publicidad
  16/11/2012

16Nov

Después de los mediocres resultados de otros gigantes del sector, los de Cisco llovieron esta semana como una sorpresa que – según el ánimo con que se lean – invitan a rebajar el pesimismo. La mayoría de los analistas preveían ingresos trimestrales inferiores a los publicados, y aventuraban que el único factor positivo serían los beneficios obtenidos gracias a las iniciativas de recorte de costes. En la práctica, no ha sido así: los ingresos crecieron un 5,6% sobre el mismo trimestre del anterior año fiscal, hasta 11.900 millones de dólares. En este cuadro, los 2.840 millones generados por Europa se han mantenido planos, con una ligera mejoría secuencial, que ya es algo (o mucho, tal como están las cosas a este lado del Atlántico).

John Chambers, CEO de la compañía, no dejó pasar la ocasión de señalar que sus competidores han publicado resultados peores y rebajado las expectativas para el próximo trimestre. Cisco, en cambio, contempla un crecimiento en el rango del 3,5%-5,5% por ciento. También volvió Chambers a uno de sus temas favoritos últimamente: Cisco es un IT player, cuyo futuro no depende sólo del networking. El negocio de datacenter ha crecido un 67%, aunque la verdad verdadera es que 417 millones representan todavía una proporción muy baja de la cifra total.

Según se informó a los analistas, la línea de servidores UCS ya ocupa la segunda plaza en el mercado de x86 en formato blade en EEUU, y la tercera a escala mundial. Habrá que esperar a que las consultoras confirmen ese asombroso avance en tan poco tiempo. Segundo caballo de batalla: wireless. Chambers anunció que Cisco va a entrar en el ascendente mercado de las soluciones basadas en small cells para la cobertura de áreas densamente pobladas. WiFi es otra prioridad, y esta misma semana se anunciaba un acuerdo con Atheros, subdisiaria de Qualcomm, para explotar conjuntamente ese mercado. En cambio, la rama de colaboración cayó un 8% en ingresos, probablemente debido a la presión de Microsoft y a las soluciones de bajo coste que compiten con los productos de videoconferencia de Cisco.

En general, la acogida de los analistas ha sido positiva, pero algunos invitan a sus clientes a tomar nota de que los retos de Cisco no vienen hoy de los sospechosos habituales (HP, Juniper, etc) sin más bien de actores menos conocidos, como Arista o Palo Alto Networks, o incluso de ese aliado incómodo que es VMware.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons