publicidad
  17/02/2014

17Feb

Otro mal trago para el incombustible John Chambers, hombre capaz de verbalizar el lado positivo hasta en las peores noticias. Los resultados del segundo trimestre fiscal han sido, otra vez, negativos: un 8% de caída en los ingresos, y las causas han sido las mismas que en el trimestre anterior: la debilidad de los mercados emergentes y la transición de las principales líneas de producto. La compañía espera que el trimestre actual mantendrá la tendencia, con un rango de -6% a -8% sobre el mismo período del año anterior. En el cuarto trimestre, se repetiría la foto.

La incertidumbre macroeconómica va a persistir durante varios meses, explicó a los analistas el CFO Frank Calderoni. Aunque en el mercado norteamericano (maduro y con contratiempos en el sector público), Cisco ha disfrutado de un 8% de crecimiento, afronta una situación difícil en China, India y Brasil, donde los clientes han postergado proyectos hasta que se aclaren los factores de fluctuación monetaria. En el conjunto de los BRIC, a los que Calderoni sumó México, los ingresos descendieron un 10%. En el caso de China – otro descenso del 8% – las cosas se han complicado por la desconfianza que provocan los coletazos del espionaje de la NSA.

El lector se preguntará qué pasa en Europa. Responde Calderoni: “los países nórdicos y Reino Unido pasan por un buen momento, y en su conjunto la región da signos de estabilizarse, aunque en el sur continúa la fragilidad”. Lo suponíamos.

Por otro lado, las ventas de los nuevos routers NCS y CRS-X tardarán en repercutir en los ingresos, hasta que los clientes completen sus pruebas y en condiciones para firmar órdenes de compra en firme, Cisco espera que sus productos para datacenter le permitirán contrarrestar la ofensiva de sus rivales Juniper y HP, que atacan su fortaleza promoviendo la tecnología SDN y, según creen saber los analistas, han arrebatado algún puntos de cuota de mercado a Cisco.

Chambers fue enfático en uno de sus temas favoritos de los últimos tiempos, lo que llama Internet of Everything (IoE). “Está pasando de ser un concepto interesante a la condición de imperativo de negocio, que abre oportunidades para nosotros en casi todos los verticales” [y ] “creemos que nuestro enfoque es único; parte de poner en el centro la red, capaz de conectarlo todo: las personas, los procesos, los datos y las cosas”.

En su reformada estructura organizativa, Cisco ha creado un nuevo grupo de servicios de consultoría, encargado de trabajar con los clientes para desarrollar soluciones de IoE. El enfoque en software y servicios [y en seguridad, que ha crecido un 17%] pretende agregar una cartera que compense por los declinantes márgenes del negocio tradicional de la compañía.

Todo lo anterior era previsible. Lo que no se esperaba era la revelación que Chambers pondría sobre la mesa para contentar a los accionistas. En el trimestre, Cisco dedicó 4.900 millones de dólares a un incremento del dividendo y a la compra masiva de acciones propias. La maniobra, que parece sacada del manual de un ´lobo de Wall Street´ dio resultado: pese a la decepción con los resultados, la acción se mantiene en uno de los niveles más altos de los últimos doce meses. Y difícilmente bajará, porque cotiza a un múltiplo de 11x, uno de los más atractivos de la bolsa.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons