publicidad
  23/10/2015

23Oct

Faltan pocos días para que HP se escinda en dos empresas –a priori de tamaño equivalente – y Meg Whitman, que conservará el puesto de CEO en HP Enterprise, parece decidida a limpiar la casa antes del cambio: ayer se anunció la venta de TippingPoint, unidad de negocio de seguridad, adquirida por TrendMicro en 300 millones de dólares. La cifra indica por sí misma el escaso peso que esa actividad ha tenido para la compañía. Pero no ha sido esta liquidación de activos la noticia más destacada que HP nos deja en estos últimos días de su larga existencia unificada.

Seis meses después de negar oficialmente la intención de renunciar a competir en cloud pública, HP la confirma. La revelación ha recaído, como la anterior, en Bill Hilf, VP senior de la Cloud Business Unit, que en abril declaraba al New York Times haber llegado a la conclusión de que no tenía sentido para HP intentar competir con Amazon Web Services o Azure – frase que negó con la boca pequeña 48 horas después – y ahora reaparece para anunciar que Helion Public Cloud dejará de prestar servicio el 31 de enero de 2016.

Acaba así la aventura que HP inició tras la compra de Eucalyptus y el fichaje de su fundador, Marten Mickos – que pronto dejó la compañía. El hombre que heredó las riendas, Bill Hilf – antes de fichar por HP fue responsable de Azure en Microsoft – acepta ahora la derrota e informa de que HP reforzará su soporte a los clientes que opten por los servicios de Amazon y Microsoft.

Promete HP “[seguir] desarrollando agresivamente nuestro ´ecosistema` de partners para integrar las distintas opciones de cloud pública”. La redacción de la frase “Public cloud is also an important part of our customers’ hybrid cloud strategy, and our customers are telling us that the lines between all the different cloud manifestations are blurring“, sugiere la incomodidad que supone volver sobre el episodio de abril.

Si se lee literalmente, lo anterior no quiere decir que HP renuncie a la nube; sólo que tira la toalla en la variante pública para abrazar el concepto híbrido de estas prestaciones. Mantendrá vigente Helion CloudSystem, un servicio para el que sus capacidades son más apropiadas: construir nubes privadas para sus clientes corporativos: según Hilf, este modelo de oferta está registrando un crecimiento de dos dígitos. Se supone que en Europa, donde la oferta de cloud pública no llegó siquiera a despegar seguirá apostando por su iniciativa Cloud 28+, ajustada al modelo PaaS y secundada por partners en cada país.

No tiene por qué haber relación causa-efecto – la decisión estaba tomada – pero es curioso que la retirada de HP coincida con el anuncio conjunto de EMC y VMware de lanzar un servicio basado en su pariente Virtustream. Un factor de incertidumbre para HP podría residir en que VMware – hasta ahora su opción favorita de virtualización – pasará a girar en la órbita de Dell, su encarnizado adversario en todos los frentes. Las lindezas que estos días se han dedicado Meg Whitman y Michael Dell confirman que la enemistad es irreversible.

Volviendo a TippingPoint, su venta a TrendMicro no parece tanto un signo de retirada cuanto de replanteamiento del negocio de seguridad, en el que difícilmente HP Enterprise pudiera abstenerse. El sentido de la decisión, según explican fuentes de la compañía, sería el de “barajar y dar de nuevo”. El cambio de estrategia ya se había traducido en la salida de Art Gilliland, antiguo responsable de HP Security, que se ha marchado a dirigir una startup llamada Skyport Systems. La oferta de TippingPoint incluía un IPS (intrusion prevention system) de nueva generación, que encaja con el deseo de TrendMicro de crecer en el muy fragmentado segmento de la seguridad empresarial. No obstante, la compraventa implica que HP, y su canal, seguirán vendiendo los productos de TrendMicro.

En definitiva, lo que estas noticias indican, tras el reciente anuncio de recortar drásticamente la plantilla de su rama de servicios, es que Meg Whitman quiere iniciar la andadura de HP Enterprise con la menor carga de rémoras, para ganarse la confianza de los accionistas cuando llegue el momento – el 1 de noviembre – de la separación.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons