publicidad
  12/01/2011

Cae otra pieza en la cúpula de Microsoft

Bob Muglia se va de Microsoft tras 23 años de carrera, y esto requería una explicación. El hasta ahora presidente de la división Server and Tool Business (STB), la rama más rentable de la compañía, dejará su puesto el próximo verano. Al informar de una decisión en un mail al personal, Steve Ballmer no ha intentado fingir que se trata de un gesto espontáneo; escribe: “es simplemente el reconocimiento de que todas las empresas tienen ciclos, y necesitan diferentes talentos para cada ciclo”. De inmediato, han surgido dos interpretaciones, que podrían titularse como “Steve renueva el equipo” o “Steve suelta lastre”. Elija cada cual la que mejor corresponda a su imagen de los personajes.

Bob Muglia

Bob Muglia

Con veracidad o sin ella, se ha dicho que ambos hombres discrepaban acerca del modo de llevar adelante la estrategia de cloud computing. Sin embargo, en su mensaje de despedida, Muglia lo desmiente así: “me he comprometido a fondo con la oportunidad que cloud computing representa para los próximos años, y he disfrutado de mi papel como líder de ese nuevo negocio”. Cuando Ray Ozzie, inspirador de esa estrategia, abandonó su puesto de arquitecto jefe – amortizado desde entonces – ya se comentó que había defendido la necesidad de una unidad de negocio encargada de comercializar Azure, pero Ballmer prefirió encomendar esa misión a la división STB, y por tanto a Muglia.

No hay suficientes elementos cuantitativos para saber si Azure ha sido un éxito, pero salta a la vista que cloud computing es la gran apuesta estratégica y por tanto, la marcha de Muglia indicaría que algo no funciona como el CEO esperaba. Aun así, la división que dirigía ha sido calificada como “el tercer hijo” de Microsoft: los dos mayores – Windows y Office – han crecido mucho, pero STB es el que trae más dinero al hogar. En el pasado ejercicio, su facturación fue de 15.000 millones de dólares con un beneficio operativo de 5.500 millones, un 12% de crecimiento. Los analistas pronostican que el trimestre cerrado en diciembre ha sido brillante. Si algún reproche puede hacerse a su gestión es que el software Hyper V no ha hecho mella en el dominio de VMware sobre el mercado de la virtualización.

La partida de Bob Muglia se inscribe en una serie de pérdidas en el estado mayor de Microsoft, por distintos motivos y circunstancias. Antes que Ozzie, Kevin Johnson se convirtió en presidente de Jupiter; Chris Liddell, director financiero, aceptó ocupar el mismo cargo en el rescate de General Motors; Robbie Bach, presidente de la división Entertainment & Online, se marchó para “mejorar su handicap de golf”; y recientemente Stephen Elop se convirtió en CEO de Nokia. Negar que algo está ocurriendo sería insensato. O tal vez pueda explicarse por la teoría de los ciclos.

Precisamente, un rumor en Wall Street insiste en atribuir estos movimientos a una eventual caída de Ballmer, que difícilmente cumpliría su propósito de seguir hasta 2018, como alguna vez dijo. Según algunos, estaría rejuveneciendo la cúpula para atar la sucesión; según otros, corta de raíz las discrepancias para mantenerse en el cargo. Desde luego, un blog que se escribe tan lejos de Seattle, sólo puede dejar constancia de que esa especulación existe; noticias como la de ayer la expanden.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons