publicidad
  29/06/2020

Jonathan Davidson

VP Senior de Cisco Systems. Mass Scale Infraestructure Group

Las circunstancias importan. La entrevista con Jonathan Davidson, VP senior de Cisco Systems, estaba prevista durante el World Mobile Congress de Barcelona, acertadamente cancelado en febrero. Cuatro meses después, se presta gentilmente a recuperar la cita desde su domicilio  en California. Davidson se reincorporó a la compañía en marzo de 2017, tras un paréntesis de siete años en Juniper Networks. Dirige el Mass Scale Infrastructure Group, estructura que ha absorbido la antes llamada Service Providers Group. El cambio de nombre indica que Cisco ha identificado una creciente intimidad entre dos de sus clientelas, los operadores de telecomunicaciones y los proveedores de servicios cloud.

publicidad

Le contaré un antecedente. Hace cuatro y tres años, entrevisté sucesivamente a Kelly Ahuja e Yvette Kanouff , sus predecesores. Con una diferencia que tendrá alguna importancia: la estructura que usted dirige, se llamaba Service Providers Group. ¿Por qué era cambiar un nombre por otro que necesita ser explicado?  

[risas] Han cambiado unas cuantas cosas, además del nombre […] En su momento, Chuck [Robbins, CEO de Cisco] y yo debatimos bastante cómo rebautizar una organización que sería crucial para la estrategia de Cisco. Como director general del Mass Scale Infrastructure Group, tengo bajo mi responsabilidad una diversidad de áreas adyacentes: movilidad, comunicaciones ópticas, cable, acceso, robótica. Naturalmente, los service providers siguen siendo un componente central de nuestra clientela, pero lo mismo se puede decir de los hyperscalers, las grandes compañías de Internet y de las corporaciones de la lista Fortune 500, así como gobiernos en todo el mundo. Ninguno de esos segmentos es menos importante. En consecuencia, Service Providers Group había dejado de ser un nombre apropiado; de hecho, la mayoría ya no se identifican a sí mismos bajo ese nombre […]

Aun así, otra interpretación posible podría ser que, como Cisco no acertó a montarse en la primera ola del cloud, ha tenido que reinventar una  estructura interna

Según me han informado, usted conoce bien la compañía. Por tanto, sabré que Cisco ha reconocido con  sinceridad sus debilidades en relación con el negocio cloud […] Hemos tenido éxito con algunos clientes, pero sin llegar a desarrollar una base suficiente para aspirar a una cuota significativa en el mercado. Por esto mismo, durante los últimos tres o cuatro años nos hemos esforzado en dar una vuelta a nuestra cartera de tecnología.

¿Se refiere al catálogo de productos, que notoriamente ha cambiado en estos años?

No solamente. Hemos dedicado mucho tiempo a escuchar a los clientes, a entender sus necesidades y lo que ellos esperan de Cisco. Muchos nos han dicho que quisieran comprar nuestros productos como componentes y hemos tomado nota de que tal cosa implicaría explorar una variedad de modelos de negocio. Ahora creo que estamos empezando a ver los frutos.

Pero los telcos – o como prefiera, los service providers –  son una especie diferente de los hyperscalers, aunque ambas partes busquen un terreno común que debería ser  la llamada ´cloudificación` de las redes. ¿Usted cree que habrá una convergencia real?

Va a llevar tiempo transformar las arquitecturas y hacer que converjan los modelos de negocio. Pero estamos siendo testigos de una confluencia objetiva y sobre todo creciente entre los hyperscalers y los operadores. Son maneras diferentes, cada vez menos diferentes, de comercializar la conectividad para mejorar los servicios y ofrecer mejores aplicaciones. En este momento ya podemos apreciar el rastro de una primera oleada de acuerdos bilaterales entre empresas de uno y otro lado. Ahora bien, si me preguntara cuánto tardarán en confluir, sólo puedo decir que un plazo de cinco años los grandes proveedores de  cloud y los grandes operadores de telecomunicaciones van a tener relaciones de mucha intimidad.

[risas] ¿Ese pronóstico es el fundamento de la estrategia de Cisco?

Es una expectativa basada en la observación. Ahora mismo, con la eclosión de las redes 5G, el papel de la infraestructura está moviendo muchas piezas. Puede ser que esta inflexión adquiera diferentes formas, pero no tengo duda de que va a significar más infraestructura, más conectividad, más servicios y más aplicaciones que serán alojadas en diversas  nubes   privadas o públicas y en el edge.

Y Cisco pretende estar en el medio, imagino

El diálogo con los clientes confirma que nos necesitan y que podemos ayudarles […]

Ya que se trata de forjar una estrategia, ¿cuáles son sus instrumentos?

El instrumento número uno es la voluntad de invertir, de construir estas tecnologías. El número dos: apoyarnos en nuestra propiedad intelectual; no sólo en el silicio sino también en la conmutación óptica, porque ambos campos van a estar cada vez más cercanos; esta es una línea de actuación de Cisco.

¿La analítica de redes no está entre esos instrumentos? Me viene a la cabeza la compra de Thousand Eyes, por ejemplo

Sí, hace bien en mencionarlo. Estamos contentos de que Thousand Eyes se incorpore a la familia Cisco. Conocí a Mohit [Lad, fundador de esta compañía que Cisco ha adquirido recientemente] años atrás y sé del éxito que ha tenido entre las Fortune 500. Habría mucho que reflexionar acerca de lo que está pasando en lo que llamamos Internet […] No conozco ninguna otra compañía que esté haciendo tanto como Cisco para, además de construir su stack de tecnología, desarrollar un modelo de negocio que gira en torno a las aplicaciones. Y creo que Thousand Eyes va a ser una pieza importante para nuestra línea de network analytics.

La pandemia ha puesto a prueba la robustez de las redes y Cisco puede dar testimonio. ¿Cuál es la lección aprendida acerca del futuro de las infraestructuras de red? 

No creo que podamos sorprendernos de cómo Internet ha resistido este tráfico sin precedentes; me parece que lo más importante es el cambio profundo en los modelos de uso. Lo que a veces no se entiende muy bien es que las redes han sido diseñadas y construidas precisamente para soportar la constante migración de datos, que es precisamente lo que ha ocurrido con la pandemia: gran parte del tráfico de Internet se ha movido desde las empresas a nuestras casas, con serias consecuencias. Las redes han tenido que adaptarse para atender crecimientos globales de entre el 15% y 40% […]

Al pasar, ha mencionado 5G, un campo en el que Cisco no es un actor principal, pero ahora tiene la oportunidad de subirse al tren […]

Gracias. 5G es críticamente importante por varias razones. Ante todo, se habla de expectativas relacionadas con el ancho de banda, porque uno de los aspectos más relevantes de cada generación ha sido el permitir un ascenso en el ancho de banda. El que las personas van a tener disponible en sus dispositivos 5G será muy superior al total que tiene en su propia casa. Estamos ante un enorme cambio potencial en la conectividad. Hay que mentalizarse de que el paso de 4G a 5G no será meramente una transición tecnológica sino un nuevo modelo de despliegue que trasciende al acceso. Y con ese ancho de banda que viene, creemos que habrá de repensar toda su infraestructura, no sólo sus estaciones base como a veces se cree.

¿Se refiere a Open RAN?

En parte. Nuestra visión del acceso es que se trata de uno de los últimos ecosistemas cerrados que sobreviven en la infraestructura de red. Cisco, que no cuenta con O-RAN propia, suministra software de orquestación para facilitar el despliegue de redes abiertas; esta es nuestra contribución.

A propósito: me pregunto por qué la compañía se ha apuntado como miembro fundador de una coalición que no esconde su objetivo político.

Hay dos razones. Una es la transición arquitectónica que deberá consumar una infraestructura más abierta basada en API. La segunda razón tiene que ver con el modelo de despliegue de las redes. Estas redes tienen que trabajar juntas, para lo que es absolutamente necesario que no existan barreras innecesarias, hacerlas lo más abiertas que sea posible. Estos son los motivos de Cisco.

Me queda una última inquietud. ¿Cree que se dan en este momento las condiciones económicas – básicamente el ROI – para que los operadores consigan financiar las inversiones masivas en infraestructuras de red?

Ha quedado demostrado que la calidad y fortaleza de una infraestructura de red es críticamente importante para nuestras sociedades. Dimos por cierto que funcionaban, hasta que por una crisis sanitaria hemos tenido ocasión de comprobar que realmente podían aguantar la sobrecarga de esfuerzo mero que necesitan ser reforzadas. No creo que nadie razonable discuta la necesidad de mantener un flujo de inversión en algo que hace escasas semanas se ha confirmado como imprescindible.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons