publicidad
  13/12/2010

HP quisiera ser una potencia en el software

HP acelera su negocio de software, lo necesita. Para demostrarlo, convocó en Barcelona a unos 3.000 clientes y partners europeos. El plato fuerte de la conferencia HP Universe fue la nueva suite ALM 11, que Bill Veghte, VP de la división Software & Solutions, definió como “una arquitectura fiable y segura para optimizar la entrega automática de aplicaciones y servicios”. Traducida a un lenguaje menos críptico, la frase describe la modernización de las aplicaciones envejecidas que prevalecen en el stock de software de la mayoría de las empresas. Con esta propuesta, HP confía en dejar atrás la extendida noción de que en el software es una potencia media.

Bill Veghte

Bill Veghte

En  esencia, la suite ALM 11 (Application Lifestyle Management) arraiga en la tecnología que HP incorporó en 2006 con la compra de Mercury Interactive. Fue la primera adquisición importante de la etapa de Mark Hurd como consejero delegado, y no faltaron voces que cuestionaron el precio de 4.500 millones de dólares; Hurd replicó que, gracias a Mercury, elevaría la facturación de software de 1.300 a 2.000 millones de dólares anuales, y lo cierto es que en el ejercicio 2010 han sido 3.586 millones.

Al margen de la conferencia de Barcelona, un directivo de HP – a la que llegó desde Mercury – admitía ante un grupo de periodistas que “durante bastante tiempo, el software estuvo infravalorado dentro de la compañía”. El fichaje de Veghte, veterano de Microsoft, sintetiza un cambio; y es lógico esperar que el nuevo CEO, Leo Apotheker – que ocupó el mismo cargo en SAP – sintonice con la necesidad de transformación, que el propio Veghte ha resumido así: “HP es la primera empresa del sector, y no podría serlo en el futuro si no refuerza su posición en el software”.

Si la división que dirige Veghte fuera una empresa separada, sería el sexto vendedor de software. Pero, dentro de HP, 3.586 millones de dólares no son más que el 3% de la facturación total, con un crecimiento muy débil: 0,4% en 2010. Al presentar estos resultados – adecentados por las ventas de servidores y almacenamiento – Apotheker apuntó el rumbo: “duplicar esa cifra no estaría mal, pero triplicarla es nuestra proyección a largo plazo”. Se interpretaron estas palabras como una intención de forzar el crecimiento mediante adquisiciones. Ahí se dispararon las quinielas.

Ahora mismo, el hueco más evidente en la cartera de software de HP se llama Business Intelligence, uno de los segmentos “calientes” del mercado; Apotheker lo sabe porque, siendo directivo de SAP, participó en la integración de Business Objects desde 2007. Durante la conferencia de Barcelona se insistió mucho en tres “megatendencias”: las empresas son cada vez más globales, la fuerza de trabajo se mueve, y los nuevos dispositivos están cambiando el modo de funcionar de las organizaciones. En un informe de Forrester Research, escrito a la medida del marketing de HP, se afirma que el 69% de los CIO destinarán un 25% de su presupuesto anual a la modernización de sus aplicaciones, mientras que el 31% restante le dedicarán ¡más de la mitad!

Pese a su probada vocación por los servicios, HP ha evitado hasta ahora sumarse a las proclamas ajenas sobre el inminente advenimiento del cloud computing. Su estrategia parece consistir en la búsqueda de un equilibrio entre la infraestructura y `la nube´, y por este carril se propone avanzar bajo el eslogan hybrid delivery.

Desde su incorporación al puesto en noviembre, Apotheker casi no ha tenido ocasión de hablar en público, pero ha dejado entrever que una de sus prioridades para 2011 será reforzar el peso del software. Es ya un tópico de los analistas preguntarse si entre sus planes figura alguna forma de alianza con SAP para dar en común la batalla contra Oracle, hoy por hoy su principal enemigo.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons