publicidad
  17/01/2014

Bill Veghte

Vicepresidente Ejecutivo de HP. Dtor. Gral. de Enterprise Group

HP escogió Barcelona como sede de su evento europeo Discover 2013. Acudieron más de 10.000 personas que asistieron a un aluvión de novedades. Entre ellas, HP Cloud System, los nuevos servidores Moonshot y una ampliación de la familia de almacenamiento 3PAR. Aprovechando la presencia de la plana mayor de la compañía, este cronista tuvo ocasión de entrevistar a Bill Veghte (47), vicepresidente ejecutivo y director general del Enterprise Group. Tras 19 años en Microsoft, Veghte fue fichado por HP en 2010 para dirigir el área de software; desde entonces ha sido sucesivamente Chief Strategy Officer y Chief Operating Officer, trayectoria que lo perfila como virtual número dos de Meg Whitman.

Bill Veghte

Bill Veghte

Algunas frases escogidas de las presentaciones que se escucharon durante el Discover de Barcelona sirven a efectos de enmarcar la conversación con Veghte:

“En la actualidad, los centros de datos consumen el 2% de la electricidad mundial, y si no encontráramos pronto soluciones más eficientes, dentro de una década subirán al 3% […] Si la nube fuera un país independiente, sería el quinto del mundo por consumo de energía, dejando a Japón en la sexta posición” [Meg Whitman, CEO de Hewlett Packard]

“Ciertamente, las empresas aprecian la economía del cloud computing, pero vivimos en un mundo híbrido: muy pocas van a mover lo más delicado de sus sistemas a grandes nubes públicas, en las que podrían sentirse atrapadas. Una de las decisiones que han de tomar es determinar qué aplicaciones y cargas de trabajo van a gestionar según el modelo tradicional de TI o en la nube” [Tom Joyce, Senior VP, HP Converged Systems.

¿En qué punto de su transición se encuentra HP? El entorno no es favorable: empresas y consumidores gastan menos en tecnología, y las tendencias cambian con inusitada rapidez, pero hay una crisis que no parece disiparse […]

Como usted sabe, todo el sector de las TI está bajo unas presiones que no son consecuencia exclusivamente de la crisis económica global, y esas presiones siguen aumentando. Una de ellas deriva de las expectativas de las empresas y los usuarios, que obligan a una simplificación de los productos, a entregarles más aplicaciones y más servicios web en el menor tiempo posible y a menor precio. Son necesidades crecientes, y el núcleo de nuestro trabajo es profundizar la agenda de innovación de HP.

Innovar puede no ser suficiente en una situación de mercado como la actual.

Para mí, innovación no es una palabra hueca. Hay que llevarla al mercado, responder a las necesidades de los clientes y contar con los partners apropiados. Por esto, los anuncios de esta semana los vemos como respuestas innovadoras a problemas que nos han planteado los clientes. No es lo mismo necesitar una infraestructura para 50 que para 300, y los clientes necesitan disponer de ella cuanto antes mejor, que sea eficiente en términos de rendimiento, de agilidad… en su conjunto, es lo que llamamos ´nuevo estilo de TI`.

¿Cuál es su diagnóstico del mercado en el tránsito de 2013 a 2014?

Que está creciendo poco, pero más que el PIB, según de qué países o regiones hablemos. Está claro que no vivimos en los años 90, que fueron de hipercrecimiento, pero la demanda sigue viva. Y muy exigente.

¿Exigente en qué sentido?

En el sentido de complejidad y de escala, pero también en lo que concierne a la necesidad de gestionar los riesgos que implica el cambio de ciclo tecnológico que ahora vivimos. Mire, en una gran organización puede haber quizás 1.500 o 2.000 aplicaciones antiguas, que han de ser soportadas en los nuevos entornos, para que no queden desfasadas, pero no se puede prescindir de ellas sin más. Y en esa organización hay mucha gente, los usuarios finales, que quiere disponer de esas aplicaciones en sus dispositivos móviles. Son dos ejemplos, pero podría darle más.

Me valen. La situación que describe parece más propicia para las startup nacidas en los últimos años que para una compañía clásica como HP…

No lo vemos así, como puede suponer. Una de las razones por las que usted dice que HP es una compañía clásica es porque tiene una historia. Cuando Bill [Hewlett] y Dave [Packard] empezaron en los últimos años de la Gran Depresión, su genialidad consistió en construir la empresa en un vínculo muy estrecho con Stanford, que luego serviría como modelo para muchas incubadoras tecnológicas a partir de la colaboración con una universidad. Puedo asegurarle que muchos años después, ese espíritu está vivo dentro de HP, y una de nuestras preocupaciones es movernos con la misma flexibilidad que se pueda encontrar en competidores con menos años de existencia. He de decirle que una parte de mi tiempo lo dedico a interactuar con startups, y de ese contacto he aprendido mucho acerca de la agilidad con la que tenemos que que llegar con nuestros productos al mercado. En este sentido, la antigüedad y el tamaño no son obstáculos, en absoluto.

La estrategia de HP en cloud computing empieza a entenderse sólo ahora, con los anuncios de 2013 en Las Vegas y Barcelona. Pero tienen una legión de competidores, uno de los cuales lleva mucha ventaja…

Su descripción es interesante, pero permitame que le dé nuestra visión del mercado cloud. Desde hace tres años mi papel en HP ha estado vinculado, desde distintas posiciones, a dar forma a una cuestión permanente: cómo enfocar nuestra estrategia con una propuesta en ´la nube` que sea fiable para las empresas. Y estas empresas, da igual que sean privadas como del sector público, no son sólo grandes organizaciones, sino que hay entre ellas compañías pequeñas o medianas. Cuando digo que nuestra propuesta de nube tiene que ser fiable, quiero decir que cualquiera de ellas pueda rascar bajo la superficie de otras propuestas y compararlas con la nuestra. En muchas, la mayoría, los datos y las aplicaciones siguen estando “intramuros” [inside the firewall] pero no siempre según el modelo más eficiente. Esta es la razón por la que hace un momento le decía que la flexibilidad de nuestra capacidad de dar servicios es un componente de la ecuación. Son muy pocas las empresas dispuestas a poner sus datos y aplicaciones en una nube pública, pero muchas las que pueden aceptar – y de hecho lo hacen – que las gestionemos según una fórmula híbrida, compartiendo infraestructuras a la vez que quieren saber en todo momento dónde están sus datos y cómo funcionan sus aplicaciones.

¿Quiere decir que su oferta de cloud computing es híbrida, o sea que HP gestiona externamente una nube con ciertos rasgos privados?

El mercado cloud se está segmentando: muchas empresas quisieran limitar su apuesta a construir y operar su propia nube, y en tal caso HP puede suministrarles el software y los servicios que les ayuden en la tarea, que no es sencilla. Pero otras están dispuestas a ir más allá, con el criterio de dejar que al menos una parte de sus aplicaciones sean gestionadas por terceros, que bien pueden ser partners de HP. Hay toda una gama de tipologías, que también varían según las geografías.

Vuelvo a una pregunta anterior. Sin salirnos de su oferta IaaS [infraestructura como servicio], HP tiene enfrente a un competidor dominante, Amazon Web Services, a un viejo adversario, IBM y a otro que lo es a medias, Microsoft, además de una multitud de actores secundarios. ¿Es esta una situación sostenible?

Como comprenderá, hablo mucho de esto con nuestros clientes, y lo que me dicen es que lo que más les preocupa es dónde van a estar alojados sus datos si se deciden por el cloud computing. En los últimos tiempos, me consta que esa preocupación va en aumento….

¿Quiere decir que no se fían de Amazon? Sin embargo, el negocio cloud de AWS se estima en unos 4.500 millones de dólares…

Oficialmente, no publican cifras, pero esto no es lo importante. Los clientes con los que he discutido el asunto me han dicho que quieren trabajar en tres niveles: un contexto de nube privada sobre el que tengan un control absoluto, otro en el que admiten que ciertos componentes de infraestructura puedan ser gestionados por un proveedor, y otro con rasgos claros de nube pública. Esta puede ser la de Amazon – nuestro software trabaja perfectamente en ese entorno – o las de Microsoft o Google, pero también puede ser la nube de HP. Nos sentimos cómodos trabajando con socios que prestan servicios sobre cualquiera de estos entornos, no sólo sobre el nuestro. Lo siento, pero nos queda tiempo para una pregunta más.

Pues ahí va, y tiene que ser sobre el Enterprise Group. HP está bien posicionada en los negocios de servidores y de almacenamiento, y las cifras del último trimestre han sido excelentes. Pero, por un lado, hay una confluencia entre los dos elementos, lo que parece ser una ventaja para quien está en ambos; por otro, los márgenes son tan divergentes – altos en almacenamiento, mínimos en servidores – que podrían diluir esa ventaja.

Nuestra posición es que esas y otras fronteras convencionales pierden rápidamente validez en el estado actual de la tecnología. Lo que usted dice sobre los márgenes es cierto, pero contra esa realidad del mercado sería insensato rebelarse. Sólo si conseguimos hacer las cosas a menor coste, tendremos más agilidad para responder a lo que nos demandan los clientes; esta es mi interpretación de las cifras trimestrales, y espero que se repitan como tendencia del año fiscal.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons