publicidad
  26/06/2019

Salesforce constata que el software vive

La decisión de adquirir Tableau Software pone de manifiesto, como poco, una inflexión en la estrategia histórica de Salesforce. No tanto por el precio – aunque a 15.300 millones de dólares sea su compra más cara en veinte años – como porque sugiere la voluntad de enmendar un discurso que proclamaba la muerte del software a manos del irreversible modelo SaaS. Algo así ya esbozaba la compra de MuleSoft en 2018: invertir en dos años 21.800 millones de dólares para absorber dos empresas de software revela una contradicción con la profecía. Por primera vez adquiere sentido preguntarse si Salesforce reconoce al fin que una parte de su oferta de software como servicio pueda ejecutarse on-premise.

Marc Benioff

No es una idea descabellada: se trataría de aceptar que no todas las empresas están preparadas (o dispuestas) para acometer una mudanza completa a la nube. Aunque en ningún momento Marc Benioff, alma mater de Salesforce, ha enunciado el adjetivo que retrataría ese giro: ´híbrida`.  Que no se trata de una especulación lo confirma indirectamente el hecho de que los tres grandes proveedores de la nube pública están acogiendo – cada cual a su manera, al concepto de hibridez: AWS Outposts, Azure Stack o Google Cloud Anthos.

Cuando se consume la operación, Tableau Software aportará a Salesforce una función que esta necesita pero no ha sabido o no ha querido desarrollar por sí misma: presentar los datos crudos de sus aplicaciones con un rico despliegue de formatos visuales. Con un rasgo que no hay que olvidar: el 70% de los 86.000 clientes utilizan su software en casa, no en la nube.

publicidad

Desde que Benioff abandonó su empleo en Oracle tras ser rechazada su idea de vender el software como servicio (es lo que dice su autoleyenda) ha construido una extraordinaria historia de éxito. En los pasados cinco años las cotización de Salesforce se ha triplicado hasta alcanzar los 117.000 millones de dólares de capitalización [esto es lo que explica que pague la compra de Tableau enteramente en acciones]. En el año fiscal 2020, que concluirá el próximo enero, espera facturar 16.200 millones de dólares, un 22% más en doce meses. De lo que se deduce que aun así necesitará engrosar su perímetro para llegar a los 28.000 millones de ingresos en 2023, objetivo declarado por el fundador Benioff y su mano derecha, Keith Block.

Puede pensarse que es anecdótico y lo es: la sigla bursátil de Salesforce es CRM mientras la de Tableau es DATA. La coincidencia no podría ser más adecuada. Tableau ha vivido un espectacular salto en el precio de su acción, gracias a la adopción del modelo de suscripción en la nube, tras el fichaje como CEO en 2016 de Adam Selipsky, ex vicepresidente de ventas de Amazon Web Services.

Está previsto que los ingresos de Tableau, 1.155 millones de dólares en 2018, se estabilicen en no más de 1.600 millones en 2022. Aunque hay que subrayar un matiz: en el primer trimestre de 2019 sus ingresos recurrentes han aumentado un 115%. Tal vez fueran estos los factores que hicieron ver al consejo de la coadministración que la oferta de compra merecía perder la independencia. De hecho, una cuestión que ha aflorado en las semanas siguientes es qué otro u otross especialistas en BI (business intelligence) podrían seguir su camino.

Lo que desde ya queda claro es que la operación a intensificar la rivalidad – enemistad es una palabra más adecuada – entre Salesforce y Microsoft. Esta ya ofrece visualización de datos bajo la cobertura de Azure. Oracle, como reacción inmediata, ha consolidado su oferta analítica tanto en SaaS como on-premise. Otros  proveedores de cloud pública sentirán la urgencia de abrir una nueva era en la inteligencia de los datos. Todo encaja.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons