publicidad
  29/06/2009

Oracle y Sun, aguardan la luz verde

Para el próximo 16 de julio ha sido convocada la junta de accionistas de Sun Microsystems, en la que no se esperan contratiempos para aprobar la oferta de compra que ha presentado Oracle por valor de 5.600 millones de dólares. Será necesario que pase otro mes, como mínimo, para que se pronuncie el departamento de Justicia de Estados Unidos, y se supone que si este dictamen fuera favorable no habría motivos para que la Comisión Europea no diera también su luz verde a la operación. Sólo el tiempo dirá  con más precisión qué se propone exactamente Oracle y a qué  ritmo podrá digerir una adquisición que difiere de todas las anteriores que ha acometido.

En principio, los escollos no son de naturaleza regulatoria. La empresa que dirige Larry Ellison ha integrado sin mayores trastornos PeopleSoft, BEA y Siebel, además de otras presas menores, pero Sun es un caso aparte, entre otras cosas porque en la dote incluye un potente negocio de hardware.
Parece relativamente fácil para Oracle asimilar el catálogo de software de Sun, en el que sobresalen tres capítulos:

  • Java no es sólo un estándar que Oracle – y sus competidores – está habituada a usar, sino que resulta ser un componente clave de su oferta de middleware. Gracias a esta adquisición, podrá reforzar su producto Fusion, pero también asoman conflictos potenciales con la comunidad de desarrolladores en Java, celosa de una independencia que Sun supo gestionar pero no rentabilizar.
  • Solaris es una plataforma clave para Oracle y, lo mismo que para Sun, un arma de combate contra Microsoft como alternativa a Windows Server. Ellison comparte esta visión, y en este caso no debería tener mayores inconvenientes para entenderse con los desarrolladores. O quizás sí, nunca se sabe. La misma lógica puede aplicarse al caso de OpenOffice, producto al que Sun no pudo dedicar la atención que  merecía y que, debidamente tratado, podría ser un activo valioso para Oracle en su antagonismo con Microsoft.
  • MySQL, la base de datos de código abierto, es probablemente la joya de Sun, y quizá la clave del alto precio que Oracle ofreció por la compañía. Pero es también un reto cultural, porque compite con su propia base de datos, y en esto parece centrarse la revisión de los reguladores. Nuevamente, como ocurre con Java, MySQL podría servirle para apalancarse contra Microsoft, dominante gracias a SQL Server.

Larry Ellison ha sido durante décadas el campeón en el deporte de comprar compañías a precios que otros no hubieran aceptado pagar y, una vez digeridas, ha sabido multiplicar su rentabilidad. Pero todas sus conquistas eran compañías de software; por esto, la cuestión más vidriosa de la compra de Sun reside en el hardware. Ningún analista ha explicado convincentemente qué interés tendría en hacerse cargo de la línea de servidores que Sun diseñaba con su propia arquitectura y marca (y cuya fabricación contrataba a Fujitsu). ¿Es necesario – como parece creer Cisco – estar presente en la venta de servidores para no perder comba en el ascendente negocio de la virtualización? Sería vano esperar que Ellison explique sus intenciones. Otro aspecto, sólo en apariencia marginal, es el hardware de almacenamiento: Sun acertó en su momento con la compra de StorageTek pero luego no supo muy bien qué hacer con ella, ¿se la quedará Oracle?

Estas son preguntas que sólo podrán responderse una vez que las autoridades despejen la incógnita regulatoria y Oracle pueda actuar en consecuencia. La mayoría de los analistas sigue convencida de que Oracle encontrará una fórmula para evitar que la herencia de hardware deprima los cómodos márgenes de que disfruta gracias al software.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons