publicidad
Advertisement
  2/11/2010

Una, dos, tres…todas las pantallas

Varios meses de confrontación verbal con Apple en torno al veto de Steve Jobs contra Flash han sido, al fin de cuentas, estimulantes para Adobe. Por un lado, le han ayudado a rodearse de aliados con los que comparte el disgusto por la estrategia de aquella; por otro, le han proporcionado un buen motivo para acelerar sus planes de lanzamiento de nuevos productos. Estas dos circunstancias se han puesto en evidencia en la conferencia anual de desarrolladores MAX, que Adobe reunió la semana pasada en Los Angeles. El plato fuerte fue el anuncio de AIR 2.5, versión renovada de su entorno runtime, destinada a cubrir toda la gama de dispositivos existentes, y algunos por venir.

AIR fue creado en 2007 con la vocación de suministrar una herramienta para el desarrollo de aplicaciones y contenidos comunes a  distintos dispositivos, pero sólo ahora alcanza realmente esa diversidad, al soportar la mayoría de los sistemas operativos para móviles (con la obvia excepción de iOS y otra remediable, de Windows Phone 7). Anup Murarka, responsable de la plataforma Flash, ha comentado: “finalmente, la oportunidad se ha convertido en realidad”. La nueva versión incorpora funciones características de los smartphones de última generación, puesto que soporta acelerómetro, cámara, reconocimiento gestual y geolocalización. Por otra parte, varios fabricantes se apoyarán en AIR 2.5 para arropar sus futuras tabletas, con las que van a competir contra el iPad, así como e-readers y – una primicia – televisores conectados a la web. Estos últimos serán probablemente un poderoso campo de atracción para los desarrolladores, y Samsung será la primera marca de electrónica de consumo que presente, a comienzos de 2011, uno o más televisores con este software preinstalado.

Otra noticia relevante de MAX fue el anuncio de que Flash 10.1 ya ha sido instalado en 10 millones de dispositivos móviles. Según Kevin Lynch, Chief Technology Officer de Adobe, es el reproductor que más rápidamente se ha extendido en el mercado: ya lo llevan un 73% de los PC. Sin embargo, en los últimos tiempos se ha hablado mucho de una supuesta dicotomía entre Flash y HTML 5. Apple, cómo no, ha sido el impulsor de esa postura, y como era previsible ha arrastrado a numerosos desarrolladores. Incluso Microsoft ha sugerido que relajará su compromiso con Silverlight (concebido como su alternativa a Flash) para a cambio potenciar HTML5. Se entiende así que Kevin Lynch pusiera tanto énfasis en negar que exista contradicción alguna: el avance de HTML5 – dijo – está inscrito en los planes de Adobe, y no niega la necesidad de usar Flash para manejar las interacciones. Lo que importa es que Adobe ha presentado una herramienta propia, Edge, para la creación de contenidos interactivos en HTML5.

Adobe tiene que acompañar la evolución del mercado hacia los servicios cloud. Este es el sentido del preanuncio de Digital Publishing Suite, un conjunto de servicios y visores que permitirán a los editores de publicaciones crear, producir, optimizar y vender sus contenidos digitales directamente a los consumidores o a través de tiendas online. Esta suite en la nube conjuga los productos clásicos de diseño y entrega de publicaciones web – que forman parte de CS5 – con la tecnología de comercio electrónico y herramientas de análisis, lo que equivale a tender un puente entre la edición impresa y la digital, decantándose por las nuevas plataformas móviles (tabletas). Y esto se venderá como servicio, mediante pago de una cuota mensual que deberían pagar los editores de esas publicaciones. 

Tercer anuncio de relevancia: Adobe pondrá en marcha inMarket, un sistema multiplataforma para la distribución de aplicaciones AIR a través de distintos sistemas operativos y tiendas de aplicaciones. La idea es que un desarrollador o editor no tenga necesidad de multiplicar su oferta en distintas tiendas online sino que pueda disponer de algo así como un canal mayorista, para estar en condiciones de adaptarse a la vertiginosa proliferación de este mecanismo comercial. El primer adherente será Intel, que en fecha reciente anunció su propia tienda AppUP; Acer podría ser el siguiente, y así hasta una decena de fabricantes estarían comprometidos con la iniciativa.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons