publicidad
  8/11/2010

Carlos Pardo

Director General de Meta4

La conversación había sido concertada para hablar de los planes de Meta4 en Cataluña y, de hecho, una parte se ha publicado en La Vanguardia. En esta versión literal, la entrevista repasa la historia de una empresa española que en 2011 cumplirá veinte años de existencia. Que ha vivido una historia atormentada – Pardo sugiere otro adjetivo: compleja – en la que se incluye el ascenso de la burbuja, su pinchazo, una dolorosa reestructuración, cambios de propiedad y, finalmente en 2009, el retorno a la facturación máxima que tuvo en el año 2000: 47 millones de euros. Ahora, Meta4 modula su registro y se vuelca en el outsourcing y en la internacionalización.

Carlos Pardo

Carlos Pardo

¿Puede resumir la atormentada historia de Meta4?

¿Atormentada? Una historia compleja, diría yo. La de una compañía tecnológica española que empezó en 1991 como una típica startup, y que en 1996 se subió a la ola que se convertiría en burbuja y luego en desastre; aquellos fueron años de ´hipercrecimiento´, como les pasó a muchas otras compañías que tenían un modelo menos claro que Meta4. El mercado de capitales daba muchas facilidades, y entre 1996 y 2000 abrimos oficinas en muchos países, e hicimos grandes inversiones en el desarrollo de productos, que resultarían piezas clave para que la empresa fuera viable en años posteriores.

¿Siempre como empresa española?

Meta4 siempre ha sido, y es una empresa española, incluso cuando en su capital estuvieron fondos americanos y un 25% se negociara en la bolsa de Amsterdam. El punto final de esa fase se puede datar en junio de 2000, cuando a la vista de lo que estaba pasando, se decidió postponer la salida a bolsa en España; a la vuelta del verano las cosas habían cambiado dramáticamente. La empresa había crecido mucho pero tenía un fuerte desequilibrio financiero: todas las compañías queríamos ganar cuota de mercado por encima de todo, y el que no ganaba cuota era porque no lo estaba haciendo bien.

¿Qué pasó luego?

Vinieron años duros, entre el 2000 y el 2003; fue una etapa de reestructuración con el objetivo primario de sobrevivir: Meta4 tendría que ser una empresa más pequeña pero con algunas cosas muy buenas. Fue adquirida por un empresario francés, Emile Hamoun, que había vendido su propia empresa de software a Sage. Hamoun es el actual propietario que ha llevado en 2009 a alcanzar la cifra de facturación de 47 millones de euros, la misma que el pico del 2000. Ahora también estamos en una reestructuración, pero de otro tipo, que obedece a la necesidad de las compañías de software de reconvertirse para dar respuesta a un mercado muy distinto al de hace unos pocos años.

¿En qué consiste?

En reinventarse sobre tres pilares. El primero es el outsourcing, un negocio claramente orientado a costes, que gira desde un modelo de entrega de producto a otro de entrega como servicio, y que nos está permitiendo acercarnos a la mediana empresa. Estas forman el segundo pilar: vendíamos un producto muy robusto para grandes compañías, pero inadecuado por debajo de los 200 empleados; ahora la tecnología nos permite ofrecerles outsourcing y SaaS de recursos humanos. Y por último, está la internacionalización: tenemos un crecimiento muy importante fuera de España.

¿En qué difiere esta internacionalización de la anterior?

En todos los países latinoamericanos donde estamos, tenemos una cuota de mercado de liderazgo: los principales son México y Argentina, pero también una presencia importante en Chile y Perú, y un ritmo muy fuerte en Colombia. En Brasil deberíamos crecer más. Y en Estados Unidos, acabamos de firmar un grandísimo contrato para gestionar los recursos humanos de una ONG con más de 30.000 empleados en todo el mundo.

¿Hoy tiene sentido insistir en una estrategia de nicho?

Más que nunca. La razón de ser de Meta4 es su especialización, que nos permite llegar donde otros no pueden llegar pese a ser más grandes como compañías.

Pero la especialización supone un riesgo […] es lo que se llama poner todos los huevos en una cesta.

El incremento de la gestión de recursos humanos es una tendencia evidente. Unas veces competimos con ofertas de software integrado, otras con especialistas como nosotros. Nuestro punto de vista es que la tecnología permite formas de integración mucho más naturales, no requiere en absoluto que todas las soluciones sean del mismo fabricante. Nos hemos encontrado con que, cuando competimos con un software integrado,el responsable de RRHH es siempre nuestro aliado, ¿por qué?, por la profundidad, la funcionalidad que nos da el ser especialistas. Por grande que sea el competidor, con todos los respetos, no está a nuestro nivel.

Pero también hay una tendencia evidente a la integración […]

Las ventajas de tener una solución integrada son tecnológicas, y por tanto tenemos que darles respuesta integrándonos. No tenemos ningún problema para que los productos de Meta4 se integren con todos los fabricantes, en todos los países y sectores, en todos los tamaños de empresa y con otras aplicaciones de RRHH que existan en el mercado.

¿Cuál es el argumento diferencial?

[…] el hecho es que hemos crecido un 75% en empleados gestionados por nuestra plataforma, a pesar de la que está cayendo. ¿En qué somos diferentes? Primero en la tecnología, que nos permite automatizar muchos procesos y por lo tanto aumentar la productividad, la de los clientes y la nuestra. Meta4 provee todas las funciones de RRHH – formación, selección, evaluación, planes de carrera – a unas compañías que cada día son más conscientes de la importancia de la gestión de las personas, más que la convencional gestión de recursos.

¿Es la demanda que tira, o la oferta que empuja?

Creo que es del mercado, que se orienta a asumir menos riesgos en todo aquello que se pueda externalizar.

¿Cómo esperan terminar el año?

Con unos ingresos similares a los de 2009, un 85% proveniente de la venta de licencias y un 15% de la actividad de outsourcing.

¿Cuál es la tendencia de los precios?

La presión es enorme, dada la situación de la economía española. Como el mercado se orienta al coste, demasiado, en todos los procesos de compra tenemos que hacer valer la diferencia que aporta Meta4 y por qué su precio puede ser superior al de algún competidor. Lo que hacemos es poner mucho énfasis en el ROI.

¿Cómo ven el mercado de las Administraciones Públicas?

Las administraciones están sufriendo, y me temo que sufrirán por bastante tiempo, importantes recortes presupuestarios; es una realidad y todos los proveedores tenemos que adaptarnos a esa circunstancia. En todos los países donde estamos, Meta4 está suministrando a las administraciones proyectos muy acotados […]

¿En costes?

En costes y en tiempo de implantación. Podemos citar muchísimos casos de éxito, el más reciente el del Servicio Público de Empleo, un mérito que compartimos con Fujitsu que ha trabajado como integrador. Ahora, si la pregunta es ¿estarán dispuestas las AAPP a generalizar la externalización de estos procesos?, diré que no lo veo en el corto plazo. Aun así, seguimos convencidos de que nuestra oferta encaja perfectamente en unas administraciones muy necesitadas de modernización tecnológica. Y tenemos referencias muy importantes, como el ministerio de la Presidencia, el Servicio Público de Empleo que ya he nombrado, el gobierno de Canarias, el ayuntamiento de Girona, la sanidad de la Comunidad de Madrid, etcétera.

¿Cuánto aporta la internacionalización?

Decía antes que la internacionalización es clave, y desde luego la diversificación geográfica le ha dado solidez a nuestra cuenta de resultados […] El año pasado, cerramos con un EBITDA de 4,3 millones de euros […] No puedo dar un desglose preciso, pero está claro que el negocio internacional es una parte esencial del crecimiento.

Volviendo a casa, Meta4 ha hecho una apuesta importante en Cataluña…

Como he dicho, la mediana empresa es uno de nuestros ejes de crecimiento, y Cataluña es vital en ese objetivo. A principios del año pasado compramos una compañía con implantación local, que nos está dando la posibilidad de actuar en un segmento, la mediana empresa, en el que no nos movíamos con la agilidad y oferta específica necesarias. En Cataluña tenemos un listado de clientes muy importante en grandes cuentas [Aguas de Barcelona, Danone, Catalana Occidente, Seat,…], pero la nueva estructura nos ha llevado a montar un centro de servicios de outsourcing en Viladecans, para ganar cercanía con los clientes.

En el futuro inmediato, ¿habrá nuevas adquisiciones?

Sí, las habrá siempre que sirvan para acelerar las líneas estratégicas que he mencionado. En el futuro, las compras se centrarán en compañías que se mueven en el entorno de 1 o 2 millones de facturación, con 10 a 20 empleados, que por lo general son rentables pero que lo tienen complicado en el contexto actual. Y es importante que podamos digerirlas de manera natural. Evidentemente, no vamos a cometer los errores del pasado.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons