publicidad
Advertisement
  24/01/2012

Este año, Intel va a por todas

Lo relevante en los resultados anunciados por Intel no está tanto en el pasado cuanto en el futuro. El ejercicio 2011 ha sido el más brillante en la historia de la compañía, con un crecimiento de ingresos del 24%, de modo que en dos años ha cruzado dos barreras, los 40.000 y los 50.000 millones de dólares: desde 2009, el incremento acumulado ha sido de 19.000 millones de dólares. El anuncio sorprendió a los analistas, que esperaban cifras y ratios más bajas. Pero 2012 será diferente: el CFO de Intel, Stacy Smith, advirtió que espera un crecimiento “de un solo digito”. Empezando por el primer trimestre, que probablemente será plano comparado con el primero de 2011.

Paul Otellini

Paul Otellini

El beneficio neto del año pasado también ha sido históricamente el registro más alto: 12.900 millones de dólares (un 13% de incremento), con un margen bruto del 62,5%. Dos factores excepcionales se han compensado mutuamente durante 2011: por un lado, ha sido un ejercicio de 53 semanas; por otro, el impacto indirecto de las inundaciones de Tailandia se estima en unos 1.000 millones de caída de ingresos.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

En diez años, los ingresos de Intel se han duplicado, pasando de 26.500 en 2011 a 54.200 millones de dólares en 2011, pero la fase de aceleración se ha producido entre 2009 – una pausa atribuible al estallido de la recesión – y el ejercicio cerrado el pasado diciembre. A lo largo de  todo este período, el crecimiento ha sido, sobre todo, orgánico, pero en las cifras de 2011 se han consolidado por primera vez las adquisiciones de McAfee e IMC (antes Infineon Wireless), cuya aportación se eleva a 3.600 millones.

Quienes predican el eclipse de la era del PC se habrán llevado un chasco al enterarse de que el PC Client Group de Intel facturó 35.400 millones de dólares, un 17% más que hace un año y el 65% de los ingresos totales. Pero, atención al dato, dos de cada tres unidades de demanda adicional se originaron en los mercados emergentes. En la conferencia con analistas, el CEO de la compañía, Paul Otellini, explicó que mercados como India e Indonesia crecieron 22% y 37% respectivamente, y que China ya es el mayor mercado del mundo, con un aumento del 15% en 2011 y sin síntomas de fatiga. “La ratio de penetración del PC en China es de sólo el 35%, en contraste con el 90% en Estados Unidos”.

El segundo gran capítulo de ingresos fue el Data Center Group, que por primera vez facturó más de 10.000 millones de dólares. Y no sólo se trata de servidores – apuntó Otellini – puesto que los ingresos de chips para hardware de almacenamiento subieron un 42%.

Las inversiones de capital han sido cuantiosas en 2011: 10.800 millones, y volverán a serlo en 2012, en el que se estiman en 12.500 millones, con 500 millones de margen. El incremento obedece, esencialmente, al inicio de la construcción de las futuras fábricas con tecnología de 14 nm. No está en el ambiente que el actual vaya a ser un año de adquisiciones de gran impacto financiero.

Lo que pudo haber sido una rutinaria presentación de resultados, más o menos como todas, se convirtió en una ronda de preguntas estratégicas. Los analistas querían conocer la perspectiva de 2012 en torno a tres asuntos vitales: ultrabooks, tablets y smartphones.

Sobre los primeros, Otellini no dijo nada novedoso con respecto a lo dicho en el CES de Las Vegas. Pero, cuando un analista de Merrill Lynch le preguntó si espera que canibalicen las ventas de notebooks, respondió que “inicialmente, habrá un fenómeno de sustitución, porque se trata de un producto excitante. Y cuando llegue Windows 8 tendremos la posibilidad de incorporar nuevos interfaces táctiles; en ese momento, un ultrabook sumará características del mejor de los tablets, combinadas con las de un notebook de alto rendimiento”.

Acerca de los tablets, se remitió a la aparición de una nueva generación de dispositivos con Android 4.0 y procesadores de Intel (pasó de puntillas sobre el acuerdo ´plurianual y multidispositivo` firmado con Motorola), y prometió estar presente en ese mercado desde el primer día de existencia de Windows 8: “nuestra intención es usar a fondo nuestra capacidad de integración para bajar los costes y competir seriamente en ese mercado” [alusión apenas velada a la batalla con Qualcomm y Nvidia, cuyos chips equiparán tablets con ese sistema operativo].

En los smartphones, dijo, “nuestra estrategia es diferente. Vamos directamente a la capa alta del mercado, con una proposición inicial de alta performance y prestaciones muy competitivas, con batería de larga vida”. Habló con extensión del acuerdo con Lenovo para lanzar en el mercado chino – casi 1.000 millones de usuarios, subrayó – el primer smartphone con procesador Medield. Y añadió que la compra de la rama de Infineon concede a Intel una posición fuerte en los móviles de gama baja y media. “Con el tiempo, aspiramos a integrar los procesadores de comunicaciones y de aplicaciones en un solo chip”.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons