publicidad
  6/12/2010

BlackBerry salva sus principios de seguridad

Los problemas de BlackBerry para conciliar sus criterios de seguridad, en los que basa buena parte de su éxito, con las exigencias de gobiernos celosos de su propia seguridad, han encontrado su punto culminante en India. Tras meses de negociaciones, informa el Wall Street Journal, se habría encontrado una fórmula satisfactoria. Las autoridades de Nueva Delhi han sondeado a las compañías importantes del país para que accedan a ser ellas las que, llegado el caso, abran sus datos cifrados, si estuviera en juego la seguridad nacional. Parece de cajón que las empresas están sometidas a la ley, pero el gobierno no lo tenía tan claro, a la vista de su insistencia.

Con la convulsión por la revelación de los sobornos cobrados por el ministro de telecomunicaciones, destituido de manera fulminante, las circunstancias se inclinan en favor de BlackBerry. En este y otros contenciosos , la compañía ha sostenido que no tiene ninguna “llave maestra” o “puerta trasera” que pudieran permitirle descifrar los mensajes de sus clientes del servicio Enterprise Server (BES). Son estos, y sólo estos, los que tienen esas claves para proteger datos que circulan a través de los routers de BlackBerry, insiste. Su servicio se basa en la garantía de que terceros no tendrán acceso a esa información.

Claro está que nada se consigue sin concesiones. En octubre, BlackBerry ya llegó a un acuerdo provisional acerca de las condiciones de intercepción – tutelada legalmente – del servicio de mensajería (BBM) que presta con sus propios servidores, pero no con los de las empresas que contratan su servicio de altas prestaciones (BES). A cambio del gesto, las autoridades abrieron consultas que se dice arrojan un compromiso positivo. Por su lado, BlackBerry ha interpretado que esta fórmula le da la razón.

Si esto constituirá o no un precedente para otros gobiernos, ya se verá. De momento, para BlackBerry es un gran alivio haber mantenido su política empresarial, y lo es especialmente en la competición con Apple, cuyo iPhone está siendo considerado como alternativa por compañías y bancos de Estados Unidos, pero que no cumple los mismos requisitos de encriptación de datos. En perspectiva, las cosas no están tan claras: “a largo plazo, las corporaciones tendrán que repensar sus expectativas en materia de seguridad en las comunicaciones – comenta Neil Mawston, director de la consultora Strategy Analytics – pensar que el cien por cien de estas quedarán libres de interferencia gubernamental es, en el mejor de los casos, una idea ingenua”. Un experto de la agencia de seguridad Kroll ha declarado al Financial Times: “otros sistemas de mensajería presentan el mismo problema, pero por alguna razón todo el mundo piensa en BlackBerry; esa razón no es otra que su popularidad en el universo corporativo”.

Meses atrás, una exigencia similar de los Emiratos Árabes quedó desactivada cuando las partes llegaron a un acuerdo para desarrollar un sistema de pagos móviles específico para los financieros del golfo, protegido de “interferencias de otras potencias regionales”. No parece que India necesite recibir auxilio tecnológico en la materia, pero no hay más que mirar un mapa para entender por qué su gobierno es tan susceptible.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons