publicidad
 
  29/07/2013

29Jul

Amazon se aparta de la norma. Quizá sea la empresa del sector que no se deja impresionar por la obsesión de dar cada trimestre lo que el mercado bursátil espera: una y otra vez, los analistas alertan sobre los riesgo de una estrategia que apunta más al crecimiento que al beneficio inmediato. Lo singular de Amazon es que esta actitud, que sería imperdonable en otras compañías, ha sido premiada con una cotización siempre en ascenso. La semana pasada, sus resultados trimestrales anunciaban unas pérdidas de 7 millones de dólares, que puede parecer poco dinero para una facturación de 15.700 millones (pero a nadie le gusta perder dinero). ¡Sorpresa! Al día siguiente la cotización volvía a batir su propio récord en Wall Street.

Los analistas, que en promedio habían pronosticado beneficios de 28 millones, no salían de su asombro; uno escribió “ya es hora de que Jeff Bezos (fundador y primer accionista) empiece a justificar con ganancias el valor que el mercado atribuye a su empresa”. Según las cuentas presentadas, el margen operativo ha sido más escuálido que de costumbre, que ya es decir. Bastaría con la fórmula clásica de frenar el gasto para que Bezos cumpliera con el precepto de los analistas, pero ha hecho lo contrario: los gastos operativos aumentaron un 23% debido al esfuerzo de adquisición de contenidos (libros, música y vídeo) para sus dispositivos Kindle y a desarrollar un futuro dispositivo para que esos contenidos lleguen por streaming al televisor de cada hogar. La ampliación del negocio de cloud computing es otro de esos capítulos en los que Bezos sigue inyectando dinero.

No hay manera de saber cuánto factura la rama Web Services. Todo lo más, se sabe que forma parte del agregado Otros, que en el segundo trimestre ingresó 892 millones (12% más que en el primero, 64% más que hace un año), y aunque el subconjunto abarca otras fuentes menores, se mantiene la hipótesis según la cual la nube de Amazon alcanzará este año los 3.000 millones de dólares. No sólo se confirma como el líder de los servicios de cloud pública, sino que acumula fuerzas para irrumpir con una oferta de nubes privadas e híbridas, en principio más voluminoso. Si Bezos adoptara la misma actitud que en sus otros negocios online, ya se pueden ir preparando los competidores. Que, por cierto, no pueden esperar de los inversores un tratamiento tan benévolo.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2018 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons