publicidad
  29/06/2009

Apple salta, por fin, la muralla china

Sin confirmación oficial todavía, ya se sabe que Apple ha otorgado a China Unicon el contrato para vender con exclusividad el iPhone en el mercado chino, a partir del último trimestre de 2008 y durante dos años. Las negociaciones con China Mobile, líder en el gigante asiático, se rompieron bruscamente después de 18 meses debido a desacuerdos insalvables, al parecer motivados por el reparto de los ingresos. Según informaciones de la prensa de Hong Kong, Apple reclamaba el 30% de todos los ingresos que los usuarios generaran por tráfico, pretensión que fue rechazada por China Mobile pero, puede suponerse, acabó aceptando China Unicom para quedarse con el pastel.

Hay algunos ingredientes más en la noticia. El beneficiario es el segundo operador chino, a gran distancia de China Mobile pero con planes muy ambiciosos para la extensión de su red de tercera generación en más de 200 ciudades del país; la exclusividad del iPhone puede ser un reclamo eficaz. En la actual China Unicom, que es el fruto de una fusión previa entre la empresa del mismo nombre y la antigua China Netcom, tiene Telefónica una participación del 5,5%, con la aprobación gubernamental para elevarla hasta el 10%. Otra circunstancia, anecdótica, y algo morbosa, es el hecho de que una empresa local, Hangwang Technology, tiene registrada la marca iPhone desde 2002, por lo que Apple tiene por delante dos opciones: litigar durante años o llegar a un acuerdo económico.  Hará lo segundo, sin duda.

La dimensión demográfica de China implica algo obvio: la telefonía móvil tiene un enorme potencial en el país, y la tecnología 3G abre la puerta a la introducción de la banda ancha: los analistas de mercado estiman que de aquí al 2014 habrá 377 millones de conexiones de banda ancha móvil, que podrían generar ingresos del orden de 14.000 millones de euros. De hecho, el iPhone ya se vende en el país, a través del mercado negro, de manera que su introducción formal regularizará una demanda ansiosa.

China Mobile se ha quedado sin el iPhone, pero no por ello tira la toalla. Al parecer, su venganza consistirá en promover a fondo los smartphones basados en el sistema operativo Android, para lo que se apoyará básicamente en dos fabricantes: el taiwanés Acer y el local Lenovo.

Los tres operadores del país – el tercero y más pequeño es China Telecom – han sido autorizados a prestar servicio 3G, pero a China Mobile se le ha conferido una misión añadida. la introducción del estándar TD-SCDMA, de desarrollo nacional, que tal vez un día podría competir en los mercados del tercer mundo con la tecnología occidental. Pero esta es otra historia


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons