publicidad
Advertisement
  18/02/2010

Eric Schmidt verbatim

En su primera visita a Barcelona, el consejero delegado de Google llenó el auditorio de la Fira y batió el récord de audiencia del canal de TV del congreso. Su presentación, más atractiva que las de sus predecesores, dejó para los titulares de prensa un mensaje inequívoco: Google no tiene intenciones de de competir con los operadores de telecomunicaciones. Este asunto sería el foco recurrente de una intensa (y, como se leerá, tensa) conversación de 40 minutos que Eric Schmidt mantuvo después con una docena de periodistas internacionales – uno español, yo mismo en representación de La Vanguardia – cuya transcripción (casi) literal se ofrece a continuación.

Schmidt llegó a la sala acompañado de dos colaboradores: Andy Rubin, el creador de Android, y Vic Gundotra, vicepresidente de ingeniería. Desde la primera pregunta se notó que los periodistas presentes venían con ganas de interrogar a Schmidt acerca de los reproches de varios operadores de primera fila han hecho a Google recientemente. Unos días antes, César Alierta, presidente de Telefónica, cuestionaba la asimetría creciente entre la inversión que han de hacer los operadores para que sus redes puedan soportar un tráfico creciente, mientras otros – nominalmente Google – responsables de ese crecimiento sin pagar por ello. En la misma mañana del martes 16, Vittorio Colao, consejero delegado de Vodafone, había dicho más o menos lo mismo, sugiriendo que los reguladores europeos deberían tomar cartas en el asunto.

Este fue el desarrollo de la conversación:

ES: No me consta que esa posición esté muy extendida. He leído artículos en los que algunos de ustedes han escrito que aumenta la tensión entre los operadores y Google. Lo que puedo decir es que una parte creciente de los ingresos de los operadores procede de los datos, de manera que tanto ellos como Google ganamos dinero gracias a un uso explosivo de las redes. Aquí tienen una buena noticia: la gente demanda más y mejores servicios. Desde nuestra perspectiva, reconocemos que los operadores tienen un incremento de costes y que para atender la demanda tienen que añadir ancho de banda, que es limitado por naturaleza. Este principio no lo discutimos. Por otro lado, es notorio que los usuarios finales quieren más y más. Estamos en contacto permanente con operadores de todo el mundo, y lo que nos piden es que Google desarrolle aplicaciones que les ayuden a vender sus nuevas redes de alta velocidad, en las que están invirtiendo. De manera que discrepo en que esa supuesta tensión sea universal, más bien observo lo contrario.

[¿Qué piensa de la idea de que Google pague a los operadores por el uso de sus redes?]

ES: No veo por qué; ya ganan mucho dinero gracias a las aplicaciones de Google y otras empresas de Internet. La fuente natural de sus ingresos es la factura que pasan a los usuarios, y francamente no encuentro sentido a la cuestión: los operadores se están forrando [they are busy charging] en un mercado que presumo funciona de modo competitivo.

[insisten varios periodistas, de distintas procedencias]

ES: Repito que no le encuentro sentido. Ellos tienen un buen negocio, el número de sus clientes crece, ganan muchísimo dinero en parte gracias a una explosión de servicios que Google presta gratuitamente.

[¿qué pasaría si James Cameron quisiera difundir Avatar a través de una red de Internet?]

ES: Buena pregunta para hacérsela a Cameron. Por nuestra parte, si los operadores quisieran cobrar una cantidad adicional por un servicio de vídeo de calidad, no tendríamos nada que objetar.

[ante la pregunta sobre los signos recientes de que Google se prepara para competir directamente con los operadores – ejemplos: Google Voice y el proyecto de red de alta velocidad en California – Schmidt se impacienta]

ES: En primer lugar, le recuerdo que Google Voice es una aplicación, por lo tanto no compite con los operadores, aunque puede gustarles o no. Estos días se ha anunciado un acuerdo entre Skype y Verizon, y nadie se ha llevado las manos a la cabeza. En cuanto a la prueba que vamos a iniciar es eso mismo, una prueba para hacer avanzar la tecnología y poner de relieve sus posibilidades. Ya he dicho que no vamos a entrar como competidores en el mercado de los operadores. ¿Tengo que repetirlo? Es un negocio que está en buenas manos y bien gestionado […]

[sobre la eventual vigilancia de las autoridades en torno a las intenciones de Google]

ES: Según nuestra experiencia, cada vez que nos ponemos del lado del valor para el usuario, acertamos. En el fondo, la pregunta sugiere que el tamaño de Google es un problema, pero no lo es. Todos saldremos beneficiados si las redes son más rápidas, y con esta posición nos ponemos de parte de los consumidores. Lo malo sería que alguien quisiera sacar ventaja de la modernización de las redes en perjuicio de los consumidores.

[Paul Taylor, del Financial Times, glosa las palabras de Vittorio Colao acerca del poder excesivo acumulado por Google, exhortando a los reguladores a poner límites]

ES: Yo no estaba presente, de modo que tendría que hablar con Vittorio antes de dar una respuesta.

[la conversación da un giro, y alguien inquiere por las protestas ante la política de privacidad de Google, poniendo como ejemplo su servicio StreetView]

ES: No estamos preocupados. A mucha gente le gusta StreetView, y es un hecho que hemos aceptado las observaciones de los reguladores en Europa, porque entendemos sus razones y su contexto: hemos hecho los cambios necesarios, como difuminar los rostros de las personas captadas por las cámaras, con lo que creemos haber encontrado un equilibrio razonable.

[un colega pregunta por la controversia con las autoridades chinas tras haber sido Google víctima de intrusiones en su servicio en el país]

ES: Me da ocasión de aclarar, de una vez por todas, que la decisión fue tomada por la dirección ejecutiva y el consejo de Google, sin consultar al gobierno de Estados Unidos y sin que nuestros empleados en China tuvieran participación alguna. Y puedo decirlo porque soy uno de los que tomaron la decisión.

[se introduce el tema de las decepcionantes ventas del móvil Nexus One desde su salida al mercado estadounidense, atribuibles al sistema de venta online]

ES: He leído algo sobre eso, pero será mejor que les responda Andy.

AR: Nuestra estrategia no se limita a lanzar al mercado un dispositivo. Seguimos trabajando con distintos fabricantes sobre la base de Android, y estudiamos la evolución de un modelo de negocio que consideramos una innovación para la venta de móviles. Si piensan en lo que cuesta el modelo convencional – lo que desembolsan los operadores para que los consumidores compren un móvil – entenderán por qué creemos que nuestra propuesta es eficiente. Y, ya que lo preguntan, les confirmo que Nexus One no será el último modelo de la familia…habrá Nexus Two, Nexus Three, Nexus Four, y así.

[pregunta: ¿en qué se han equivocado con Google Buzz?]

ES: Hubiera preferido que me preguntara por lo que hemos hecho bien, y mi respuesta habría sido que millones de personas ya están usando Google Buzz. Pero a su pregunta respondo que no hemos acertado en la forma de comunicar lo que Google Buzz representa en relación con la privacidad. Ha habido confusión, creada por quienes dijeron que Google difundiría las direcciones e información personal de los usuarios, algo que no es verdad. Ignoro con qué intenciones se escribió tal cosa, pero reconozco que no supimos comunicar los hechos, esta es mi opinión. Nuestra reacción a los comentarios ha sido inmediata: introducir cambios para que, en lugar de seguir automáticamente a todos sus contactos, cada usuario nos dé la lista de aquellos que quiere incorporar al servicio. Hemos sido explícitos: no daremos información que no se nos autorice a dar. Vic podría ampliarles la información.

VG: Mucha gente está excitada con el ímpetu de las redes sociales. Pero, ¿saben cuál es el modo más extendido de compartir información? El e-mail. La gente toma un documento, una foto o un vídeo y los adjunta colectivamente a diez o más de sus amigos. Es algo complejo, y a veces inapropiado; pues de eso trata Google Buzz, de compartir de manera transparente y con conocimiento del interesado, no a sus espaldas.

[pregunta: el control de Google sobre esta plataforma ¿no contradice el discurso acerca de los sistemas abiertos?]

ES: Es fácil establecer un principio, si tus socios lo aceptan. Creemos en las plataformas abiertas, y esto significa que los consumidores tengan alternativas para decidir […] Claro que en toda cooperación, hay un elemento de competición, nunca hay un alineamiento perfecto de intereses, y no nos parece mal que sea así.

AR: La razón por la que desarrollamos Android es un buen ejemplo de lo dicho por Eric. No se trata de ganar dinero con el modelo open source, porque es gratuito; nuestro interés consiste en ganar más fidelidad a los servicios de Google.

VG: Ninguna empresa se preocupa tanto como Google de la adopción y crecimiento del uso de Internet. Es algo que forma parte de la naturaleza de nuestro negocio. Cuanta más gente acceda a Internet, más posible será que usen Google, que pinchen en un anuncio contextual, etcétera. Y cuando vemos las aplicaciones que terceras partes desarrollan sobre Android, más convencidos estamos de que es mejor para los consumidores y también para Google.

[un cronista afirma que muchos desarrolladores de aplicaciones están disconformes con la tienda de Android]

ES: A veces cometemos errores de comunicación, pero de algo estamos seguros: el crecimiento espectacular de Android se debe a las aplicaciones, de manera que no estoy de acuerdo con la sugerencia de que no apoyamos suficientemente a los desarrolladores. Andy y su equipo están haciendo un gran trabajo.

[¿por qué ha venido a Barcelona? Y ¿por qué no ha venido antes?]

ES: He venido porque me han invitado, y francamente no sé por qué no me invitaron antes. Es un evento de gran interés para Google, es el centro de un universo muy competitivo, porque el mundo se desplaza hacia todo tipo de dispositivos conectados. Todos nuestros clientes, todos nuestros socios, están en Barcelona esta semana.

[surge la pregunta sobre las relaciones entre Google y Apple, aparentemente deterioradas en los últimos meses por la competencia en distintos frentes]

ES: Estamos en un espacio muy amplio, y su amplitud depende de la actitud de cada cual: puedes ser completamente cerrado o completamente abierto, o también puedes ser híbrido. No creo que nadie pueda legítimamente proclamarse vencedor o dueño de ese espacio. Usted me pregunta por Apple, de cuyo consejo he formado parte con orgullo. Estoy, por tanto, en condiciones de decir que ejecuta brillantemente una estrategia por la que sigo impresionado. Honestamente, me declaro simpatizante de Apple.

[¿cuál sería el tamaño de ese espacio en el que hay sitio para Apple, Google y para otros?]

ES: En principio, cubre prácticamente toda la humanidad, unos 6.500 millones de personas; por lo tanto, nuestra definición es más amplia de lo que mucha gente cree, y es imposible imaginar que alguien pueda abarcarla de manera exclusiva o dominante.

[acerca de las diferencias entre Chrome OS y Android]

ES: Creemos que los dispositivos móviles son diferentes a los PC por diversas razones. Android es particularmente eficiente porque, en primer lugar, es un sistema operativo gratuito. De hecho, Andy suele comentar su asombro por las cosas que le proponen hacer sobre Android y que a él no se le habían ocurrido.

[cerca del límite de tiempo, pregunta sobre la cuestión de la neutralidad de la red]

ES: En primer lugar, respetamos la primacía de los reguladores. Si consideramos una categoría llamada `vídeo´, quiero estar seguro de que la red de un operador no favorece a un proveedor de vídeo sobre otro, porque eso le daría capacidad para decidir quién gana y quién pierde en esa categoría concreta. Sé que no es un tema prioritario en Europa, donde los reguladores no permitirían que se llegara a esa situación. Pero es distinto en Estados Unidos, donde la neutralidad no está bien definida.

[¿puede definir la posición que Google transmite a las autoridades?]

ES: Que todo se haga sobre bases no discriminatorias, y que se evite limitar las opciones del consumidor. Por darles un ejemplo: imaginen que un operador de red es también propietario de una cadena de televisión, lo que pudiera habilitarle para discriminar a favor de sus contenidos.

[vuelta a una pregunta anterior sobre Chrome OS y el eventual conflicto con Android]

ES: Android está orientado a la movilidad, mientras que Chrome OS se dirige al mundo de los netbooks. Lo hemos anunciado, pero no lo distribuimos todavía; lo distribuiremos a través de nuestros socios, es decir que serán ellos quienes lo distribuyan, no Google.

[¿habrá solapamiento de unos dispositivos con otros? ¿tiene Google alguna preferencia?]

ES: Habrá desde los más pequeños a los más grandes, y los consumidores tendrán muchas opciones. Se puede discutir cuál es el tamaño idóneo, pero todo dependerá de la aceptación que tenga cada concepto. Estamos colaborando con partners muy distintos, y nuestra única preferencia es que atiendan las necesidades del usuario en un mercado competitivo. Somos coherentes, espero que coincidirán conmigo en ello.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons