publicidad
  20/03/2012

20Mar

Con frecuencia, en mis conversaciones con directivos españoles del sector, aparece un lamento discreto: sus jefes en los cuarteles generales – incluso en las centrales europeas, que deberían conocer mejor la situación – se resisten a aceptar que el mercado español está como está, y esa incomprensión enrarece la definición de objetivos y presupuestos. No daré nombres, por supuesto, pero puedo asegurar que no ha sido una fuente ni dos ni tres. No es que las multinacionales carezcan de informes económicos solventes, pero algo tendrá que ver el hecho de que la crisis actual desmiente muchas ideas establecidas, y no puede ser analizada con fórmulas sacadas del librillo de las escuelas de negocios, donde la ciencia económica ha sido poco a poco marginada en favor de las técnicas de gestión y marketing.

Esta es la inspiración inicial de mi post de hoy, con el que procuro satisfacer el reclamo de algunos lectores, que después de casi dos años de publicación del blog, decían echar en falta esa contextualización.

Pero no por ello puedo dejar de señalar que la noticia del día es el anuncio de que Apple pagará a sus accionistas el primer dividendo desde 1995, una decisión que traza una divisoria sutil, por la que Tim Cook se desmarca de una filosofía heredada de Steve Jobs. Claro está que una tesorería de 100.000 millones de dólares desafía cualquier convicción “filosófica”. Y quizá no sea el único cambio que se puede esperar.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons