publicidad
  30/03/2020

HPE cabalga la ola de ´cloudificación` de 5G

La emergente generación de redes troncales 5G tendrá su  core alojado en la nube, estarán abiertas a distintos suministradores y podrían adoptar nuevas fórmulas de pago Este es un apetitoso mercado al que Hewlett Packard Enterprise se apunta de buena gana. Y una apuesta estratégica muy oportuna: 5G Core Stack iba a ser el anuncio estrella de HPE en el frustrado Mobile World Congress, pero la cancelación del evento ha obligado a presentarlo telemáticamente. Ha sido descrito como un ecosistema ya en prueba de concepto en varios operadores, que se anticipa al estándar 5G SA (stand alone) que debería quedar aprobado a más tardar en junio, si el calendario no se tuerce.

Phil Mottram

“Para disponer de todas las posibilidades y prestaciones que ofrecen las redes 5G, es imprescindible poner el foco en las redes de telecomunicaciones abiertas”, avisa Antonio Neri, CEO de HPE, en su blog al acompañar a distancia el lanzamiento de Core Stack, transmitido desde Londres. Para HPE, la apuesta es altamente estratégica, en un momento en que se ha reavivado el interés por el core de las redes y no solamente por el acceso radio, que es el componente más notorio para el público. Los operadores, cautos con sus inversiones de capital, ven ahí la oportunidad de rebajar costes de operación de las redes y, eventualmente, de monetizar los datos que residen en el core.

Según la consultora Dell´Oro, el mercado de redes móviles troncales fue de 8.000 millones de dólares el año pasado, dominado básicamente por tres grandes: Huawei, Ericsson y Nokia. Pero hay mucha agitación en el sector. Por un lado, compañías como Samsung, ZTE, Cisco o NEC, destinan recursos para tener una oferta diferenciada. Por otro, han dado un paso al frente las plataformas de radioenlace abierto (Open RAN) con el entusiasta apoyo de operadores como Telefónica y Vodafone. En resumen, aparecen nuevos actores en una pugna hasta ahora concentrada en pocas manos.

Mientras, la industria de las infraestructura T.I. empezando por Intel, siguiendo por  Dell a través de VMware y también Microsoft (que acaba de anunciar la adquisición del especialista Affirmed),  tratan de procurarse una tajada del naciente  transformación de las telecos, pero ni será tarea fácil desplazar a los proveedores tradicionales, apalancados en la base instalada.

En lo que hoy toca, HPE ha desarrollado su propia oferta de infraestructura de telecomunicaciones partiendo desde cero, con código cloud nativo y recurriendo a la tecnología de contenedores, que hoy es lo último de lo último. Con estas armas, presume de actuar como acelerador de la implantación del nuevo estándar y de abrir a sus clientes nuevas fuentes de facturación que buena falta les hace a todos.

Cada vez está más claro que los usos empresariales de 5G van a adquirir su sentido cabal tras la aprobación de la Release 16 del estándar 5G SA. Viene al caso reconocer que las 5G Non Stand Alone  que ya están en servicio comercial aportan muy poca ventaja sobre las 4G. Son  más rápidas, pero su eficacia se diluye al tener que apoyarse en la generación anterior.

El estándar 5G NSA quedó aprobado a finales de 2018 para facilitar cuando antes el despliegue comercial de aplicaciones de consumo; estaba previsto que a finales de 2019 se aprobaría la Release 16 y durante este año podrían ponerse en marcha las primeras redes 5G SA. Sucesivos retrasos han desinflado bastante – sobre todo en Europa – el interés en sus usos empresariales, aunque los informes de GSMA informan de que en China y Corea del Sur sigue intacto el compromiso con el despliegue acelerado de 5G SA.

Era necesario este rodeo de contexto [ya se sabe que este blog no pretende ser breve] antes de abordar el anuncio de HPE 5G Core Stack. Si las circunstancias lo permitieran, las  especificaciones de la Release 16 quedarán definitivamente aprobadas en junio, por lo que los despliegues podrían, ojalá, empezar en otoño. Entretanto, la infraestructura 5G Core Stack de HPE se ha desarrollado con los criterios de la Release 16 en código nativo, al que luego incorporará los detalles de la especificación aún no conocidos.

Hay que tener en cuenta que las generaciones anteriores de redes celulares están atadas por diseño a sistemas ´propietarios` de un puñado de proveedores, mientras que las 5G han sido concebidas para sacar ventaja de las posibilidades abiertas y nativas de la nube. Esta situación es a priori ideal para entornos multivendedor.

A lo anterior ha de añadirse la acuciante necesidad que tienen los operadores de avanzar en la virtualización de sus redes para llegar a desplazar dinámicamente sus recursos entre distintos servicios finalistas. Su transformación reside, pues, en que las futuras redes sean abiertas y flexibles, para compartir unos centros de datos alojados en la nube y otros situados más cerca de los usuarios empresariales, en ese edge del que todos hablan.

En este momento, se informó durante la presentación, HPE está en discusiones con una veintena de operadores para la puesta en marcha de pruebas de su tecnología y en varios casos han pactado pruebas de concepto en laboratorio. Al parecer, el operador que lleva la delantera es el coreano SK Telecom, que en enero ha completado con éxito “la primera sesión 5G stand alone” con equipos de distintos vendedores, en primer lugar Samsung; su despliegue pionero tendría lugar en julio, a condición de que el estándar esté acabado un mes antes.

Naturalmente, los operadores no pueden menos que acoger con beneplácito cualquier iniciativa que prometa redes 5G más abiertas y desagregadas, como alternativa a las proponen Huawei, Ericsson y Nokia. Por tanto, la estrategia comercial de HPE evita lanzarse contra ese muro de competidores: ofrece su 5G Core Stack como solución preintegrada a partir de la segunda mitad del año, de forma que los clientes pueden empezar a escoger ya los elementos que querrían implantar. Con un gancho añadido, el pago por uso, mediante una variante específica para telecos de HP Greenlake.

La apertura que preconiza HPE tiene una doble acepción: por un lado, permitiría usar servidores de sus competidores y no sólo los Edgeline de la marca; por otro, deja abierta la opción de utilizar el software de virtualización de otros vendedores. “Si un operador quiere construir un core mulivendedor, la nuestra es probablemente la mejor oportunidad que hoy puede encontrar”, defiende Phil Mottram, vicepresidente de HPE y director general de la unidad de negocio Communications and Media Solutions.

Aunque HPE trabaja con cientos de operadores en la faceta más próxima a las TI [OSS y BSS] también tiene experiencia en la virtualización de redes de operadores [colaboró con Telefónica en el desarrollo de la red UNICA, el fichaje en 2019 de  Mottram ha sido un revulsivo al aportar otra perspectiva. Es su primer empleo en un vendedor de tecnología, pero ha desarrollado 30 años de carrera en operadores como AT&T, Sprint, BT, Telstra y Vodafone.

El analista Karl Whitelock, de la consultora IDC, opina que “HPE se está moviendo en la dirección correcta [con] una oferta que es una solución completa y no un catálogo de hardware con su correspondiente Según lo anunciado por Mottram, el ´ecosistema` de HPE integra herramientas de análisis y está diseñado para un elevado grado de automatización, coherente con el pago por consumo de aquellos elementos que sean necesarios en cada circunstancia.

Sería ilusorio por parte de HPE pensar que puede apoderarse de una cuota elevada del negocio. Por lo tanto, su oferta comprende funciones nativas y de terceros: Mavenir (en la que tiene una participación de capital) Affirmed (que pronto será controlada por Microsoft), Metaswitch, Casa Systems y también Samsun. El middleware y el software de orquestación serán propios, así como el hardware que plantea por defecto, su familia de servidores Edgeline. El analista Whitelock concluye: “lo que hace más interesante el planteamiento es su apertura y la opción del modelo as-a-service”.

Sin olvidar, claro, que se trata de “5G puro”, con velocidad y latencia imposibles en las redes 4G. Dijo Mottram en la presentación transmitida desde Londres: “la apertura es propia de la naturaleza evolutiva de 5G. Las redes existentes son multigeneracionales porque los servicios son prestados sobre 3G, 4G, 5G o Wi-Fi,  lo que implica que los operadores sueñan con reducir sus costes operativos y con dejar de ser cautivos de tal o cual vendedor”.

Junto a 5G Core Stack, Aruba Networks, la muy exitosa filial de HPE, especializada en redes de acceso, ha anunciado la disponibilidad inmediata de AirPass. Este sistema permite conmutar de forma automática las redes 5G con las Wi-Fi y viceversa, sin merma de seguridad ni de calidad del servicio. Cuando Air Pass se usa con Air Slice, la tecnología de Aruba mejora las prestaciones de la señal de radio y amplía la huella de la señal 5G dentro del perímetro de la empresa usuaria.

De esta forma es posible hacer llamadas Wi-Fi y conexiones gigabit con prestaciones garantizadas. Es bien sabido que las señales 5G tienen un menor radio de cobertura y una baja penetración en interiores. La tecnología de Aruba permite usar la infraestructura inalámbrica sin desplegar nuevas antenas en los edificios.

Dado que los estándares 5G soportan la agregación de canales de comunicación, tanto para las redes de acceso móvil como, las de Wi-Fi, una empresa podría utilizar los nuevos servicios que aparecerán con la técnica de transporte de la señal por capas, Network Slicing. Sería, en esta medida, otro factor de aceleración de la adopción de servicios 5G en las empresas. Miel sobre hojuelas.

[informe de Lluís Alonso]


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons