publicidad
  27/05/2011

Windows Phone, esperando a Nokia

Era evidente para cualquiera que la plataforma de Microsoft para móviles necesitaba un revulsivo urgente. Este es el único sentido posible de anunciar nada menos que 500 nuevas funciones de un sistema operativo que, en realidad, no estará disponible hasta octubre. La radical actualización que hasta ahora se ha conocido como Mango, evita expresamente mencionar numerales, pero los comentaristas se inclinan por bautizarlo Windows Phone 7.5, con lo que dan a entender que su misión es mantener el rescoldo hasta la llegada de Windows 8, que no ocurrirá hasta que Nokia, nuevo socio preferente de Microsoft, concluya el desarrollo de sus smartphones para esta plataforma.

María Garaña

María Garaña

Microsoft da un paso importante al ampliar la nómina de fabricantes que adoptan su sistema operativo. De los cuatro originales –Dell, HTC, LG y Samsung – el primero se ha dado de baja (o, al menos, su nombre no se menciona), pero entran otros que pueden contribuir a la expansión geográfica: Acer, Fujitsu y ZTE. Todos a la vez, presentarán en octubre la segunda generación de hardware Windows Phone. Andy Lees, vicepresidente de Microsoft a cargo de la división Mobile, ha dejado caer esta frase: “habrá más oportunidades para que los vendedores de hardware puedan diferenciar sus productos”. Al inicio de la vida de esta plataforma, ya se prometió que no todos los modelos serían de alta gama, pero esa promesa no se ha materializado hasta ahora, lo que puede haber sido un obstáculo para lograr una mayor penetración.

Gartner ha estimado que entre enero y marzo de este año se vendieron en total 100,7 millones de smartphones, de los que sólo el 3,6% llevaban un sistema operativo de Microsoft (es decir que, con casi la misma cifra absoluta, 3,6 millones, su porcentaje se ha reducido la mitad en un año, mientras los competidores crecían). Lo más llamativo del caso es que del `olvidado´ Windows Mobile 6.5 se han vendido más unidades que del nuevo Windows Phone 7: 2 millones y 1,6 millones, respectivamente. Como es natural, Microsoft no comenta estas cifras, pero cuadran con el único dato oficial que sí reconoce: la venta de 2 millones de licencias a los fabricantes que la acompañan en este viaje.

En este contexto de mercado, las novedades que introduce Mango son numerosas: quinientas. Claro está que era imposible mostrarlas todas en una presentación a la prensa, por lo que los periodistas sólo han visto una veintena. En los próximos meses, se irán conociendo las restantes, pero ahí queda lo fundamental: desde el primer momento, Microsoft ha puesto énfasis en la integración de las aplicaciones que son clave para la funcionalidad de los móviles de su plataforma, además de la posibilidad de acceder directamente a datos y programas desde la pantalla, sin necesidad de navegar por una estructura clásica de menús. Este enfoque se profundiza en Mango.

“Ponemos al usuario en el centro, no el sistema operativo, al ofrecerle un conjunto de experiencias en torno a un interfaz que requiere pocos pasos y ha sido diseñado para ser sencillo de usar”, dijo María Garaña, presidenta de Microsoft Ibérica, durante la presentación en Madrid. En efecto, el interfaz de Windows Phone 7, muy elogiado en su día, ha sido pulido en la nueva versión, y pone aun más el acento en la integración de las aplicaciones en las ventanas vivas (tiles o teselas) del interfaz.

Mango estará disponible como actualización para su descarga gratuita por los usuarios de la primera generación, sólo cuando aparezca la segunda. Y aquí aparecen dos interrogantes relativos al timing. Dando por sentado que el método de Microsoft es la mejora constante, ¿es este el momento idóneo para anunciar mejoras relevantes que los usuarios no podrán experimentar hasta cinco meses después?, ¿por qué correr el riesgo de crear expectativas que podrían matar la demanda de los modelos que ahora mismo están en el mercado? Es de suponer que Microsoft tiene asumidas las respuestas, pero es prácticamente seguro que se venderán pocos WP7 de aquí a octubre.

Como ejemplo de cómo Microsoft combina continuidad e innovación, María Garaña desglosó las novedades en tres capítulos: comunicaciones, aplicaciones y experiencia web. Sin entrar aquí en detalles específicos, ajenos a la vocación de este blog, en el primer capítulo destaca la integración entre SMS, Messenger y el chat de Facebook , y la posibilidad de unificar en un buzón las cuentas de Hotmail y Gmail aislando el correo personal del profesional. 

En el frente de las aplicaciones, Windows Phone se adelanta a sus rivales con el concepto de multitarea, incluye una versión actualizada de Office y, en los próximos meses, incorporará el servicio de audio y vídeo conferencia de Skype, adquirido el mes pasado por Microsoft (para entonces, los dispositivos deberían contar con cámara frontal). El hub Xbox, un rasgo distintivo de esta plataforma, ha sido remodelado para mejorar sus componentes sociales: los Windows Phone serán los únicos smartphones con capacidad para juegos de una calidad muy superior a la mediocridad que abunda para el iPhone y la familia Android. La experiencia web se apoya en dos pilares: el navegador Explorer 9 – no una versión aligerada sino el mismo que para PC – y Bing, que según Microsoft borra las fronteras entre buscador y aplicaciones.

Estratégicamente, otro paso relevante es la extensión a nuevas áreas lingüisticas, que facilitará acuerdos con más operadores y abrirá mercados a los fabricantes. Con la suma de factores, tanto IDC como Gartner han estimado que Windows Phone podría ser una de las tres plataformas más vendidas en 2015. La hipótesis se basa, explícitamente, en la aportación de volumen que pueda hacer Nokia, que ha jugado su futuro a la alianza con Microsoft. A este respecto, la analista Carolina Milanesi, de Gartner, opina que esto no tiene por qué perjudicar a los otros fabricantes, para los que la adopción de Windows Phone aliviaría de una excesiva dependencia de Android.

A todo esto, ¿para cuándo el primer Windows Phone de Nokia? Jo Harlow, vicepresidenta de la compañía finlandesa, acaba de declarar que llegará antes de lo previsto, este mismo año y que, tras el primero vendrán otros en 2012, a un ritmo que «podría ser de uno cada dos meses o uno cada tres meses, dependiendo de las circunstancias»


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons