publicidad
  20/02/2015

20Feb

Ha florecido estos días otro rumor sobre Apple, cosa que suele ocurrir cuando se acerca el Mobile World Congress. Pero esta vez el rumor no tiene que ver con dispositivos móviles, a menos que uno acepte que no hay artefacto más móvil que un coche. Dicen que Apple se prepara para saltar los muros de la industria de automoción, y algunos entusiastas han interpretado que podría haber iniciado el desarrollo de un coche bajo su marca. La bola nace de una información según la cual la compañía habría fichado unos cuantos ingenieros de esa industria para ponerlos a trabajar en un laboratorio secreto. Francamente, no significa que vayan a diseñar un supuesto iCar, pero algo significa y nos quedaremos con las ganas de saberlo.

En lugar de especular con futuribles, lo oportuno sería centrarse en unos hechos verificables. Según un informe de Boston Consulting Group, el coste de las partes electrónicas de un vehículo medio era del 20% de su valor en 2004 y del 40% diez años después, y la mayor parte de ese 40% es suministrado por cuatro compañías (Bosch, Delphi, Denso y Continental) proveedoras de los ´fabricantes` que todos conocemos. Un coche de gama media-alta lleva en sus tripas un centenar de microprocesadores y al menos 100 millones de líneas de código, dice el informe de BCG. No digamos el prototipo de coche autónomo de Google, que es producto de la colaboración entre el software de la casa y una multitud de sensores de Bosch.

La conclusión es que, para un ingeniero de software, un coche contemporáneo tiene mucho parentesco con un ordenador – definido como dispositivo electrónico cuyas funciones reposan en software y aplicaciones – cuyo hardware se compone de módulos fabricados bajo contrato en alguna parte del mundo y ensamblados por los dueños de la marca.

Si seguimos el razonamiento de BCG, no estaremos lejos de aquella frase de Marc Andreessen que hace tres o cuatro años causó sensación: “el software se está comiendo el mundo”. Henry Ford y Aldred Sloan (fundador de GM) se revolverían en sus tumbas, pero dos noticias recientes nos cuentan que Ford ha abierto un centro de I+D en Silicon Valley y General Motors ha contratado 800 programadores. O sea que el titular ´Silicon Valley contra Detroit` es ingenioso pero esencialmente falaz, aunque como tuit seguro que cuela. El tema da para mucho más, así que volveremos sobre él otro día.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons