida está teniendo?

Mucho mejor de la  esperada. Es un producto que hay que demostrar, que el cliente necesita experimentar. Está teniendo éxito sobre todo entre los  autónomos y las pymes, mientras que en las grandes cuentas hay nichos muy interesantes en los que se están haciendo pilotos.

¿Se puede entender como un puente mirando a Windows?

Lo que la nube y otras tecnologías que van apareciendo indican es que la noción de sistema operativo tal como la conocemos, acabará por perder relevancia. Obviamente, es fundamental para el desarrollo de software, pero lo que a los usuarios les gustaría es poder usar cualquier herramienta bajo cualquier sistema operativo. Sería insensato no reconocer esta tendencia.

¿Cuál es el papel de la nube en la estrategia de movilidad de Samsung?

Estamos colaborando con muchas empresas en torno a las tecnologías cloud. Por ejemplo, en VDI trabajamos con Citrix y VMware; hace poco se anunció un acuerdo con IBM que no es exactamente sobre la nube pero va en la misma dirección. Lo que Samsung quiere es integrar en su solución todas las posibilidades que ofrece la nube.

¿Se conforma con eso el mercado?

El mercado pide más. Pide Azure, pide AWS; es obvio que tenemos que colaborar con Microsoft y con Amazon, como con otras empresas del mundo cloud.

Está bien colaborar, pero me pregunto si para Samsung tendría sentido una oferta propia en la nube que ofrecer a las empresas que acompañen  su estrategia de movilidad […]

A día de hoy, la estrategia es colaborativa. Hay actores establecidos con soluciones en la nube; ellos son los motores que hacen que las empresas  estén adoptando el concepto de cloud. Esta corriente hará que el mercado confirme, también en esta dimensión, el liderazgo que Samsung tiene en movilidad. Ahora bien, tenemos, como sabe, nuestra propia nube que dedicamos a determinadas funcionalidades relacionadas con el móvil: el backup y restauración de datos se están haciendo en nuestra nube. Vendrán más servicios.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2018 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons