publicidad
  26/08/2015

A Huawei le gustaría un pasaporte europeo

Los resultados de Huawei en la primera mitad del año han sido brillantes: el mayor crecimiento de ingresos desde que empezó a publicarlos en 2011, un 30% más que los de 2014, y un 18% de aumento del margen operativo. Dos parámetros que duplican los de sus competidores directos, pero la lista de estos crece a medida que crece la ambición de Huawei. A falta de desglose preciso, la empresa ha tenido el gesto de informar que la región EMEA es su segundo mercado más importante después de China, razón de más para que William Xu, su director ejecutivo de marketing estratégico, afirme que «Europa es abierta y acogedora para hacer negocios, y nos gustaría ser reconocidos como una empresa europea».

William Xu

William Xu

La frase la pronunció William Xu [Xu Wenwei] en el contexto del Innovation Day que Huawei celebró por tercera vez en Munich con el interés de seducir a las empresas europeas y buscar la complicidad de las autoridades comunitarias. Un mes antes del encuentro, Eric Xu [Xu Zhijun] actual CEO rotatorio de la compañía, había declarado en Bruselas que «no vemos Europa sólo como un mercado; queremos hacer I+D dentro de la UE, queremos aumentar nuestras compras aquí, quisiéramos ser para los reguladores como una empresa europea».

En apoyo de esa aspiración – que no se puede menos que relacionar con el veto que desde hace años sufre la empresa en el mercado estadounidense – los dos Xu han apuntado algunos datos: 1) Huawei emplea en Europa más de 9.000 personas, 2) 1.200 de esos empleados trabajan en actividades de I+D, 3) Huawei trabaja con más de 700 partners en Europa y 4) ha firmado acuerdos de colaboración con 120 universidades e instituciones académicas.

publicidad

En el Innovation Day de Munich, las referencias a las alianzas europeas fueron constantes y reiterativas. William Xu proclamó: «queremos contribuir a acelerar la digitalización de Europa en las áreas de equipamiento, infraestructura y aplicaciones, y para ello trabajamos estrechamente con clientes, partners e instituciones». En una visión de conjunto, se trata de lo que Huawei llama Industria 4.0, una visión que gira en torno a dos ejes principales: 5G e IoT. Hasta principios del verano, la compañía había firmado 15 acuerdos de peso con empresas europeas, tantos como en todo el 2014. Esos acuerdos varían entre contratos cloud y equipos de telecomunicaciones, pero incorporan la novedad de socios en la industria del automóvil.

A principios de año, anunció un proyecto en común con Volkswagen para desarrollar aplicaciones que permitan a los usuarios de móviles Huawei conectarse directamente con los sistemas de infotainment instalados a bordo de ciertos modelos de la marca. Asimismo, otro con Audi – también del grupo VW – para suministrar conectividad LTE al modelo Q7. Siempre en Alemania, Huawei se ha unido a Deutsche Telekom para desarrollar en común el negocio de cloud computing.

Representantes de estas empresas subieron al estrado para presentar sus experencias. T-Systems, filial de Deutsche Telekom, reivindicó que la digitalización significa que es necesario que más datos estén disponibles y que todo esté conectado para almacenarlos y gestionarlos. SAP – también alemana – apuntó que los datos han de ser utilizables para crear nuevos productos y servicios en el contexto de nuevos modelos de negocio. Audi trajo una presentación sobre el coche ´inteligente` y detalló sus proyectos en la nube y en el Internet de las Cosas.

En más de una ocasión, los portavoces de Huawei reiteraron el compromiso con el plan Horizonte 2020 de la Uniòn Europea, que contempla que el 3% del PIB se destine a I+D. La empresa se propone cooperar en el impulso de las redes 5G y sus aplicaciones a industrias verticales. «Es muy importante para Europa, si no queremos correr el riesgo de quedar rezagados», dijo Walter Weigel, antiguo director general del ETSI (European Telecommunications Standards Institute) fichado por Huawei como vicepresidente desu nuevo European Research Institute (ERI), inaugurado en mayo en Lovaina (Bélgica). Su objetivo es coordinar la actividad de los 18 centros de I+D tiene en ocho países del continente.

Acerca de las actividades de I+D, se enunciaron varios proyectos de 5G, entre ellos el METIS con patrocinio de la UE. Asimismo, Huawei trabaja con dos centros de testing en la universidad de Surrey (Reino Unido) y con partners alemanes en Munich.

Según insistió Xu (William) la actividad de sus 18 centros [más otros 19 de innovación, por lo común en sociedad con clientes] han contribuído a que la empresa ocupara en 2014 el quinto puesto [un año antes era la 11a] en el ranking de patentes registradas en el campo de comunicaciones móviles.

Un rasgo a destacar es que de esos 18 centros de I+D es más meridional está en Milán, lo que indujo a este blog a preguntar si existen planes para establecer uno en España. A lo que un portavoz se salió por la tangente: «España es un país importante en nuestra estrategia europea, y estamos continuamente identificndo áreas de investigación para los próximos años».

Como invitado especial, participó un ministro del gobierno de Baviera, Marcel Huber, con un mensaje modulado a las circunstancias: «no importa el poder de Estados Unidos ni el precio del yuan, lo que vale es la actitud» (sic). Un poco más concreto fue John Higgins, director general de Digital Europe, quien apuntó algo que habrá gustado a los anfitriones: «cualquier persona o empresa que quiera invertir en Europa y crear empleo en Europa debería ser bienvenida, siempre que pague sus impuestos, venga de donde venga».

[informe de Arantxa Herranz]


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons