publicidad
  20/02/2014

El mundillo del almacenamiento se agita (2)

Entre las grandes tendencias del mercado de almacenamiento durante 2013, no hay duda de que la tecnología flash ha sido la más notoria, pero la afirmación merece un matiz: la discusión entre los clientes ha pasado de girar en torno al cuándo a centrarse en el cómo, y en este matiz reside una parte de la explicación del por qué han aparecido tantas startups en este segmento del mercado. La otra razón es que hay abundancia de dinero para financiarlas: en 2013, los fondos de capital destinaron unos 1.200 millones de dólares [sólo lo publicado] a respaldar el desarrollo de compañías jóvenes que tienen el atrevimiento de entrar en un sector con un alto grado de concentración.

Es verdad que la mayor parte del gasto de las empresas en recursos de almacenamiento se concentra en unas pocas manos, pero estas manos se refrescan continuamente mediante adquisiciones, y esto hace que las startups sean una inversión de interesante potencial. Pero este es sólo el aspecto financiero de la cuestión.

Otra de las líneas maestras en el surgimiento de docenas de startups es la dilución de las fronteras entre almacenamiento y networking, o incluso entre almacenamiento y computación. Esto, que en la industria se conoce como infraestructuras convergentes, es un argumento convincente para los clientes, porque cubre dos inquietudes concomitantes: responder a la mayor intensidad de datos y, a la vez, recortar los costes.

Coraid no es exactamente una compañía joven, o no es tan joven: tiene ya 14 años de existencia, y se la conoce por su origen como proveedor de soluciones Ethernet SAN, pero en los últimos tres años, dirigida por Kevin Brown, ha evolucionado tecnológicamente. En setiembre, Brown dejó el puesto de CEO a Dave Kresse, veterano de NetApp (2003 a 2007), y pasó a ser chairman de la compañía. Durante una visita de este cronista a la sede de Coraid en Redwoord City, Kresse afirmó que en un mercado dinámico como el del almacenamiento, flash es una innovación extraordinaria, pero no la única que está alterando el paisaje de los datacenter de sus clientes.

Dave Kresse

Dave Kresse

Clientes que, por cierto, son 1.700 en la actualidad. Según Kresse, flash es un componente que no se puede ignorar como solución para los problemas de escalado. Pero no una tecnología transformadora, sentencia. Lo que está en juego es una reconfiguración del datacenter, “que pasa de una situación en la que las cargas pequeñas se procesaban en grandes máquinas, a otra en la que grandes volúmenes de datos se procesan en un racimo de máquinas pequeñas”. Cloud es algo central en la estrategia de Coraid, subraya su CEO, y afirma que en la lista de clientes hay algunos proveedores importantes, así como nubes privadas que se están montando.

Pero el cronista quería saber qué posibilidades tiene una empresa que en 14 años se ha remodelado varias veces y no tiene planes de salir a bolsa, de sobrevivir compitiendo con los líderes de la industria. La respuesta merece una transcripción literal: “gran parte de la innovación en la industria del almacenamiento consiste en mejoras incrementales sobre la arquitectura tradicional. Sus plataformas han recibido vitaminas, para parecer más modernos, pero los grandes cambios tecnológicos ocurren a su lado, no dentro de ellas”.

Cloudbyte sí que es joven. Aunque nació en India en 2012, y sólo recientemente se ha instalado en el Silicon Valley, en su origen también hay un rastro de NetApp. Felix Xavier, fundador de esta startup, trabajaba como ingeniero de NetApp en Bangalore cuando convenció a dos fondos de inversión de aquel país de apoyar con financiación la puesta en marcha de su proyecto. El primer producto de CloudByte se llama ElastiStor, y en su definición es “una tecnología de almacenamiento cloud multitenant que se basa en ZFS”. Lo que, en otras palabras, implica que es 100% software y permite arrendar capacidad en modo block o en modo fichero, con independencia de que las aplicaciones corran en servidores físicos o máquinas virtuales.

Greg Goelz

Greg Goelz

Había que encontrar un CEO con experiencia en el mercado de EEUU. El elegido, Greg Goelz, explica que ElastiStore está concebido para ayudar a las empresas a tener sus datos en la nube sin sacrificar rendimiento. “La cuestión de la performance en cloud está en su primera fase – dice Goelz – y se usa para poco más que backup y recuperación. Si quiero hacer analytics, trabajar con bases de datos o aplicaciones críticas en la nube, me temo que no obtendré la misma respuesta que en un datacenter“.

Según Goelz, se está explorando la posibilidad de llegar a acuerdos con fabricantes de hardware para que incorporen ElastiStor en appliances preconfiguradas. No deja de ser curioso que el nombre de la compañía no haga honor a su verdadero perfil de almacenamiento elástico; más apropiado hubiera sido denominarla como su producto. CloudByte tiene como partners de compatibilidad a VMware y Citrix. Sin que esto preanuncie nada, estas dos compañías han adquirido sendas startups financiadas por el mismo fondo de inversión, que tiene oficinas en Mumbai y Menlo Park.

Aún está fresca la salida a la superficie de Coho Data, tercera compañía en esta ronda de visitas a nuevos competidores en el sector del almacenamiento. Tampoco nació en California sino en Vancouver, pero es obvio que quien quiera ser alguien en este negocio tiene inexorablemente que abrir oficina en Silicon Valley.

Andy Warfield

Andy Warfield

Uno de los fundadores, Andy Warfiel, dejó exhaustos a los visitantes con una presentación excesivamente técnica. Warfield formó parte del equipo que diseñó Xen, luego adquirida por Citrix . “La premisa de la que partimos – sorprendió – es que vender almacenamiento a las empresa no ha sido muy diferente a la venta de lavadoras” (sic). La idea en que se basa la empresa consiste en combinar memoria flash y discos tradicionales, en un appliance gestionable como un sistema cloud.

La capa de software de Coho DataStream, su producto en beta, “la hemos construido para que trabaje de manera similar a como lo hace la virtualización de una CPU. Lo que hacemos es disociar la gestión y la presentación de los datos de la capa física subyacente”. Coho Data sería la primera compañía que aplica la tecnología SDN [software-defined networking] al espacio del almacenamiento escalable.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons