8/06/2015

Ching-Jiang Hsieh

Presidente de MediaTek Inc.

Hace unos pocos años, el nombre de la empresa taiwanesa MediaTek sólo era conocido en los medios especializados como fabricante de chips para móviles 2G. La íntima relación que mantiene con su compatriota TSMC, primer foundry de semiconductores, así como su adhesión a la arquitectura ARM y – sobre todo – el auge reciente de las marcas chinas, la han aupado hasta convertirse en la alternativa asiática a Qualcomm. El año pasado, despachó 350 millones de chips 3G y 4G para smartphones, y este año ha subido la meta a 450 millones de unidades, un tercio de ellos para LTE. Su cuenta de resultados indica que en 2014 los ingresos crecieron un 56,6% hasta el equivalente a 6.100 millones de dólares.

C. J. Hsieh

C. J. Hsieh

Al margen de los lideres Samsung y Lenovo, el ranking de los smartphones muestra un avance sistemático de Huawei, Lenovo, Xiaomi y otros nombres menos conocidos. Algunos de sus modelos recientes han reemplazado los chipsets de Qualcomm por los de MediaTek, y esta es la principal baza de la compañía de Taipei para alcanzar un estatus global. Según Strategy Analytics, en 2013 Qualcomm acaparaba el 95% del mercado mundial de modems LTE, y un año después había bajado al 66%, mientras MediaTek subía de cero al 17%.

El crecimiento del mercado de smartphones ha facilitado la aparición de marcas locales [como la española BQ o la francesa Wiko] que se han atrevido a competir con los grandes nombres en base a diseños de referencia contratados a MediaTek. Estos son parte fundamental de su crecimiento. Con la globalización en mente, MediaTek ha abierto centros de desarrollo en Bangalore [el mercado indio va camino de ser tan importante como el chino], Helsinki [donde puede contar con el talento que Nokia dejó escapar] y en San Diego [a escasos dos kilómetros de la sede de Qualcomm, la intención es transparente].

Antes de la entrevista con Ching-Jian Hsieh – a quien todos conocen por sus iniciales CJ – el autor de este blog tuvo la oportunidad de conversar un buen rato con Johan Lodenius, ex directivo de Qualcomm pasado a las filas de MediaTek con el rango de vicepresidente y chief marketing officer. Que un ciudadano sueco se colara en un organigrama lleno de nombres chinos, expresa esa voluntad de globalización. Lodenius se encargó de aleccionar por adelantado al cronista: “nos movemos más rápido que ninguna otra compañía del sector, tanto desde el punto de vista de la tecnología como del marketing”.

publicidad

A continuación, Lodenius no se privó de comparar a su empleador actual con el anterior: “históricamente, la estrategia de Qualcomm se ha enfocado en servir a la parte alta de los consumidores estadounidenses, mientras Mediatek trabajaba más cerca de la electrónica de consumo y especialmente multimedia. Nuestro core business sigue muy determinado por el mercado chino, pero nos estamos desplazando hacia otros mercados, quizá un poco más en Europa que Estados Unidos, porque la diversidad de bandas en el mercado norteamericano implica una cierta complejidad, pero hacia allá vamos”. En eso estaba la charla, cuando CJ Hsieh entró y pudo comenzar la entrevista.

Una percepción generalizada todavía asocia a MediaTek con los móviles de bajo precio, los feature phones en lugar de los smartphones, pero eso está cambiando. ¿Se ha ganado MediaTek el reconocimiento de las grandes marcas?

Me parece evidente que es así, salvo excepciones, pero sólo era cuestión de tiempo. La imagen de una compañía se construye a medida que va ganando espacio en el mercado. Actualmente, nuestros productos están asociados con marcas de primer nivel. Y los benchmarks más consultados por la industria, como el AnTuTu, que mide la performance de smartphones Android, así lo confirma. Nuestros Helio X10 y X20 tienen rango premium, pero no han caído del cielo.

¿Cuál es el mérito?

Piense en nuestros competidores más grandes. Intel se apoya sobre todo en su dominio del mercado de los PC y los servidores, los orígenes de Qualcomm se remontan a su condición de contratista de la defensa de Estados Unidos; de Mediatek puede decirse que es el miembro de esta industria con auténticos antecedentes en la electrónica de consumo: si usted compra una cámara Sony, Nikon o Fuji, llevará dentro una pieza de conectividad suministrada por MediaTek, lo mismo pasa si compra una PlayStation o un televisor de gama alta. Esto significa que sabemos cómo hacer que productos excelentes sean asequibles.

¿Cuál es la clave, según usted? ¿El privilegio de haber nacido en Taiwan le ha permitido explotar el mercado chino antes de que otros llegaran?

La clave, creo yo, está en el modelo de negocio que propone MediaTek. En los primeros tiempos de la compañía, nuestro foco era el mercado chino, con un gran número de fabricantes de dispositivos que no tienen la capacidad ni la madurez para competir con Apple o Samsung; pensando en esos clientes, MediaTek desarrolló unas capacidades de soporte que habrían de permitirles madurar con rapidez: les ofrecimos una solución llave en mano, mediante el diseño de modelos de referencia. Creo que fue un acierto, al poner la prioridad en un time-to-market corto, que es lo que esas marcas chinas necesitaban para sobresalir. Antes de trabajar con MediaTek, con una solución de Texas Instruments o de Qualcomm, podía pasar un año antes de entrar en producción. Si eligen nuestra solución, les podemos entregar un diseño completo, incluyendo el hardware, el software y los componentes que ellos escojan integrar […] por lo tanto, al acortar nuestro ciclo tecnológico, acortamos su flujo de ingresos en seis meses o un año, y pueden dedicar sus recursos a reforzar otros aspectos de su actividad, a diferenciar sus productos.

¿Quiere decir que MediaTek pretende abarcar todas las gamas dentro de la familia Android?

No es que lo pretendamos: ya estamos en todas las gamas, desde la más alta a la de bajo precio, y nos preocupamos de ofrecer la mejor relación entre coste y performance.

Eso coloca a MediaTek en competencia directa con Qualcomm…

No es el primero que me hace esa pregunta. Ya he dicho que no somos tan grandes como Qualcomm, pero mientras ellos siguen una línea descendente nosotros vamos hacia arriba. El año pasado, contratamos 2.500 personas, y este año vamos a incorporar otras 2.000… no necesito decirle que Qualcomm ha recortado su plantilla.

Como casi todas en esta industria, MediaTek es una compañía sin fábricas propias; sigue el modelo fabless pero se apoya en una relación privilegiada con TSMC […]

Tiene razón. Somos una compañía fabless, y el año pasado fuímos la tercera en el ranking de esa categoría, siendo Qualcomm la primera y Broadcom la segunda [aún no se conocía la oferta de compra de Avago por Broadcom]. Por tanto, estamos en una excelente posición. La debemos al progreso que hemos hecho en los smartphones, pero los nuestros han influido muchísimo.

El paso de 3G a 4G parece haber sido muy importante…

Ha sido esencial, porque un smartphone es un ecosistema, y de esto sabemos mucho. Por ejemplo, le diré que tenemos muy buenas relaciones con Google y con Sony: a comienzos de este año, las tres compañías nos conjugamos para lanzar Android TV. Seguramente usted sabe que, anteriormente Google TV no tuvo éxito, pero la nueva plataforma Android TV está siendo promovida como un proyecto de la cooperación entre las tres compañías, lo que la hace mucho más atractiva. Tenemos otros proyectos con Google, que es un partner importante como lo son Facebook y Microsoft. La verdad es que nuestra estrategia consiste en entablar relaciones de largo alcance, como las que tenemos con Lenovo o Xiaomi; otras son más circunstanciales.

Para ecosistema, el que forman TSMC y MediaTek…

El año pasado, Mediatek fue un cliente muy importante para TSMC, el número tres, creo recordar. Es mucho, si usted recuerda que el cliente número uno se llama Apple y el número dos, Qualcomm… en fin, somos el número tres. La razón por la que tenemos una relación tan estrecha con TSMC es que la necesitamos: sin ella no hubiéramos podido trabajar con la tecnología de 20 nanometros, ahora TSMC está en el peldaño siguiente, los 16 nm y quizá dentro de un año podamos tener un producto piloto fabricado en 10 nanometros.

En el mapa de esta industria, ¿ha alcanzado MediaTek el ´estado-del-arte` o es un segundón muy eficiente?

[risas] En el pasado se nos ha visto como un follower, un quick follower, pero no creo que ese sea nuestro rol actual: nos hemos ganado una posición entre los líderes de la industria, y aspiramos a ser un líder tecnológico. Esto es lo que te permite tener un valor diferenciado que ofrecer a los clientes, tu propia relevancia competitiva. Porque, aunque se habla mucho de ´commoditización`, está en juego mucha tecnología: en un smartphone o una tableta hay varias CPU trabajando en común, se necesitan varios procesadores para que el dispositivo sea más eficiente, ¿cómo combinarlos? Bueno, MediaTek tiene una solución, que llamamos CorePilot, y este año ya lanzamos la segunda generación. Otro de nuestros puntos fuertes es multimedia: hemos tenido mucho éxito en lectores DVD y Blu-ray, también en televisores… por eso ahora podemos adaptar nuestra tecnología a los smartphones, podemos ofrecer 120 frames por segundo en una solución de gama alta, y tenemos audio HD… Si en un televisor, la calidad de la imagen es fundamental, ¿por qué no habría de serlo en un dispositivo móvil? Hemos adaptado el motor de imagen para que un smartphone pueda tener la misma calidad de la TV digital […]

Del Mobile World Congress me quedó la impresión de que la innovación ha estado más en la personalización, en la llamada experiencia de usuario, que en el hardware, y esto lleva a una cuestión de escala, porque cuanta más personalización menos volumen para cada modelo. ¿Qué opina usted?

Que usted tiene razón. Que actualmente, la innovación está centrada en el usuario, en la experiencia del usuario, por esto hemos presentado una tecnología nueva, que llamamos CrossMount, para que la experiencia del usuario sea la misma en distintos dispositivos y compartirla entre estos, para que un televisor y un smartphone puedan ´hablarse` sin mengua de calidad. Si se quiere que un televisor sea un medio de videoconferencia, tiene que comunicarse con un smartphone, en eso consiste CrossMount, y estamos colaborando con nuestros clientes para integrar esa tecnología en sus productos, … no hace falta que el usuario tenga el televisor más avanzado del mercado, pero con nuestra tecnología, la combinación de los dos dispositivos hace que sea el más avanzado.

Las patentes son un tema delicado en esta industria, tal vez el más delicado. ¿Cuál es la postura de MediaTek?

Tenemos una de las carteras de patentes más importantes en nuestro campo de acción. MediaTek se fundó en 1997, así que no somos recién llegados a esta industria, y durante todos estos años hemos ido desarrollando patentes propias o las hemos adquirido a otras compañías. Por darle un ejemplo, somos uno de los tres principales proveedores de propiedad intelectual en H.265, el sistema más avanzado de codificación de vídeo. En total, tenemos más de 5.000 patentes a nombre de MediaTek, y vamos a seguir incrementando esa cartera, porque quien quiere ser un líder tiene necesariamente que invertir en propiedad intelectual.

De dos núcleos se ha pasado a cuatro, de cuatro a ocho… Hay quien niega que sea importante, pero nadie se priva de seguir la carrera […]

No creo que esa carrera tenga mucho sentido en un smartphone. Otra cosa sería en los servidores. A veces es necesario un cierto número de núcleos, pero dependerá de la aplicación. En mi opinión, ocho núcleos son suficientes para lo que hoy necesitan los usuarios de un smartphone; es el nivel en el que estamos ahora, habrá que ver si la industria puede y quiere saltar a dieciséis, pero esto penalizaría el coste […]

En los últimos años, MediaTek ha incrementado sus ingresos y beneficios a tasas muy altas del 56 y el 69% en 2014 con relación al 2013. ¿Piensa que seguirán así?

Lo que puedo decir en este momento es que tenemos como objetivo en 2015 un crecimiento de digitos, no todos los años pueden ser excepcionales como el 2014.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons