publicidad
  10/06/2009

Caída en las ventas de tecnología de consumo

Brutal. Profunda. Estos son los adjetivos que merece la caída de las ventas de tecnologías de consumo en el mercado español durante el primer trimestre del 2009, un 15,9% menos con respecto al mismo periodo de 2008. Brutal y profunda, pero no sorprendente. La tendencia ha sido calculada por la consultora especializada GfK, que elabora un barómetro periódico sobre esta y otras ramas del comercio minorista. El porcentaje corresponde a una facturación de 4.662 millones de euros entre enero y marzo. Este agravamiento de la situación ratifica el deterioro observado por GfK en su  anuario 2008, cuando el retroceso fue del 9,3% sobre el año precedente.

Ahora, según el último barómetro publicado,  las peores caídas porcentuales se registran en los segmentos de Equipos de Oficina, Tecnologías de la Información  y Telecomunicaciones (ver gráfico) que en conjunto acumulan el 48% del total. También la Electrónica de Consumo y la Fotografía sufrieron lo suyo, con pérdidas de facturación superiores al 15%.

En las TI, el trimestre se cerró con una bajada de facturación de un 17,5%, que se puede atribuir a la flojera de la demanda pero sobre todo a la guerra de precios en el segmento de ordenadores portátiles. En la Electrónica de Consumo, sólo dos productos – adaptadores de TDT y memorias USB – muestran un sesgo positivo, pero el estudio subraya que los reproductores portátiles de audio y video, y los navegadores GPS han caído drásticamente, y que en ello han influido negativamente las promociones de prensa, que obviamente se hacen en perjuicio del comercio minorista.

Los teléfonos móviles son la pieza más importante del segmento de Telecomunicaciones; tomado en su conjunto, la caída fue inusual, del 16,6% en el mercado libre, ahora en jaque por las subvenciones de los operadores a determinados terminales de gama alta.

Hasta aquí  la foto fija de un mercado que refleja la recesión. No está de más procesar los indicadores según la óptica de sociólogos y economistas. En su libro reciente, El capitalismo funeral, sostiene Vicente Verdú que la crisis anuncia mutaciones en el patrón de consumo, algo así como un exorcismo por lo que ahora se reconoce tardíamente que “tenía que pasar tarde o temprano”. Por su parte, José Luis Nueno, profesor del IESE, escribe en La Vanguardia: “cuando acabe esta recesión, el consumo que hagamos será el resultado de tres procesos: gastaremos en bienes y servicios nuevos; repondremos los inventarios que hemos consumido [durante la crisis] y sustituiremos los bienes duraderos cuya vida útil hemos extendido mucho más allá de lo recomendado por sus fabricantes”. ¿Qué nos dirá el próximo barómetro de GfK?


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons