publicidad
  15/02/2013

Carlos Domingo

Presidente y Consejero Delegado de Telefónica I+D

Telefónica I+D cumplirá 25 años en marzo, por lo que es la subsidiaria más antigua del grupo Telefónica. La compañía era entonces una teleco ´pura`, enfocada en el mercado español e iniciando su andadura latinoamericana. Con el paso del tiempo, cambió el perfil de la empresa y también sus prioridades de innovación. Hoy, la multinacional española compite en el mercado global y cuenta con centros de I+D en tres continentes. Sobre esta evolución, que él ha vivido personalmente en los últimos años, Carlos Domingo se explaya ampliamente, a pocos días de la presentación en el Mobile World Congress de uno de los proyectos que le entusiasman, la colaboración con la Fundación Mozilla.

Carlos Domingo

Carlos Domingo

¿Cuándo se produjo el cambio de enfoque en la actividad de Telefónica I+D?

Puedo situarlo en 2006, porque coincide con mi incorporación a la compañía, inicialmente en el centro de Barcelona. En aquel momento, la reflexión fue la siguiente: la industria está cambiando y el negocio de Telefónica como operador se va a saturar primero en Europa, y un día también en América Latina. Si el grupo quería seguir creciendo y ser competitivo, tenía que moverse hacia los servicios que están más allá de la conectividad, y esto necesariamente significaba dar un giro a la actividad de I+D. Así evolucionaron las cosas, hasta que en 2010 me nombraron consejero delegado y luego presidente de la subsidiaria Telefónica I+D […]

publicidad

¿En qué se manifestó ese giro y cómo se alinea con el negocio?

En que, paralelamente al avance de Telefónica hacia los negocios digitales, la I+D que antes estaba más concentrada en prioridades de desarrollo interno, se acopló a la gestación de esos nuevos servicios. Un paso muy importante fue la creación de unidades verticales que, hace año y medio se agruparon en Telefónica Digital, como una entidad del grupo cuyo mandato es comercializar cosas nuevas del mundo digital versus el negocio tradicional.

En muchas empresas, suele haber contradicción entre las metas de los equipos de I+D y las prioridades del negocio. Recuerdo haber discutido esto el año pasado con la gente de Microsoft Research, y también en HP. ¿Cómo se resuelve en TI+D el alineamiento con el negocio de Telefónica?

Es normal que exista esa tensión, y no tiene por qué ser dañina. Los que trabajan en la parte de marketing están orientados a los resultados de corto plazo, lo que quieren los clientes ahora, que no es necesariamente lo que van a querer mañana. Desde el área de tecnología, normalmente se está mirando qué hacer más allá de la inmediatez. Obviamente, se corren riesgos, pero si no tienes esa flexibilidad para mirar fuera del negocio, seguro que dejas pasar oportunidades.

No se hace I+D a solas. ¿Cuál es el modelo de partnership de TI+D?

Eso es cierto. Nosotros trabajamos con dos tipos de partners. Unos comerciales, como puede ser Google para que en la tienda de aplicaciones de Android se pueda pagar con la factura de Movistar, lo que es una cuestión de integración de plataformas. Con otros socios, tratamos de desarrollar en común servicios cuya explotación se negocia en cada caso […]

¿La colaboración con Joyent en cloud computing entraría en la segunda vertiente?

Sí, Joyent es un buen ejemplo de partner tecnológico identificado por Telefónica I+D cuando estábamos mirando alternativas de cloud. No era una compañía conocida en aquel momento, pero tenía una tecnología bastante revolucionaria. Bueno, es también un caso de empatía, porque la relación que he desarrollado con Jason Hoffman ha permitido un entendimiento que, francamente, no hubiera sido igual con otras áreas de Telefónica. En este sentido, actuamos un poco como bisagra, para que la gente de marketing le vea el valor a colaborar con una empresa como Joyent. De hecho, la relación es muy estrecha: Telefónica Digital participó en una ronda de financiación de Joyent, y por otro lado, además de revender sus servicios estamos haciendo desarrollos conjuntos, porque su mercado y el nuestro son un poco diferentes, y hay funcionalidades que nosotros queremos por encima de su plataforma, y las desarrollamos.

Se me ocurrió mencionar a Joyent porque les conozco, pero habrá otros…

Naturalmente. También trabajamos con bastantes empresas pequeñas, que de otro modo tendrían difícil acercarse a Telefónica… porque las grandes ya tienen su camino de llegada. Obviamente, tenemos cosas en común con Ericsson, Alcatel Lucent, con Microsoft y tal, pero siempre andamos buscando partners innovadores y con un perfil tecnológico alto, en áreas en las que no tenemos experiencia o que no teníamos previsto desarrollarla; normalmente, se trata de startups, y no sólo del Silicon Valley. Hace poco invertimos en Israel en una empresa muy interesante, Everything.me, y antes habíamos comprado Jajah. En Estados Unidos descubrimos otra, Tokbox, que hacía cosas muy innovadoras con HTML, y nos pareció interesante como complemento a lo que hacemos con Mozilla.

Me refería al semillero de startups montado en torno a Wayra y los fondos de inversión de Telefónica […]

Como TI+D estamos bastante involucrados. De las startups de Wayra surgen a veces surgen ideas muy interesantes, que podemos aprovechar para montar algo, y entonces una parte de mi equipo, a veces yo mismo, vamos a las academias de Wayra. Tenemos comprobado que de diez que entran por lo menos un par de ellas tienen trabajos relacionados con algo en lo que estábamos pensando o que nos gustaría hacer: es un punto de contacto muy interesante entre dos modelos de empresa.

¿Cuántos centros de trabajo tiene TI+D?

En total, cinco en España (Madrid, Barcelona, Valladolid, Huesca y Granada), un equipo en Sao Paulo y otro en San Francisco; en Londres está la cabecera de Telefónica Digital. En total, mil y pico personas.

¿Telefónica Digital y Telefónica I+D son sociedades diferentes?

Tienen perímetros diferentes, con muchas cosas en común. Dentro de TI+D hay un centenar de personas que trabajan para el área de redes, vinculada al negocio más tradicional del grupo […]

¿Cuáles son las tres o cuatro áreas principales de actividad?

Lo que ahora tiene más notoriedad es nuestro trabajo sobre Firefox OS, relacionado con la web y los sistemas abiertos. En el Mobile World Congress Mozilla va a hacer un anuncio en el que estamos involucrados a fondo. Llevábamos años dándole vueltas a la necesidad de alternativas al duopolio de plataformas que domina el mercado. En ese momento, no estábamos pensando en Mozilla, pero nos dimos cuenta de que si hubiera un sistema operativo para móviles que fuera web de verdad, podría retar a los otros y forzarlos a que se pongan las pilas.

Pasemos al resto de las áreas, por favor.

La segunda es vídeo, que tiene que ver con la plataforma de distribución, lo que llaman segunda pantalla: cómo interactuar y consumir contenidos que están más allá de la tele. En tercer lugar, machine-to-machine tiene muchos aspectos que van desde la gestión de tarjetas SIM a la casa inteligente […]

¿A través de un acuerdo con Jasper?

No exactamente. El acuerdo con Jasper es comercial; a veces intervenimos cuando hay que hacer despliegues o integraciones, pero en M2M Telefónica tiene una estrategia dual: por un lado, con Jasper para los acuerdos globales, donde hay clientes que usan varios operadores, y al mismo tiempo desarrolla su propia plataforma para prestar servicio directamente […]

Para diferenciarse.

Y de paso quitar el margen que Jasper cobra por el uso de su plataforma. La nuestra tiene un coste de desarrollo, pero luego no hay que pagar licencias y otras cargas.

¿Es fundamentalmente un trabajo sobre software?

Tenemos en el centro de Madrid un laboratorio de hardware que es muy sorprendente; trabajamos mucho con Arduino, un proveedor de hardware para prototipado […] Una de las tendencias de los últimos diez años es que hacer software se ha ´commoditizado` y por tanto se ha abaratado […] A veces, aquí en la compañía, me preguntan cómo una startup con sólo tres tíos puede hacer algo importante. Puede, porque el 90%, la base de lo que necesitan, ya está hecho, y en el 10% está la complicación, lo diferencial; para ese 10% no hacen falta 50 personas, se puede hacer con tres. Y en mi opinión, en los próximos años va a haber una revolución parecida en el hardware; hacer un objeto que hoy es complicadísimo, será cada vez más asequible […]

¿Por qué es complicadísimo?

Se ha simplificado. Antes, para hacer un ASIC, se necesitaba una expertise de programación de hardware que pocos ingenieros tienen; ahora, el programar un ASIC se ha movido al mundo del software, con lo cual un ingeniero de soporte puede programar en Arduino y después mandar que le hagan un circuito. Otra cosa que se ha simplificado es que, antes, para hacer una carcasa, se necesitaban herramientas CAD bastante sofisticadas; ahora hay un montón de herramientas open source y la propia Autodesk ha sacado una versión light gratuita de Autocad. Además, se puede prototipar con una impresora 3D de 1.200 euros, y luego a esos objetos es más fácil ponerles conectividad, para que parte de la inteligencia esté en la red.

Dicho así parece fácil, pero es llevar la complejidad del hardware al software […]

No todo el mundo lo sabe hacer todavía, pero esas cuatro o cinco cosas que están pasando en los últimos dos años, son cada vez más baratas y se han simplificado. Y cuando vaya a más, habrá una explosión de startups; ya está pasando, pero no se ha masificado como el hacer una aplicación para móviles, que cualquier ingeniero más o menos sabe cómo se hace. Yo creo que esta es una de las tendencias que pueden ser más interesantes para Telefónica: dar conectividad a los objetos requiere herramientas, y requiere servicios cloud que se conecten al dispositivo.

A ver: sistemas abiertos, vídeo, machine-to-machine… son tres áreas. ¿Algo más?

e-Health. Básicamente estamos haciendo dos cosas. Por un lado, lo que tiene que ver con la gestión remota de crónicos, uno de los problemas más serios en materia de salud, porque son un porcentaje pequeño de la población pero consumen un porcentaje alto de recursos. Muchas de las pruebas que ahora obligan a desplazar el enfermo a un hospital, podrían hacerse en remoto, con una serie de dispositivos y de sensores conectados. A través del software de monitorización, al paciente se le puede comunicar lo que tiene que hacer en función del diagnóstico, hacer más eficiente el uso de fármacos, etcétera.

Hay que añadir Big Data, para no ser menos […]

Sí, claro que trabajamos en Big Data. Es un tema que ahora está muy de moda, pero se remonta al data mining de hace unos cuantos años. Yo hice mi doctorado en eso, y al entrar en Telefónica formamos un grupo para hacer análisis de los CDR (call data records), que es el dato que se queda la operadora para facturar, pero si sondeamos en ellos hay bastante información sobre la interacción con la red, la afluencia de llamadas en una zona o en horario determinados. Durante un par de años elaboramos algoritmos para manejar ese volumen de datos, que es enorme, a escala de cientos de terabytes al día, de modo que hacer que un algoritmo pueda sacar inteligencia no es algo trivial.

¿Cómo se llega al desarrollo de un servicio como SmartSteps?

Trabajábamos con bases de datos relacionales y empezamos con Hadoop, pero cuando nació Telefónica Digital se creó una unidad de negocio específica para Big Data, y todo lo que habíamos hecho anteriormente permitió desarrollar rápidamente SmartSteps, con lo que la inteligencia de los CDR se transformó en un servicio que ofrecemos a los retailers como primer paso para extender la oferta.

Perdone que vuelva a preguntar por Mozilla, pero ¿veremos smartphones con Firefox OS en el Mobile World Congress?

Sin ninguna duda. Telefónica va a presentar su hoja de ruta, con modelos y plazos. Otros operadores harán sus anuncios. Lo que nosotros pensamos es que, si queremos cambiar la industria, la única forma de hacerlo es que haya muchos operadores con un negocio común. El operador más grande que podemos nombrar no representa más del 10 o 15 por ciento del mercado global, pero si se busca un impacto real en la industria hay que tratar de llegar al 40 o 50 por ciento.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons