publicidad
  22/04/2013

22Abr

Me han señalado que el comentario del viernes acerca de las negociaciones entre IBM y Lenovo ha tenido interpretaciones que parten de un error en mi texto. Según el acuerdo, Lenovo compraría el negocio de servidores x86 a IBM, de lo que alguien podría deducir que la empresa china aspira a conquistar rápidamente una posición similar a la que tiene en los PC: segunda de la tabla a un pelo de HP y dejando muy atrás a Dell. Como digo, el origen es un error que quiero rectificar cuanto antes: IBM no es líder mundial del mercado de servidores x86, como decía mi comentario. Lo que cambia mucho las cosas.

Según IDC, “los ingresos de HP a precios de fábrica en la categoría x86 se incrementaron un 4% y siguieron liderando el mercado con un 32,7% de cuota. Dell experimentó un 5,7% de aumento interanual y retuvo la segunda plaza con una cuota del 22,9% de los ingresos. El tercer puesto fue para IBM, con un 16,7% después de un descenso del 2,3%” En la cuarta posición se ha colocado Cisco, gracias a un 50,7% de crecimiento, y la quinta es compartida por Fujitsu y Oracle. En conjunto, los ingresos de esta industria aumentaron en 2012 un 4,1% hasta 35.800 millones de dólares, mientras los despachos declinaban 0,4% para quedarse en 8 millones de unidades.

Me excuso por el error, y sólo quisiera añadir que el interés de la noticia tiene otras aristas. Una, obvia, es la retirada de IBM, cuyos resultados del primer trimestre indican que el Systems and Technology Group (hardware, para entendernos) ha perdido 405 millones sobre ventas externas de 3.100 millones. Algún recorte es previsible para alinear esta anómala proporción con los objetivos de la hoja de ruta 2015. Puede que, al eliminar de sus activos los servidores de la serie x, IBM quiera redoblar esfuerzos en favor de sus sistemas Power (procesador propio), con Linux como sistema operativo y ocupar el espacio de x86 para cargas de trabajo analíticas y de bases de datos que hoy son muy demandadas. Al parecer, la transacción no va a incluir los FlexSystems, servidores modulares presentados hace ahora un año y de los que casi no ha vuelto a hablar; los rumores añaden que de su fabricación podría hacerse cargo Lenovo, pero seguirían vendiéndose con la marca de IBM. O sea que no es tan simple como parece.

¿Qué ganaria Lenovo? Cuota, presencia en los mercados, negocio para su canal, etc. Sería ingenuo suponer que aunque incorporase – presuntamente – un 16,7% de cuota de servidores x86, podría imitar el camino que recorriera en los PC durante doce años: las circunstancias son muy distintas, y los rivales no carecen de estrategias. Por otro lado, al comparar los márgenes de HP y Lenovo en sus ventas de PC – con la dificultad que entraña hacer esta segmentación – algunos analistas han observado que los primeros son más altos, lo que implica descubrir que con tal de subir en la tabla de un mercado commoditizado, la empresa china ha sacrificado rentabilidad. No es para sorprenderse, pero resulta lo contrario de lo que se dice que haría ahora.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons