publicidad
  13/06/2013

13Jun

Durante décadas, HP ha sido considerada como un socio privilegiado del duopolio Wintel, no el único pero sin duda adyacente a las estrategias de Microsoft e Intel. De pronto ha comenzado a marcar distancias y en su horizonte ha aparecido, quién si no, Google [y, de paso, otros suministradores de chips]. En la conferencia HP Discover, que cerrará hoy en Las Vegas, se ha anunciado una colaboración de gran calado por la que HP se compromete a promover Google Apps entre las pymes, a través de sus canales de distribución. El primer producto se llamará IT in a Box, y empaquetará los PC e impresoras de HP, así como su soporte, junto con Google Apps for Business, que agrupa Gmail, IM, Calendar, Drive, Docs y otras aplicaciones.

Meg Whitman anticipó que habrá otros anuncios de acuerdos con Google – y también con otros socios – “para dar a nuestros clientes lo que desean y necesitan para hacer de las TI un factor de crecimiento”. Una cadena de directivos de HP se esforzó en negar que se trate de un movimiento contra Microsoft, pero la verdad es que resulta difícil creerles. Obviamente, ambas empresas seguirán haciendo negocios juntas, y la mayoría de los dispositivos en los que se integrará el producto – y otros que se anuncien – van a funcionar con Windows 8. Pero es un síntoma, otro síntoma, de nueva dinámica en el mercado. En febrero, HP sorprendió al presentar un portátil Chromebook (que no se vende en España) y acaba de lanzar la primera de sus tabletas (habrá varias en los próximos meses) con Android, lo que desde luego no excluye portátiles y tabletas con Windows 8. Una estrategia multiplataforma no es en sí misma extraña – otras marcas la siguen – y es obvio que Google no dejará pasar ninguna ocasión de hacer pupa a su rival.

Alguien ha escrito que Whitman está mosqueada por el aparente favoritismo de Microsoft hacia Dell, pero esta es una interpretación subjetiva e indemostrable. Aquí se trata de otra cosa, potencialmente más amplia…si saliera bien: HP se presta, lo reconozca así o no, a otorgar legitimidad a un competidor de Office 365, y al parecer lo hace porque sabe que muchos de sus revendedores no están contentos con el salto que les propone Microsoft a la modalidad SaaS (o al menos con la forma de saltar). Por tanto, la iniciativa se puede interpretar como un gesto de seducción hacia sus propios partners, pero ¿será bien recibida? No es seguro: las relaciones entre Microsoft y su canal son estrechas e históricas, tienen muchas facetas, y no está nada claro que Google Apps sea percibido como una alternativa real a la tremenda penetración que la ofimática de Microsoft tiene entre las pymes. Google lleva años intentando abrir esa brecha, sin conseguirlo.

Por cierto, para Google esta es una oportunidad preciosa: HP le abrirá puertas que, de otro modo, debería ir golpeando una por una, y a la vista está que no lo ha hecho bien hasta ahora. Para llevar adelante su estrategia de aplicaciones, Google necesita escala, y esto es lo que HP podría facilitarle.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons