publicidad
  19/09/2013

Los discos duros, por las nubes

No, el titular no significa que los discos duros han subido de precio. Todo lo contrario: han vuelto a bajar tras una fase alcista. Este sector, tan peculiar como el que más, ha tomado nota de las nuevas corrientes; en una palabra: la nube domina todas las estrategias. Que no son muchas, en un mercado configurado como un duopolio entre Western Digital (45%) y Seagate (42%). Dejan el resto principalmente a Toshiba, muy por detrás. Las inundaciones de Tailandia, que en 2011 desestabilizaron la balanza y dieron ventaja temporal a Seagate, ya son historia. Los acuerdos que cada uno hizo para salvar la situación están expirando, los precios han caído y la rivalidad está al rojo vivo.

Aquel desastre natural será recordado como el quebradero de cabeza más doloroso por compañías que tenían (y tienen) localizada en el sureste de Asia la mayor parte de su producción. Hoy sufren otros dolores, los provocados por la caída de ventas de los PC, que acumulan cinco trimestres seguidos a la baja, y que han impactado severamente, si se tiene en cuenta que representan el 60% de los ingresos de la industria. La escapatoria está en la nube, dictaminan los analistas y las propias compañías. Es cierto: cada vez se venden menos PC, pero la cantidad de información se duplica cada dos años, y el número de discos necesarios para guardar los datos crece entre el 20 y el 30%.

publicidad

Ante esta tesitura, la estrategia es previsible: volcarse en la venta de discos duros para almacenar datos a gran escala, un negocio que por cierto tiene menos márgenes que el que permiten los PC. De momento, no hay motivo para preocuparse por la competencia del almacenamiento en estado sólido, que según un informe de Piper Jaffray será entre tres y seis veces más caro hasta 2016.

En las últimas semanas, Western Digital presentó su nueva gama de productos WD Red, unidades de disco duro para entornos NAS con las que pretende satisfacer necesidades de las pymes. Un informe de IDC postula que «los sistemas NAS continuarán experimentando un fuerte crecimiento durante el período de previsión (hasta 2015), impulsado por un importante cambio en las implementaciones de almacenamiento hacia sistemas IP conectados». Nuevamente, la nube aparece en el horizonte.

La empresa que parece mejor situada en este panorama es Western Digital, cuya capacidad de producción es mayor que la de Seagate, aunque las dos se miran de cerca. En el haber del líder hay que sumar la compra de la división Global Storage de Hitachi en 2012 y otras adquisiciones posteriores con las que expande sus miras: Stec – orientada a los discos de estado sólido – por la que pagó 340 millones de dólares, y VeloBit, que ofrece software para mejorar las memorias flash. En estas operaciones puede apreciarse el juego a dos bandas de la compañía. No se puede quedar fuera del estado sólido, pero mientras este mercado madura no está de más aprovechar las oportunidades que se le presentan.

El plan de Western Digital contempla dedicar más de 1.000 millones de dólares a reforzarse en la tecnología flash, un movimiento muy agresivo cuya última manifestación es la compra de Virident, por la que ha aceptado pagar 685 millones, birlándole la novia a Seagate, que había contribuído con 40 millones en enero esperando llevársela al huerto. Antes, en marzo, había adquirido Skyera, una startup también especializada en la tecnología flash. Se deduce algo que no sorprenderá a los lectores de este blog: el almacenamiento flash está muy lejos de reemplazar a los discos, pero es un negocio cada vez más competitivo y lo será cada día más. Se hace difícil llevar registro de todos los movimientos que se han producido en los últimos meses.

El punto débil de WD es garantizarse un suministro estable de semiconductores: no sería fácil contar con Toshiba – que sí tiene esa capacidad – porque está asociada con SanDisk, un competidor menor pero competidor al fin. Seagate no tiene ese problema por su acuerdo de largo alcance con Samsung.

Por tanto, la condición de líder del mercado no es precisamente un lecho de rosas. En plena reestructuración, mientras digiere las empresas que se ha llevado a la boca, Western Digital ha visto caer su beneficio trimestral casi un 44%. Sin embargo, los resultados han sido mejores que los esperados por los analistas. Y el número de discos duros vendidos fue de 59,9 millones de unidades frente a los 71 millones de hace un año. No es diferente a lo que ocurrió a Seagate, con una caída de 65,9 millones a 53,9 millones y con un beneficio que se redujo casi en dos tercios en un año.

Nadie se alarma; al menos, en Western Digital se lo toman como un período de transición. Es la definición de su CEO, Stephen Milligan, durante una reciente visita de este blog a la sede californiana de la compañía. Aunque pudieran interpretarse negativamente, Milligan insistió en que esas cifras reflejan la expansión del mercado, consecuencia del auge del cloud en su vertiente de nubes privadas. El CEO hizo hincapié en uno de los hilos que se están moviendo, las necesidades de información de las pequeñas y medianas empresas.

La visita había sido concertada con Arkeia, conocida de otros viajes, pero entretanto esta compañía pasó a ser filial de Western Digital, y la conversación cambió de eje: Arkeia ha pasado a ser la división de WD a cargo de este segmento de mercado. La cuarta generación de su appliance para backup de red permite crear una nube on premise, concepto que da más confianza a este tipo de cliente.

Está previsto que la demanda de la pequeña y mediana empresa va a crecer un 20% anual, según los antiguos directivos de Arkeia; ilustraron su pronóstico con un ejemplo del mercado estadounidense que puede ser igualmente válido en Europa: la migración de los sistemas de vigilancia analógica a la tecnología digital. La gran masa de información que generan las cámaras del pequeño comercio requiere un almacenamiento que hasta ahora no necesitaban.

Los principales competidores en el mercado de los discos duros tienen por delante el reto de diversificar su oferta para reducir drásticamente su dependencia de los PC. Paralelamente, la consolidación de la industria no puede ir más lejos, de modo que una vez asumida esa transición, suponen que sus márgenes van a mejorar gracias a las nuevas áreas.

[informe de Pablo García-Bejerano]


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons