publicidad
  24/06/2009

Ericsson, de Svanberg a Vestberg

Apenas empezó a circular el rumor de que Carl-Henric Svanberg, CEO de Ericsson desde 2003, dejaría la compañía sueca para ocupar el mismo puesto en la  petrolera BP, resultó muy fácil adivinar el nombre de su sucesor. La elección del consejo ha recaído, tal como se esperaba, en Hans Vestberg (44 años), hasta ahora director financiero. Es un hombre de la casa, en la que  ingresó en 1991 tras acabar sus estudios, y en ella ha desarrollado una carrera con claro sesgo internacional en Estados Unidos, América Latina, China y Europa. De vuelta en Suecia, dirigió la división Global Services, a la que relanzó como exitoso proveedor de servicios de outsourcing para operadoras.

Hans Vestberg

Por lo tanto, no es Vestberg un director financiero al uso; asumió el cargo en 2007 en extrañas circunstancias, tras la dimisión de su antecesor al comprobarse que había escondido a sus colegas la gravedad de las cifras trimestrales, lo que trajo consigo un severo castigo bursátil a la compañía, achacado fácilmente a ese desliz. Con el inicio del próximo ejercicio, a Vestberg le tocará dirigir una compañía saneada y estable que, a pesar de la crisis, es líder de un sector ferozmente competitivo.

Durante los últimos seis años de mandato de Svanberg, Ericsson pasó de ser un vendedor centrado en las infraestructuras a adoptar el perfil de compañía versátil, con marcada inclinación por los servicios. En las circunstancias actuales, el gigante sueco es una de las empresas más rentables de un sector atribulado. A diferencia de varios de sus competidores, que optaron por fusionarse [Alcatel-Lucent, Nokia  Siemens], Ericsson ha apostado por el crecimiento orgánico, aunque no ha desperdiciado ninguna ocasión de adquirir empresas especializadas en nuevas áreas de tecnología. En estas semanas, no se descarta que acabe optando a participar del despiece de la canadiense Nortel.

Svanberg ha resumido así los resultados del primer trimestre, con otros tres por delante para completar su gestión como director financiero: “Hemos empezado el año con un crecimiento superior al del mercado y una tendencia positiva de nuestro margen, pero con debilidad en el cash flow”. El punto flojo en el balance de Svanberg se llama Sony Ericsson, que vive en constante peligro de caerse del ranking de los cinco grandes de la telefonía móvil. Aunque a la empresa sueca no le ha faltado la tentación de abandonar a su socio japonés, por ahora ambos se han conjurado para llevar  adelante una profunda remodelación para salir de la crisis de identidad de la filial común.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons