publicidad
  28/11/2012

BlackBerry 10: agua de mayo en enero

Thorsten Heins, CEO de RIM (fabricante de BlackBerry) se prodiga en apariciones públicas anunciando la buena nueva: el 30 de enero, el mundo conocerá al menos dos modelos de la familia basados en el nuevo sistema operativo BB10. Esta vez, los analistas han dado por buena la promesa, y su cambio de actitud ha disparado la cotización de la compañía en bolsa, que está a punto de duplicar su precio de septiembre, pero todavía lejos de las mejores sesiones del año. El principal motivo de la subida es que más de 50 operadores en varias regiones del mundo ya están probando los prototipos que se conocerán en enero, que son esperados como agua de mayo. De ellos depende el futuro de RIM.

Thorsten Heins

Thorsten Heins

Heins, que fue designado CEO en enero, en medio de una profunda crisis de la compañía, las ha visto de todos los colores en estos meses: caída de las ventas, apatía de los consumidores, escepticismo de los inversores y hostilidad de parte de esos medios online que jalean la rivalidad entre iOS y Android. Pero, ¿acaso hay alternativa? Para Heins, de eso se trata, de la oportunidad de que exista una tercera plataforma que rompa el duopolio. Según él, todos los operadores con los que ha hablado están deseando esa tercera vía [lo mismo dicen los directivos de Microsoft acerca de Windows Phone 8, pero esa es otra historia].

Esta es la opinión del CEO de RIM sobre sus rivales: “iOS ha vivido cinco años prácticamente sin cambiar […]”; “en la práctica, Android está dominado por Samsung, y mi predicción es que será también la marca dominante en Windows Phone 8”. El duopolio al que apunta Heins es el que se ha establecido de facto entre Apple y Samsung. Los operadores – he ahí la tesis – se van quedando sin cartas de negociación en el mercado de los smartphones. Un razonamiento que corona así: “la relación con los operadores es crucial para nosotros, porque la magnitud de la demanda está en sus manos, no en las nuestras”.

Cuando Heins habla de operadores habla, en buena medida, de los tres grandes del mercado estadounidense. “Nadie puede aspirar a estar entre los líderes si no es fuerte en Norteamérica. En septiembre, cuando presentó resultados trimestrales no tan malos como los que esperaban los analistas, quedó claro que el tirón internacional de BlackBerry aguanta, a pesar del desgaste que implica la espera de una nueva familia de móviles. Y fue en ese preciso momento cuando la acción de RIM empezó a repuntar.

El otro factor positivo ha sido la certificación FIPS 140-2, emitida por el National Institute for Standards and Technology, que es requisito exigido por el gobierno federal de Estados Unidos para que sus empleados puedan mantener comunicaciones encriptadas que incluyan la transmisión de documentos oficiales. Esta certificación, que ya tenían los clásicos de BlackBerry, ha sido otorgada a los futuros modelos basados en BB10, aun antes de que se comercialicen. Ninguna otra marca disfruta de ese privilegio.

Según las palabras de Heins –convertido en activista ubicuo y portavoz casi único de la compañía – más de un millón de usuarios gubernamentales en Norteamérica van a sustituir durante 2013 sus blackberries actuales por los nuevos dispositivos en 2013. Es verdad que algunos organismos han aprobado últimamente el uso oficial de otros smartphones –en particular iPhone – dentro de las politicas que se conocen como bring-your-own-device, pero esto no significa que estén habilitados para los usos regulados por la norma FIPS 140-2. Fuera de Estados Unidos, se estima en 400.000 el número de usuarios gubernamentales que podrían usar sus nuevas blackberries en 2013.

Pero eso no seria suficiente para devolver a la marca el brillo perdido. Por esto, el lanzamiento de finales de enero será precedido por una ronda de sesiones con las 50 corporaciones más grandes en la clientela de RIM. A la que seguirá, probablemente, una secuencia de presentaciones: “no podemos salir al mercado a la vez con todos los operadores y en todos los países – explica Heins – pero sí podemos lanzar una sucesión de oleadas de alcance regional en muy poco tiempo”.

De pronto, por las causas apuntadas, el ambiente crítico de muchos analistas hacia RIM ha cambiado de sentido. La conversión más notoria es la de Peter Misek, de Jefferies & Co, quien hace sólo unos meses firmaba informes según los cuales la única salida para la compañía era licenciar su sistema operativo a otros fabricantes. Desde comienzos de noviembre,  la opinión de Misek ha cambiado: “operadores con los que he hablado me dicen que BB10 representa un paso para que en el mercado siga habiendo múltiples opciones; este es hoy el punto más importante para RIM”.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons