publicidad
  27/10/2011

Hoja de ruta para Ginni

Virginia Rometty (54 años) sucederá a Sam Palmisano (60) como CEO de IBM a partir del 1 de enero de 2012. En este resumen elemental podría encerrarse la noticia, pero como todas las noticias, esta también tiene varias facetas, y una de ellas es la edad de los protagonistas. Una tradición no reglada quiere que en IBM el CEO se retire a los 60 años, lo que significa que Rometty tiene por delante el tiempo necesario para cumplir con la hoja de ruta 2015, que es la encomienda que le deja Palmisano. Al final, el cargo no ha sido para Mike Daniels (56) ni para Steve Mills (58), presuntamente candidatos favoritos. Palmisano se reserva un papel tutelar como chairman durante un tiempo.

Virginia Rometty

Virginia Rometty

Dentro de IBM, a Rometty todos la llaman Ginni. Fuera, pocos la conocen. Ha tenido una carrera típica en la compañía, donde entró como analista de sistemas y subió escalones durante 30 años, lo que significa que ha vivido tiempos dorados y tiempos de crisis. Hasta ahora, ha sido vicepresidenta senior a cargo de una “supercartera” de ventas, marketing y estrategia, que ocupa desde julio de 2010. Sin duda, ha sido la plataforma de entrenamiento, así como Palmisano llegó al cargo en 2003 tras haberse sentado en 2002 a la vera de Louis Gerstner, cuya gestión salvó a IBM de la decadencia.

La maniobra de Palmisano parece indicar que prefería mantener a Daniels y Mills en sus puestos, porque de ellos dependen los negocios clave en los que IBM se juega los primeros años de su segundo centenario. Eso está por verse, pero en el background de Rometty destacan el éxito en la integración de la rama de consultoría de PriceWaterhouseCoopers, comprada en 2002. Más recientemente, Ginni dirigió a la sombra del CEO en la iniciativa que internamente se conoce como Growth Markets, con la que la compañía está ganando peso en los países donde tradicionalmente no tenía presencia. A efectos estadísticos, los ingresos de esta parte del negocio han crecido este año un 13%.

Incidentalmente, ha llamado la atención el hecho de que las dos mayores compañías de TI van a estar dirigidas por mujeres: Meg Whitman en HP, Rometty en IBM. Palmisano ha tenido el tino de declarar que la política de género no ha tenido nada que ver con la elección. No obstante, echando cuentas, sólo 17 de las 500 empresas de la lista de Fortune están dirigidas por mujeres, y sólo 3 del sector TI [la tercera es Xerox].

Pinchar imagen

Pinchar imagen

La tarea de Virginia Rometty será desplegar la hoja de ruta 2015, en cuya elaboración ha participado, según dijo en sus primeras declaraciones a la prensa estadounidense. El objetivo previsto para ese plan de actuación (ver diagrama) indica que las cuatro nuevas iniciativas lanzadas durante el mandato de Palmisano aporten 30.000 millones de dólares a los ingresos de IBM para ese año, lo que equivale a dos terceras partes del incremento total estimado en 50.000 millones de dólares.

Cuando Palmisano tomó las riendas de IBM el mix de los beneficio era el siguiente: 40% servicios, 25% software y 35% hardware más financiación; el margen operativo bruto estaba en 36,6%. El nuevo CEO aplicó en sus primeros cinco años la fórmula heredada de su tutor: concentrarse en las áreas de mayor valor, vender las prescindibles y reducir costes. En 2007, el mix había cambiado a 40% software, 37% servicios y 23% hardware + financiación, y el margen había subido al 41,9%.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

Según una presentación a inversores del mes de marzo, en 2010 había vuelto a cambiar en favor del software (ver diagrama) y el margen bruto se calculaba en el 46,1%. La hoja de ruta 2015 prevé que al final del trayecto, la mitad de los ingresos de IBM será aportada por el software, mientras que el hardware – aun siendo fundamental para la estrategia – habrá bajado su aportación al 13% de los beneficios. Y esto tiene gran importancia para otro objetivo fundamental: sostener el valor bursátil.

Palmisano ha dicho que diez años como CEO es más que suficiente. Su trayectoria puede medirse por otro parámetro: a mediados de octubre, la acción de IBM alcanzó el techo de los últimos cinco años, con 190 dólares de cotización. Es un listón muy alto, y para que Rometty pueda superarlo, el consejo de administración ha reforzado la dotación destinada a comprar acciones de la propia compañía. Este programa de buyback pretende elevar el beneficio por acción – estimado en 13,35 dólares este año – hasta por lo menos 20 dólares en 2015. Esto, y la continuidad de la política de dividendos, asegura que Rometty no necesitará más armas para seducir a Wall Street.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons