publicidad
  3/09/2010

Apple en la granja de Facebook

Cuando se dice redes sociales, uno piensa en Facebook, Twitter, quizás en Linkedin, o en variantes nacionales como Tuenti, pero poca gente pensaría que Apple habría de tomar ese camino. Mientras todos los nombrados buscan modelos para monetizar sus bases de usuarios, Apple ya tiene el suyo, porque su nueva red social nace de las entrañas de iTunes. Se llama Ping, y fue la auténtica sorpresa de la presentación orquestada por Steve Jobs el pasado miércoles. Además, pilla desprevenida a Google, que quiere reinsertarse en el mundo de las redes sociales y, según insistentes rumores, negocia con las discográficas para montar su propia plataforma musical.

Jobs empleó una frase tan gráfica como falaz: “el encuentro de iTunes con Facebook y Twitter”. No parece haber hecho mucha gracia a los aludidos, que ven la llegada de Ping como un competidor más que como un compañero de aventuras. Dicho simplemente, Ping puede robarles usuarios, pero como red social sería una más, en el mejor de los casos; en cambio, como lugar de encuentro de aficionados a la música, tiene un potencial inigualable: iTunes cuenta con 160 millones de usuarios, de los que unos 120 millones se calcula que son activos y frecuentes. Y tiene un foco, la música, que no ha sido suficiente para que prosperara MySpace, pero resulta de lo más natural para los usuarios de iTunes.

Físicamente, Ping es sólo un botón en la portada de iTunes; abre una plantilla no muy distinta a la de Facebook y un sistema de recomendación que, está demostrado por otras experiencias, es una eficaz herramienta de ventas. Con la peculiaridad de que aporta el carácter social del software. Cada usuario de iTunes puede crear su perfil en Ping, marcando sus propios gustos musicales, y atraer amigos que los compartan; puede escribir comentarios sobre los temas que recomienda o le recomiendan, y esta actividad le sitúa a un paso de la compra, que es de lo que en realidad se trata. Ping es una máquina de vender.

También los artistas, y sus agentes, pueden crear perfiles para atraer seguidores y ofrecerles avances de sus giras u otra información promocional. Los sellos discográficos encontrarán, tal vez, un instrumento de marketing en esta nueva red social. Desde luego, Apple no caerá en el error de otras compañías que han confundido base instalada con usuarios dispuestos a desembolsar su dinero: toda red social tiene una gran parte de miembros durmientes, y Ping no será una excepción

La descrita es la forma inicial de Ping, ya disponible, pero no hay duda de que Apple se guarda cartas en la manga. En plan de hacer conjeturas, una de ellas podría ser el salto a la venta de tickets para conciertos, un negocio online nada marginal, por cierto.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons