publicidad
  10/02/2011

Datos y vídeo móvil, como la espuma

Impresionante, aunque previsible. Previsible, pero aun así impresionante. El tráfico mundial de datos móviles se multiplicará por 26 en los próximos cinco años, alcanzado un total de 75 exabytes anuales en 2015, según la última edición del estudio Visual Networking Index, publicado por Cisco. Para que sirva como referencia: equivaldría a 75 veces el tráfico total de datos (fijos y móviles) que circularon por redes IP el año 2000. Asimismo, es un incremento sustancial sobre la previsión de hace sólo un año, cuando Cisco pronosticó 40 exabytes en 2014. La mayor parte del incremento se explica por los contenidos de vídeo, que en 2015 representarán el 66% del tráfico de datos móviles.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

Por tercer año consecutivo, el tráfico de datos por las redes móviles casi se triplicó en 2010 (2,6 veces), a pesar de la crisis del consumo y como una consecuencia de la introducción de tarifas planas, que incentivan el uso, pero empiezan a crear problemas a los operadores. Hay un desplazamiento del tráfico de datos de las redes fijas a las móviles, apunta el estudio. El vídeo, que en 2010 acaparó el 49,8% del total del tráfico de datos móviles, subirá este año al 52,8%, y se acelerará hasta el 66% en 2015, año en el que, de los 6,3 exabytes mensuales que circularán por las redes móviles, 4,2 exabytes se deberán al vídeo.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

Este crecimiento va en paralelo con la evolución de los dispositivos. En primer lugar, el auge de los smartphones: el tráfico medio por dispositivo ha pasado en un año de 39 Mb a 79 Mb mensuales. Pese a que esta categoría representa el 13% de los móviles en uso [526 millones de unidades], su participación en el tráfico de datos llega al 79% del total. Pero este paisaje cambia drásticamente cuando entran en el cálculo las tabletas: el informe de Cisco estima que 2010 se cerró con unos 3 millones de tabletas conectadas a las redes móviles, y que cada una generó un tráfico cinco veces superior al de un smartphone típico.

A propósito de las tabletas, en 2015 generarán tanto tráfico como todo el que circuló por las redes móviles el año pasado. Pero, al mismo tiempo, sorprende comprobar que la cantidad de ordenadores portátiles que se conectan a redes móviles sea tan bajo, 94 millones, cada uno de los cuales con un tráfico 22 veces superior al de un smarphone: 1,7 Gb por mes. La moraleja está clara: la convergencia multiplica las exigencias de capacidad de las redes.

Bajo esta retahila de estadísticas sosas, en el informa subyacen detalles sabrosos, como este: a principios de 2010, el consumo medio de los iPhone era cuatro veces superior al de cualquier otra plataforma de smartphone, pero al acabar el año los Android se acercaban a ese nivel de uso, en proporción 1:1,75. La paridad, como poco, no está lejana.

Los autores del informe reconocen haberse quedado cortos en la edición anterior, en su apreciación sobre 2010. Y la razón está en que calcularon un 22% de incremento en el número de smartphones, pero la realidad los ha superado: según estimaciones de Informa Telecoms & Media, el aumento ha sido del 32%. Una diferencia que no es ociosa, puesto que los 121 millones de smartphones bajo sistemas operativos iOS y Android ya representan el 23% del total de la categoría.

En 2015 habrá un dispositivo móvil per capita: 7.100 millones si se incluyen los módulos de comunicación entre máquinas (M2M), para una población mundial estimada en 7.200 millones de habitantes. Estos elementos adquieren sentido si se comparan con el estado de las redes encargadas de servir ese incremento de tráfico. El estudio calcula que la velocidad media de las conexiones será diez veces mayor, pasando de 215 kbps en 2010 a 2,2 megabits por segundo en 2015 o, dicho de otro modo, un incremento acumulado del 60% cada año.

El nuevo mix de dispositivos, con la aparición del iPad y sus competidores, así como la migración de tráfico de las redes fijas a las móviles, son los dos factores por los que se espera un fuerte crecimiento en 2011. En sentido contrario deberían jugar dos medidas que los operadores han empezado a aplicar: la reconversión de sus tarifas para modularlas según el uso, y el alivio de la carga que pesa sobre sus redes móviles promoviendo el uso de conexiones wifi.

El problema, que merecerá otro día un post por separado, se resume en que el 20% de los usuarios de datos móviles generan el 82% del tráfico, y de ellos, el 1% es responsable del 29% del total. Lo que significa, normalmente, que el restante 80% de los usuarios, que generan el 18% del tráfico, se ven expuestos a sufrir pérdidas de calidad en su conexión. Pasando de los porcentajes a la magnitud de uso, el 1% de usuarios más intensivos consumen 5,6 Gb por mes, mientras la media de todos los usuarios es de 175 Mb por mes. El tsunami de datos móviles que anuncian las cifras del primer párrafo, podría trasmutarse en apocalipsis para las redes. He ahí la moraleja.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons