5/02/2014

CouchBase se cuela en el huerto de Oracle

Durante los pasados quince años, la estructura de las aplicaciones ha cambiado tanto, que las bases de datos relacionales han mostrado sus limitaciones en cuanto a performance para el tratamiento de grandes volúmenes de datos, y esa es la primera razón del auge que han alcanzado las bases de datos NoSQL, explica con paciencia pedagógica Ian Howells, director de marketing de CouchBase, en las oficinas que la compañía tiene en el centro financiero de San Francisco. Dentro de la familia NoSQL, CouchBase se distingue por su crecimiento rápido. Fundada en 2011, el año pasado ha multiplicado por cuatro su actividad, y declara tener más de 400 clientes con más de 10.000 nodos desplegados en producción.

Ian Howells

Ian Howells

Al lado de los actores tradicionales del mercado de bases de datos – Oracle, IBM y Microsoft – y de las soluciones analíticas – Teradata, Sybase o Vertica y ahora parte de HP – han aparecido otras soluciones, capitulo en el que se inscribe Couchbase, más flexibles. ¿Qué ventajas tienen estas compañías jóvenes frente a las que dominan ese mercado desde hace un cuarto de siglo? Howells – que antes de incorporarse a CouchBase ocupó el mismo puesto en StorSimple, hasta que esta fue adquirida por Microsoft – se toma la pregunta con calma, lo que es de agradecer.

Las aplicaciones interactivas ya no son lo que eran hace diez o quince años: deben soportar millones de usuarios simultáneos, y el tiempo de respuesta de las bases de datos tradicionales no es aceptable. “Esta es una de las megatendencias quje mueven la adopción de NoSQL; las otras son Big Data y Cloud Computing, por lo que NoSQL es considerada por muchas empresas como una alternativa viable y flexible”.

La forma de trabajar de NoSQL consiste en agregar los datos de muy diversas fuentes – redes sociales, blogs, bases de clientes, etc – y en formatos diferentes, para reunirlos en un único documento (u objeto) más simple de manipular. Han ganado eficacia – resume el portavoz– y esto les permite hacerse cargo del aumento exponencial en el volumen de datos, en particular si no están estructurados. Con esta descripción, ¿serían útil para almacenar metadatos para un acceso rápido a la información? “Veo que lo ha entendido usted”. Muchas gracias, Ian.

Las ventajas de una base de datos NoSQL – por lo visto la clase no ha terminado – reposan sobre tres rasgos principales: la ausencia de una estructura compulsiva, un rendimiento que en la práctica roza el tiempo real, y su notable agilidad. CouchBase propone su propia solución, apoyada en un protocolo open source llamado JSON (Java Script Object Notation). La base de datos se define como “orientada a documentos”.

CouchBase Server es uno de los tres representantes de la corriente de bases NoSQL con esa orientación. En este contexto, la palabra documento no debe entenderse como un fichero de tratamiento de texto o un pdf: es una estructura de datos en la que cada documento sigue su propio esquema de campos, a diferencia de una base de datos relacional, en la que cada línea de una tabla debe tener las mismas columnas. Según Howells, que se dispone a trazar en una pizarra la genealogía de las bases de datos – aprovecha para informar que este ha sido el tema de su tesis en la universidad de Cardiff – JSON está destinado a una rápida expansión.

Para demostrar que no lo dice porque sí, cita de carrerilla los nombres de los grandes clientes de CouchBase, memorizados en orden alfabético: Adobe, Amadeus, eBay, Electronic Arts, LinkedIn, Orange, PayPal, Thomson Reuters, Vodafone, Walmart, Zynga…”y así hasta 400″.

Con estas credenciales, CouchBase recaudó el año pasado 25 millones de dólares en una segunda ronda con la que completó un total de 55 millones de financiación. “La verdad es que no necesitábamos el dinero, pero nos va a permitir proyectar nuestra actividad en Europa más allá de Reino Unido, donde estamos ahora, y expandir nuestra capacidad técnica en India”.

No es un caso excepcional. Otras dos compañías del mismo género, MongoDB y Cassandra – Howells se resiste a llamarlas competidoras – han recibido inversiones similares, casi al mismo tiempo. En este punto interviene Bob Wiederhold, CEO de CouchBase, para reconocer que la verdadera prueba para NoSQL vendrá en los dos próximos años: “si esta tecnología es tan buena como creemos, los desarrolladores que todavía trabajan con bases relacionales se verán en desventaja; lo estamos viendo en algunos verticales, con las empresas que ha nombrado Ian”.

El CEO se eclipsa, y el CMO retoma el hilo. NoSQL encuentra un terreno propicio en la movilidad. “Se calcula que un 12% de la población global de desarrolladores, es decir 2,3 millones (!) se dedican a la creación de aplicaciones móviles, y este número podría duplicarse antes de 2016, para alcanzar los 5 millones”. Este es el cálculo que hay tras el nuevo enfoque de CouchBase. Con la proliferación de los servicios web y de las aplicaciones móviles, NoSQL ha encontrado el hueco que sus ´conceptores` estaban esperando.

Esto ha llevado a la compañía a desarrollar CouchLite, una versión para terminales móviles que facilita la sincronización entre estos y un servidor residente en la nube. “Está claro que la tendencia lleva a una tremenda expansión de dispositivos con capacidad de computación y crecientes requisitos de memoria. Esto abre muchas posibilidades para aplicaciones muy intensivas en datos locales”.

CouchBase Lite no es la primera base de datos desplegable localmente para dispositivos móviles (por ejemplo, SQL Anywhere, de Sybase, hoy propiedad de SAP), pero Howells sostiene que, a diferencia de la suya, trabajan con datos estructurados que limitan su utilidad. Por el momento, CouchBase Lite está disponible en beta para terminales iOS y Android a través de descarga.

Como este es un blog que se ocupa de los negocios de la tecnología, más que de la tecnología, era inevitable hacer la siguiente pregunta: ¿pueden compañías como CouchBase y similares mantener su independencia en un sector que se caracteriza por una acentuada concentración en pocas manos? “El mercado de las bases de datos tiene décadas de existencia, y obviamente se ha consolidado, con un líder claro que es Oracle. Puestos a comparar, NoSQL se encuentra todavía en un estadio temprano, pero ha alcanzado un punto en el que puede competir con Oracle en ciertos campos muy expansivos”. Bien, pero ¿qué me dice acerca de la independencia? “Hemos dicho que esta compañía vale como mínimo 1.000 millones de dólares, y nuestra meta es salir a bolsa en el momento oportuno”.

Vale. Segunda derivada: ¿podrían los actores tradicionales – como Oracle – mucho más poderosos, entrar en este segmento? “Alguno ha intentado desarrollar un sistema NoSQL, pero para una gran compañía es mucho más difícil de lo que uno puede imaginar desde fuera”. Recurre Howells a un relato histórico: cuando Oracle era una empresa mucho más pequeña que Digital Equipment, alguien de esta propuso “matar a Oracle” y de allí salió una base de datos relacional llamada RDB, que fue un fracaso. Y de la anécdota, pasa al concepto: “los grandes vendedores de bases de datos usan una combinación de batch y tiempo real, que produce un solapamiento cuando deben compartir datos de ambos tipos. Nosotros no tenemos ese problema, porque nuestra base de datos trabaja en tiempo real”.

Los minutos pedagógicos concluyen aquí. En CouchBase creen que la industria está en medio de un giro de la concepción tradicional hacia otro, moderno, bajo la influencia del cloud. “En el futuro, veremos a Hadoop como centro de un nuevo stack de software para aplicaciones en batch, y a NoSQL cumpliendo el mismo papel en las de tiempo real. De hecho, Hadoop y NoSQL son dos factores de ruptura que están cambiando el paisaje de las bases de datos”.

Aunque Howells no lo dijo en la conversación, por esas fechas se supo que Damien Katz, fundador y diseñador original de CouchBase no se ha marchado para ocuparse de su familia – como dijo al salir – sino a Salesforce para desarrollar un proyecto de infraestructura “ridiculamente cool“, según escribe en su blog. No obstante, dice echar “terriblemente de menos” a su antigua compañía.

Lo curioso del caso Katz – y por esto viene a propósito – es que Salesforce utiliza la base de datos de Oracle para su plataforma SaaS, y el año pasado ambas suscribieron un acuerdo de cooperación plurianual. Aun así, Salesforce soporta igualmente herramientas open source, y hace tres años adquirió Heroku, una de cuyas líneas de trabajo se llama HBase. Un analista del sector ha comentado la noticia en estos términos: “en realidad, SalesForce utiliza muy poco las funciones relacionales de Oracle, y probablemente lo que busca es disponer de una alternativa propia, que le evite depender absolutamente de un socio con el que ha vivido momentos de tensión”.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons