publicidad
  17/12/2019

Adobe despliega su nuevo arsenal creativo

Al cerrar su año fiscal 2019, Adobe Systems ha confirmado el acierto de la  estrategia apoyada en su dominio abrumador del mercado de software para diseño y creación digital. Ningún competidor ha logrado siquiera acercarse a la cuota de mercado de sus buques insignia, Photoshop, Premiere y Acrobat. Casi el 70% de los 11.171 millones de dólares ingresados han sido aportados por la rama vertical Digital Media (7.710 millones], que abarca las soluciones creativas y documentales. Shantanu Narayen, CEO de la compañía desde 2007, se carga de razones al proclamar que con un crecimiento del 24% anual, la compañía tiene acceso a un mercado cuyo valor total estima en 128.000 millones de dólares en 2022.

Shantanu Narayen

Con casi cuatro décadas de existencia – fue fundada en 1982 – Adobe da sobradas muestras de salud operativa y financiera pero a la vez procura trascender su vocación original. “Nuestra estrategia – resumió su CEO a los analistas por enésima vez – tiene tres pilares: liberar las fuerzas de la creatividad, acelerar la productividad en torno a la generación de documentos y ayudar a las empresas a expandir sus negocios digitales”.

Dado que el crecimiento de los ingresos y beneficios de los últimos años es indiscutible y se ha traducido en un 38% de aumento de la cotización en bolsa desde enero, Narayen tenía necesidad de reforzar en los analistas presentes la convicción de que lo mejor está por llegar. Oficialmente, la previsión para 2020 es de un 18% de crecimiento. Pero en su mensaje quiso subrayar que el principal motor de los próximos años será el creciente número de usuarios. La presentación de resultados incluía una gráfica según la cual Creative Cloud tiene ahora mismo un alcance hipotético de 45,7 millones entre comunicadores y profesionales creativos; más allá existe un total de 4.000 millones de consumidores (aficionados, estudiantes y usuarios de las redes sociales) que captar. Sin embargo, no dio ninguna pista de cómo piensa abordar a este numeroso flujo de usuarios de los que se supone están poco dispuestos a pagar una suscripción cuyo precio está fijado pensando en los profesionales.

El número de individuos susceptibles de utilizar productos de Adobe crece sin cesar, así respondió Narayen una pregunta capciosa acerca de la monetización. Esta se nutre de la expansión de la oferta orientada a dispositivos móviles y de incremento global del tráfico web de contenidos visuales. Y se refleja en que la mitad de los nuevos suscriptores acumulados a finales del año fiscal han llegado recientemente a Creative Cloud. Este fenómeno se traduce en el mejor de los indicadores, la evolución de los ingresos recurrentes. Los de Digital Media han alcanzado el tope de 8.390 millones de dólares, un 20% más que doce meses antesaño antes. Por cierto, la parte correspondiente a Document Cloud (representada en color claro) era de 1.087 millones.

La mudanza al servicio SaaS que hace siete años impulsó Narayen en medio de un ambiente incrédulo, está dando unos frutos que para sí quisieran muchas empresas de software: el 89,4% de los ingresos totales se recauda en régimen de suscripción. Antaño las actualizaciones de producto comprado bajo licencia se alternaban cada 18 a 24 meses, con el inconveniente de que antes del desembolso muchos usuarios valoraban la oportunidad de saltarse una o más actualizaciones. El cambio de sistema se ha revelado bueno para ambas partes, porque los usuarios disponen en todo momento de la versión más reciente y, por otro lado, resultaría impensable esperar dos años para su descarga.

El catálogo de soluciones de Adobe supera el centenar, clasificado en tres ramas verticales, cada una con su nube específica: Creative Cloud, Document Cloud y Experience Cloud. A finales de octubre, en Los Angeles, la conferencia anual MAX 2019 y como estaba mandado añadió nuevas extensiones al portfolio de productos creativos, presentando casos de uso para cada una.  Entre ellas, una despertó mucha curiosidad, Adobe XD hace posible que múltiples diseñadores trabajen colaborativamente en un proyecto, con la finalidad de acortar los ciclos e – idealmente – de mejorar la creatividad.

Photoshop on iPad era desde hace tiempo un reclamo insistente que, por fin, traslada el editor de fotos más universal a la tableta más conocida; aunque por ahora sólo parcialmente: Adobe promete sacar pronto una nueva versión más potente. Lo mismo puede decirse del editor vectorial illustrator on iPad, con la diferencia de que no estará disponible hasta mediados del año entrante.

También dirigida al entorno Apple, que es el preferido de esta clientela, se presentó la aplicación Aero on iOS, para el diseño en realidad aumentada (AR). Su finalidad es incorporar una imagen animada e interactiva a una foto de un espacio real. Por ahora está disponible en versión gratuita para iPad e iPhone. Entre muchas más novedades, posiblemente Photoshop Camera haya sido la más elogiada en Los Angeles; Adobe paga así una deuda contraída con muchos usuarios de smartphones integrando una pieza clave, su motor de machine learning Sensei. Asimismo, los usuarios de Windows podrán disponer en un PC – aunque por ahora sólo en Surface, de Microsoft – de la versión de Fresco, una app de creación artística que desde hace tiempo existe en el sistema operativo de Apple.

Con billones de documentos creados en PDF y miles de millones de individuos viéndolos digitalmente, Adobe cree no haber tocado techo. La presentación más reciente de Document Cloud calcula el número de usuarios potenciales de Acrobat en el campo profesional en unos 75,7 millones de Acrobat a los que añade otros 2.000 millones que utilizan la herramienta gratuita Reader. Con estos mimbres, el valor total potencial del mercado en torno a lo que la compañía define como “transformación del papel en documentos digitales” alcanzaría unos 13.000 millones de dólares en 2022; hay mucho terreno para crecer, puesto que en 2019 la facturación fue de 3.206 millones.

La preeminencia de Digital Media en MAX 2019 no resta interés al papel de la tercera pata del negocio de Adobe, Experience Cloud, que en 2019 ha crecido nada menos que un 31% en ingresos y más del 20% en número de suscripciones. Esta rama de Adobe es la fusión de sendas adquisiciones en 2018,  Magento y Marketo. En el evento de Los Angeles se anunciaron novedades en la solución de comercio electrónico de Magento: incorpora cuadros de mando con los que una pyme puede extraer fácilmente toda la información y someterla a un proceso analítico. Otro golpe de inteligencia: se hizo público que los clientes podrán acceder a esta plataforma tanto en la nube de Amazon Web Services (AWS) como en la de Microsoft (Azure). La próxima conferencia de Adobe para usuarios de Experience Cloud está convocada para marzo en Las Vegas.

Pero desde ya, en MAX 2019 las sesiones llamadas Sneak sirvieron para presumir de I+D. La compañía puso especial énfasis en las posibilidades de Adobe Sensei, capa horizontal de su oferta en la que conviven inteligencia artificial y machine learning. Algunos frutos de estos trabajos comienzan a vislumbrarse. Algunos ejemplos: 1) Go Figure es capaz de rastrear automáticamente el movimiento de una persona y traducirlo en animación, 2) Face ha sido creada para analizar los pixeles de una foto e identificar si ha sufrido alguna alteración, 3) el asombroso Project Light Right aprovecha Sensei AI para proporcionar las opciones de iluminación más apropiadas para cada imagen.

Entre los asistentes a MAX 2019 quedaba flotando la idea de que Adobe está jugando ansiosamente la basa del usuario doméstico. Photoshop Camera sería su expresión más concreta: es capaz de reconocer lo que sucede en una escena y ofrecer una gama de efectos bajo el botón del obturador. Sin embargo, este movimiento no traerá beneficios directos a la compañía y por su gratuidad no podrá apoyarse en el almacenamiento de pago que Adobe incluye en Creative Cloud. Una posibilidad es que atraiga usuarios hacia otras aplicaciones o que esté en elaboración una oferta que retorne el péndulo de Adobe hacia los consumidores.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons