publicidad
  7/02/2014

José Antonio Guzmán

Director de TV de Orange España

La TV de pago no ha llegado en España a ser el negocio que se imaginaba en sus inicios. Muchos factores pueden explicarlo, y cada actor tiene su argumento. La TDT en abierto tiene una gran variedad – hay quien dice que demasiada, y no está probado que sea sostenible – más que en otros países europeos. España tiene, cómo no, una dosis muy alta de piratería. Sobre todo, tiene un operador dominante, que por serlo condiciona las reglas. Dos operadores de telecomunicaciones – Movistar y Orange – además de Ono, con orígenes en el cable y estos días en el candelero, compiten con Digital +, que a su vez tiene un acuerdo de reventa con Jazztel. Vodafone se ha retirado, pero podría volver pronto.

José Antonio Guzmán

José Antonio Guzmán

José Antonio Guzmán, director del área de televisión de Orange España, cree que muchos competidores no equivalen a competencia efectiva. Cita a Portugal como modelo, donde las ofertas empaquetadas han ayudado a bajar los precios, y la penetración ha alcanzado el 75%. «No digo que en España tengamos que hacerlo igual, pero en el país de aquí al lado ha funcionado», sentencia en la entrevista que sigue.

¿Por qué Orange se mete en un negocio que, podría decirse, es lateral a su negocio, y a la vez tan competitivo?

Está bastante claro. Orange es un grupo de telecomunicaciones que despliega infraestructuras y vende servicios tanto fijos como móviles. Las infraestructuras son caras pero ofrecen un ancho de banda muy superior. La justificación de por qué tener mejores infraestructuras no es otra que la demanda de nuestros clientes. Gracias a ella aparecen oportunidades de negocio que se montan encima de nuestras redes y que hacen un uso intensivo de ellas, como es la televisión. De modo que para nosotros no es en absoluto un negocio lateral.

Por tanto, es una oferta empaquetada con otros servicios que presta Orange.

Como el grupo France Télécom ha visto en Francia y otros países europeos, la televisión es un elemento que, si se incluye en un paquete de telecomunicaciones, aporta un valor diferencial y permite aprovechar la infraestructura de fibra, de 4G o de ADSL a máxima velocidad.

Ni siquiera el operador dominante podría presumir de éxito […]

Es una apuesta muy seria, muy fuerte. Nuestro grupo ha invertido unos cuantos millones de euros en renovar el servicio de televisión, montando una nueva plataforma, y esto implica tender red, construir una cabecera y, claro está, te obliga a proporcionar contenidos a través de múltiples dispositivos. Si no estuviéramos convencidos de que podemos competir, no invertiríamos.

¿Significa que la oferta anterior de Orange TV no ha funcionado?

Sólo significa que hemos cambiado la tecnología. Teníamos una de hace siete u ocho años, y la nueva nos permite una mayor calidad, llegar a más hogares y a través de más dispositivos. Para ser competitivos, insisto.

Lo que hasta ahora tenía Orange era IPTV [televisión por Internet]. ¿En qué ha cambiado?

IPTV es sinónimo de multicast, de anchos de banda fijos; el producto es más rígido porque la distancia a la central marca el número de clientes a los que puedes llegar. Por eso pasamos a una tecnología que ya no es IPTV sino streaming adaptativo […] Me explico: quiero decir que se adapta al ancho de banda que tenga el cliente, a la mayor calidad que permita su contrato como abonado. Si tiene ADSL de 15 megas, de 10 megas o de 7 megas, puede recibir alta definición, pero si sólo tiene 3 megas, todavía puede recibir un servicio de televisión que no es alta definición pero sí comparable en calidad a la TDT. La mayoría de nuestros clientes tienen ancho de banda suficiente para la máxima calidad.

¿Cómo funciona el streaming adaptativo en distintos accesos?

Ya no es una red multicast, sino unicast redistribuída, con nodos que hemos instalado en nuestra propia red: un sistema CDN (content delivery network) que nos permite llevar los contenidos mucho más cerca del hogar del cliente.

Orange está desplegando fibra […]

Con la fibra, sin hacer cambios en la cabecera, podemos dar la máxima calidad, Full HD en su línea fija. Pero, me preguntará qué pasa con los móviles. Un cliente que esté en cobertura 3G recibirá una calidad acorde con el ancho de banda disponible, mientras que el mismo cliente en 4G va a recibir mejor calidad.

¿Cuántos clientes aspira a tener Orange TV?

Queremos estar cerca de los 150.000 antes de finalizar el 2014.

Si no estoy mal informado, es el doble de los que tenía el servicio IPTV.

Es un objetivo razonable. No tanto porque el paisaje de la TV de pago vaya a cambiar en España – no vamos a subir a una ratio de penetración como las que tiene Portugal, ya nos gustaría – sino porque vemos que las ventas de ADSL y de Canguro, nuestro producto convergente, marchan muy bien. Esto nos dice que hay clientes que lo van a contratar si les damos un paquete atractivo […].

¿Un paquete de los llamados cuadruple play?

Exactamente: ADSL, fijo, móvil y televisión.

Muchos opinan que la TV de pago no es tan buen negocio.

Depende del punto de vista. Si lo vemos desde el lado del abonado, del usuario final, la competencia es muy sana; para los operadores no tanto. En España tenemos una buena TDT, una determinada estructura del mercado, unos proveedores de contenidos, unos precios mínimos garantizados… todo junto es una barrera para hacer ofertas que sean competitivas. Y la verdad es que los operadores de telecomunicaciones tampoco nos hemos caracterizado por hacer apuestas decididas.

¿Cuál es el eslabón débil? Normalmente, debería ser el último en llegar.

Normalmente, el último en llegar intenta buscar el eslabón débil, el hueco donde penetrar. Pero con esta estructura de mercado, unos contenidos tan ricos y un operador tan implantado como Digital+ […]

¿El hueco no es suficientemente grande para la entrada de Orange?

El negocio de Orange son las telecomunicaciones, no la TV de pago. Y por eso mismo es sostenible, a las pruebas me remito… ya conoce los buenos resultados de Orange en España.

Vale, pero una cosa es la tarta, otra el bizcocho y otra distinta la guinda…

Nosotros no vendemos guindas, somos una empresa que vende tartas, pero nos consideramos la guinda [risas]. Además, siempre hay peleas por comerse la guinda de la tarta.

Me consta ¿La clave para competir está en los contenidos o en el precio?

Es complicado diferenciarse. Digamos que los contenidos tienes que tenerlos porque si no, no puedes competir. A partir de ahí, hay tres elementos: uno, cómo diferenciarse con contenidos que no te arruinen; dos, la funcionalidad es cada vez más importante; y en tercer lugar el empaquetamiento. El valor real está en el empaquetamiento, no en el precio; claro que están ligados, uno lleva al otro.

La gente echa números sobre el precio. Hoy más que nunca.

Echa números sobre todo: su factura del fijo, su factura del móvil, su factura de la tele.., suma y dice: qué barbaridad, miraré este otro que me lo da todo empaquetado. Ahí es donde entra Orange en las cuentas de la gente.

En este momento económico, la TV de pago es prescindible para mucha de esa gente.

Seguro, llevamos tiempo viéndolo.

En alguna parte he leído que Orange podría llegar a un acuerdo con Netflix en más de un país europeo […]

No me consta que Netflix quiera hacer un acuerdo con nosotros. Sé que iba a venir a España, que luego lo retrasó y ahora anuncia voluntad de acelerar nuevamente una presencia en Europa continental. Hasta ahora, su política ha consistido en estar en cuantas más ventanas, mejor, sin ambición de exclusividad. En esa medida, si Netflix viniera a España y nos propusiera estar en los servicios de Orange TV, lo veríamos. Claro que sí.

¿El modelo Netflis podría funcionar en España?

No me consta cuál es el modelo de uso o el modelo funcional que plantea Netflix […]

Lo pregunto porque Netflix ocupa un lugar extraño en la cadena de valor, al menos en los países donde está.

En España hay un caso que puede decirse es bastante similar. Digital+ Yombi tiene un acuerdo con Jazztel, pero al final este operador no tiene ningún control sobre el servicio de televisión que reciben sus clientes, porque en realidad el servicio no es suyo. En Orange hemos decidido, como política del grupo, que queremos tener control sobre nuestro servicio, y es fácil entender por qué: el cliente es nuestro, y la infraestructura es nuestra.

¿Por qué cree Orange que su tecnología es la más adecuada? ¿En qué se diferencia de la de sus competidores, Movistar TV, sin ir más lejos?

La verdad es que tengo poco insight sobre la tecnología que usa Movistar. Tenía IPTV, y lo que ha lanzado ahora es más parecido a lo que hace Orange. Pero no veo que tenga streaming adaptativo, lo que sí veo es que anuncia varias resoluciones, sin que se pueda saltar de una a otra. En cambio, nosotros empezamos en una resolución, el sistema mide la red, y si esta permite pasar a una superior, pasa automáticamente. Si no puede, se queda en la máxima posible. Lo que no quiere decir que consuma todo el ancho de banda: si alguien de la casa se pone a ver YouTube y otro a ver no sé qué, el servicio baja a una calidad inferior… eso quiere decir que es adaptativo.

¿Qué posibilidades ofrece la infraestructura de Orange?

Podemos dar servicio sobre nuestra red 3G o sobre 4G, sobre wifi o sobre ADSL, y por supuesto también sobre fibra. Sin necesidad de montar una cabecera, porque nuestro CDN sirve a una sola plataforma, la de Orange.

Se habla mucho de multidispositivos.

Desde el inicio, nuestro servicio es multidispositivo. Somos una compañía convergente que tiene una red fija y una móvil; nuestros clientes han aceptado muy bien la oferta Canguro. Damos servicio de televisión vía PC, vía smartphone o tableta – tanto iOS como Android – y dentro de poco lo tendremos también para Smart TV en televisores conectados. Nos ha sorprendido lo rápido que los clientes de Orange TV han instalado las aplicaciones en sus tabletas y smartphones de los markets de Android y Apple en cuatro meses y, lo que es más importante, con consumos de televisión crecientes en dispositivos móviles. Las encuestas dicen que es una ventaja muy valorada.

¿Cuál es la política de precios de Orange?

Canguro ya existía antes de la oferta de Orange TV. Hay dos tarifas básicas, a 35 y 45 euros, y por encima el precio del servicio de televisión, 10 euros más. Sin promociones y para siempre, con acceso a 30 canales, 15 de ellos en alta definición, y muchas otras funcionalidades… nadie ofrece tanto por 10 euros.

¿La TV es un suplemento exclusivamente para Canguro?

No, también está disponible para los clientes que sólo tienen ADSL, y lo hacemos extensivo a quienes sólo tienen móvil.

¿Mejora la oferta de fibra que promueve Orange?

La pone en valor, claro que la pone en valor.

¿Cómo ha cambiado la tecnología y hacia dónde va?

En IPTV ya hubo un cambio para utilizar multicast por un par de cobre. Ha habido cambios en todo lo que es la distribución y la codificación. Nosotros pasamos a MPEG 4, que con la mitad de ancho de banda daba la misma calidad. Ahora seguimos con MPEG 4, lo que pasa es que alcanza velocidades más altas. Y el cambio fundamental es el streaming adaptativo. ¿Cuáles son los próximos cambios de la tecnología? Vamos a MPEG 5, a disminuir otra vez a la mitad las necesidades de ancho de banda para distribuir el mismo contenido. Por otro lado, hablar de TV es hablar de 4K, por lo que ese ahorro de ancho de banda podría usarse para duplicar la resolución. Para eso hace falta más que un cambio tecnológico, un cambio en todos los elementos de la cadena, desde los productores a los elementos de grabación, los codecs, los elementos de transmisión, los players en los distintos equipos… Todo tiene que cambiar, y a su debido tiempo todo va a cambiar.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons