publicidad
  4/05/2010

La nueva multiplicación de los móviles (1)

Un 21,7% de crecimiento en las ventas de móviles del primer trimestre del año debería ser una gran noticia, la confirmación de que la recesión ha terminado. Lo es, pero relativa, porque el porcentaje se calcula sobre el peor cuarto de ejercicio que se recuerde. Según IDC, entre enero y marzo se vendieron en todo el mundo 294,9 millones de unidades, comparadas con 242,4 millones del mismo período de 2009. No hay que restar mérito a la cifra, puesto que el año pasado por estas fechas se medía una caída del 16,6%. El salto, debido a las ventas de smartphones, ha tenido varias consecuencias, entre ellos un par de movimientos telúricos entre los cinco primeros vendedores.

NG69_Ventas mundiales moviles

El año pasado, los datos del primer trimestre justificaron la reticencia de los fabricantes a acelerar la presentación de nuevos productos, ante la visible contracción de la demanda. El año acabó con una desaceleración menor de la esperada, y ya entrado 2010 la actitud de la industria ha sido otra, casi con valor de exorcismo: todas las marcas han anunciado grandes planes de lanzamientos, pero pocas novedades de peso han llegado al mercado. Una valoración del conjunto de las cifras de IDC confirma que los smartphones (ver el segundo post de esta miniserie) son la categoría que inspira a la demanda y lubrica las cuentas de los fabricantes, pero esto mueve el mapa, en todos los sentidos de la palabra.

Por un lado, el desglose geográfico confirma que la región Asia/Pacífico ha sido la más dinámica, con China como principal motor. Europa Occidental sale lentamente de la recesión, mientras en Estados Unidos la demanda no se acelera, como suele ocurrir en el trimestre que sigue a la temporada navideña.

Por otro, el ranking de marcas. Nokia, líder con cierta holgura decreciente, inició el año con un 16% de incremento sobre el primer trimestre de 2009 (es decir, cinco puntos menos que el mercado total), pero los 107,8 millones de móviles despachados no alcanzaron a evitar una caída de casi dos puntos porcentuales en su cuota de mercado. Ni tampoco para mejorar su ASP (precio medio de venta), que en el primer trimestre ha sido de 155 euros comparado con los 186 euros del precedente. La aparición de nuevos modelos – especialmente el esperado N8, primero basado en Symbian Ù 3 – debería corregir esa caída, pero no antes del tercer trimestre.

Samsung sigue mordiendo gradualmente cuota a sus rivales – no sólo a Nokia – y ha pasado el listón del 20%. En unidades, ha dado en doce meses un salto del 40%, pasado de 45,9 a 64,3 millones, con lo que supera la suma de los tres competidores que le siguen. A diferencia del líder, el esfuerzo de este fabricante ha replanteado su catálogo con modelos de gama alta, consiguiendo así elevar su ASP. Queda por ver qué efectos tendrá sobre este parámetro – tanto o más importante que la cuota – el lanzamiento próximo de la nueva familia Bada, que en el lenguaje de la empresa equivaldría a “la democratización del smartphone”.

El otro fabricante coreano, LG Elecrtronics, ha tenido en estos meses un crecimiento alineado con el del mercado total, si bien probablemente otra sería su posición en un hipotético ranking de rentabilidad. Ha recortado precios y sacrificado márgenes, con el objetivo de ganar espacio en los mercados emergentes; en Europa, esa táctica no vale: LG sufre la carencia de un smartphone de verdadero relieve. Eso sí, en los próximos meses se espera un cambio de sesgo con el anuncio de varios modelos Android; la empresa promete estar entre las primeras marcas en lanzar un Windows Phone 7.

La gran novedad del trimestre ha sido la irrupción de Blackberry en el quinteto de líderes, el único de ellos con dedicación exclusiva a los smartphones y, por lo tanto, con una diferencia a favor en el precio medio. La aceptación que han tenido sus últimos modelos entre un público más joven que el habitual, puede explicar que su crecimiento (45,2%) duplicara el del mercado en su conjunto, cruzando por primera vez la barrera de los 10 millones de unidades.

La subida de BlackBerry tiene como contrapartida la bajada de Sony Ericsson (-27,6%), que pasa a ocupar la quinta posición; pero este desplazamiento no dice toda la verdad: desde el cambio de consejero delegado, la marca ha conseguido detener la sangría de ingresos, eliminando modelos de bajo precio y potenciando otros de mayor rentabilidad; en consecuencia, su ratio ASP se ha elevado un 12%. Antes del verano, pondrá en venta tres móviles nuevos – dos de la familia Xperia y un Vivaz – que deberían apuntalar esa progresión.

A partir de la quinta plaza, hay un atasco. En principio, la sexta debería corresponder a Motorola, que ha tenido un primer trimestre bueno pero tardío: el último fabricante estadounidense que queda en esta industria lleva demasiado tiempo cayendo, y resulta paradójico que su salida de la élite coincida con su mayor éxito en años, el smartphone Droid/Milestone. Sin renunciar a seguir vendiendo móviles convencionales, la estrategia “todo Android” ante todo busca ganar dinero: la empresa necesita que esta división vuelva a ser rentable antes de finales de año, para segregarla en 2011, como ha prometido a los accionistas.

Según cifras extraoficiales – IDC sólo individualiza las de las cinco primeras marcas – la empresa china ZTE habría dado alcance a Motorola en la tabla, o bien estaría a punto de hacerlo, con una estrategia opuesta, extender su presencia en los mercados emergentes. Pero también hay que apuntar que Apple, con 8,8 millones de iPhones vendidos en el primer trimestre, y un nuevo modelo en ciernes, podría no estar muy lejos de acceder al grupo de cabeza. Esta sería, por así decir, una noticia bomba.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons