publicidad
  17/02/2012

17Feb

La tendencia a la unificación de sistemas operativos no es una hipótesis, un tema más de conversación, sino una línea estratégica que persiguen – cada uno a su manera y por sus propios motivos – Microsoft y Apple, con Google aparentemente a la zaga. Ayer, Apple hizo una primera presentación a desarrolladores de la futura versión de OSX 10.8, apodado Mountain Lion, que representa un paso adicional en la asimilación de rasgos ya conocidos en iOS. Un síntoma: ya no lo nombra como Mac OSX.

En 2010, cuando mostró por primera vez OSX 10.7 Lion, Steve Jobs comentó que era una muestra de lo que podría resultar de un ligue [hook up] entre MacBook e iPad. De la frase no se deduce que el ligue vaya a desembocar necesariamente en cópula, pero todo se andará. Tal vez haya en Apple una inquietud inmediata por el hecho de que el iPad come terreno a su producto histórico. Al parecer, el pegamento entre ambas líneas sería iCloud, que Tim Cook definía esta semana como “nuestra apuesta estratégica para los próximos diez años o más”.

También Microsoft camina hacia una eventual convergencia entre Windows 8 y Windows Phone 8, que por ahora se limita al interfaz Metro, pero podría tener ir a más. En su caso, parece indicar la necesidad de tener una tableta Windows que sirva de respuesta viable a la enorme ventaja que ha cogido su rival. Google, mientras tanto, sigue explorando la manera de que Chrome OS ligue con Android, pero antes deberá estabilizar la fragmentación del segundo.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons