publicidad
  12/03/2021

Batallitas del mercado español de smartphones

Era previsible en un año que para siempre será recordado como el de la pandemia; el mercado español de smartphones perdió 600.000 unidades. Se han vendido 8,2 millones de unidades según la consultora GfK, una caída que confirma la tendencia recesiva del mercado mundial. El peor mes fue abril (234.000 unidades vendidas), en coincidencia con la primera fase del estado de alarma. Que fuera previsible no quita morbo al comportamiento de la demanda ni a la competición entre las marcas: en realidad, lo resalta. Samsung ha revalidado su primer puesto, pero a punto ha estado de perderlo a manos de un invitado sorpresa, Xiaomi, que se ha apropiado de casi la mitad de la cuota de Huawei.

En el total acumulado del año, la marca coreana se ha mantenido estable: inició 2020 con un 28,8% y lo cerró con un 29%, pero esta secuencia oculta el hecho de que en noviembre y diciembre, los mejores meses, capituló ante el nuevo fenómeno chino. También Apple ha salido reforzada, lo que aparentemente guarda relación con su calendario de lanzamiento de los nuevos iPhone. En cualquier caso, es digno de atención el hecho de que las tres primeras marcas suman el 70% del mercado español, recortando el espacio de sus competidores.

publicidad

Lo que significa que las dos marcas siguientes en el ranking – Huawei y Oppo – suman el 17%, dejando porcentajes residuales a otras marcas, que se debaten en la disyuntiva de retirarse o seguir perdiendo dinero tanto en España como en otros mercados por razones de orden estratégico que sólo ellas conocen.

La sorpresa (muy relativa) es que entre los perdedores de la batalla destaca Huawei, que en algún momento pretendió alzarse con la corona. Empezó el año con un  15% de cuota – unas 140.000 unidades – a la par con Apple, pero lo cerró cediendo cuatro puntos en el cómputo acumulado y once puntos en el mensual [4,4%, casi 50.000 unidades] en diciembre.

Notoriamente, Huawei ha sido víctima de la ofensiva de la administración Trump, al verse privada del sistema operativo Android y de las dificultades de suministro de  componentes. En números redondos, entre las 140.000 unidades con las que empezó el 2020 y las 50.000 de diciembre, la diferencia mide el perjuicio sufrido por la marca china. Según ha dejado saber la compañía, sus expectativas globales en 2021 valoran recortar en un 50% su producción de smartphones, lo que – a falta de una solución política que no se vislumbra – indicaría voluntad de atrincherarse en los mercados más afines, empezando por el chino mientras procura asentar en los occidentales su propio sistema operativo y su propia colección de aplicaciones.

Todo queda en casa, podría decirse con una dosis de cinismo. Xiaomi aumentó su caudal en 120.000 unidades, absorbiendo así – al menos estadísticamente – la merma de su compatriota.

El seguimiento más detallado corrobora otro rasgo observado en el mercado: aunque la imagen de las grandes marcas se refuerza con modelos premium, la demanda real se ha desplazado hacia los modelos de gama media y precio asequible, que ya vienen equipados para conectar con las redes 5G. Según GfK, los dos smartphones más vendidos en 2020 han sido el A20e y el A51, de Samsung, cuyos precios al consumidor final oscilan entre 140 y 260 euros.

Les siguen en la tabla dos modelos de Xiaomi: Note 8 y 9, en un rango de precio similar . En quinta posición aparece el más vendido de los modelos de gama alta, el iPhone 11, ahora degradado por el lanzamiento del su hermano más caro, el iPhone 12. En todo caso, los primeros indicios- aún por confirmar estadísticamente – sugieren que en enero la demanda se ha recuperado, en unidades, volviendo a niveles anteriores a la crisis.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons