publicidad
  8/04/2010

Novell gana, pero sigue perdida

El veredicto ha favorecido a Novell en el proceso que en 2003 le iniciara SCO acerca de la propiedad intelectual sobre el venerable sistema operativo Unix, pero el beneficiario no ha podido celebrar su victoria porque, en ese preciso momento, se ponía en duda su posibilidad de sobrevivir como empresa independiente. Y esto, necesariamente, proyecta sombras sobre el mercado de Linux y genera incertidumbre entre el movimiento open source. El enredo tiene demasiados protagonistas y personajes secundarios, intereses cruzados y contradictorios: IBM, HP, Oracle e incluso Microsoft son mencionados como candidatos a comprar el segundo proveedor de Linux. Pero, ¿les interesa?

NovellHovsepianEl verdadero objetivo de SCO – en fase de liquidación por quiebra – no era la eventual recuperación del copyright sobre Unix, sino reivindicar sus derechos para litigar contra las empresas que soportan las variantes comerciales de Linux, especialmente IBM, sujeto de otra demanda. “La decisión es buena para Novell, para Linux y para la comunidad open source”, ha declarado Ron Hovsepian, CEO de Novell. Pero la decisión llega en mal momento, dos semanas después de rechazar una oferta de compra presentada por un grupo inversor ya accionista, por entender que los 2.000 millones de dólares ofrecidos infravaloran la compañía y sus perspectivas de crecimiento. Queda la sospecha de que el propósito de la oferta era trocear la empresa.

El consejo de Novell se declaró abierto a escuchar otras ofertas, entre varias alternativas destinadas a “proteger a nuestros accionistas”. Si se toman al pie de la letra estas palabras, habría varios gigantes de la industria potencialmente interesados en adquirir la compañía o parte de sus activos. El rumor más raro, pero no inverosímil, atribuye esa intención a Microsoft, unida a Novell por un acuerdo negociado en 2006 por Hovsepian y Steve Ballmer, por el que comparten licencias en entornos mixtos Windows+Linux. Tras quince años dándose de cabeza contra la fortaleza de Microsoft, Novell optaba por la colaboración; tras haber calificado a Linux de “cáncer”, Microsoft se allanó a una tregua pactada hasta 2012.

La fórmula ha funcionado satisfactoriamente en unos 400 clientes comunes, y por primera vez desde que compró SuSe en 2003, Novell ha empezado a ganar dinero con su negocio de Linux. Por su parte, en los últimos tiempos Microsoft ha dado muestras de flexibilizar su política hacia el software open source. Sería mucho suponer que llegara al extremo de comprar el segundo proveedor de Linux, pero cosas más raras se han visto. La única razón imaginable sería evitar que Novell fuera absorbida por sus rivales Oracle o IBM.

Tampoco estos tendrían fácil la operación. Para Oracle, en plena asimilación de MySQL, incorporar Linux a su oferta sólo tendría este sentido: ´si van a comprarlo a un competidor, prefiero que mejor me lo compren a mí´. IBM, tiene una estrategia Linux muy notoria, pero la ejecuta mediante su alianza con RedHat, rival de Novell. Menos problemática sería para HP – que también trabaja con RedHat – pero no resulta evidente que el control de un sistema operativo fuera una ventaja para sus proyectos en los servicios. No acaban aquí los supuestos candidatos, pero al final queda flotando la impresión de que todos, cada uno por sus motivos, preferirían que Novell pueda seguir haciendo su vida.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons