publicidad
Advertisement
  15/04/2010

Huawei tiene mucho que festejar

En un año de crisis como 2009, el fabricante chino Huawei ha podido aumentar sus ingresos un 19%, según su informe anual, por primera vez auditado según normas internacionales. Es un contraste, no del todo sorprendente, con Alcatel-Lucent, que sufrió un descenso del 11% en sus ventas, y Nokia Siemens (-18%). Por su parte, Ericsson, líder del sector, retrocedió el 1,4%. El otro fabricante chino, ZTE, ha podido presumir de un incremento del 36%. Entre unos y otros, el mercado mundial pasó de 93.000 millones de dólares en 2008 a 79.000 millones al año siguiente (-17,7%). Con estas cifras, Huawei se colocaría segunda en el ranking por facturación de los proveedores de infraestructuras de comunicaciones.

Ren Zhengfei

Resultados Huawei

Una primera explicación para estas trayectorias es imaginable: la magnitud del mercado chino, en plena fiebre de inversión en el despliegue de telefonía móvil. A lo que Kevin Zhang, vicepresidente de marketing global de Huawei replica que el 70% de la facturación se hace fuera de China. Scott Siegler, analista especializado de DellOro Group, añade un argumento: “los fabricantes chinos venden equipos de tecnología comparable a mitad de precio…y en esa carrera no hay quien pueda seguirles”. La lista de contratos ganados por Huawei es impresionante, y actualmente tiene en marcha unas 60 pruebas piloto de LTE en distintas partes del mundo.

Las estadísticas de este mercado complejo varían según las líneas de producto que se consideren. En los cálculos de Siegler, Huawei ha pasado en un año del 12% al 20% del subconjunto de infraestructuras móviles, cada vez más importante en las cuentas del sector. Mientras tanto, Gartner le atribuye el 14,2% del mercado global, a seis puntos de Ericsson. Otra forma de ver esta competición son los beneficios. Los de Huawei aumentaron un 133% entre 2008 y 2009, pero la compañía corrige este porcentaje a la baja en virtud del factor cambiario.

Otro día hablaremos aquí de la relación de cambio entre el yuan y las monedas occidentales, un tema asiduo en las páginas de la prensa económica, harta de pronosticae el cómo y el cuándo las autoridades de Pekín cederán a las presiones de Estados Unidos para revaluar su moneda, que concede a las empresas chinas una ventaja en la exportación de mercancías.

Huawei, fundada y dirigida desde hace décadas por Ren Zhengfei (en la foto) es un caso particular: en su cifra de negocios gana peso la prestación de servicios, cerrando un círculo virtuoso de suministro más gestión de la infraestructura de red. El 2010 se perfila como otro año excelente para la empresa china, porque según sus directivos la inversión de los operadores se recuperará en los próximos meses – algunas negociaciones en marcha lo anticipan – como respuesta al imparable crecimiento del tráfico de banda ancha móvil.

Huawei, que se jacta de trabajar con 45 de los 50 primeros operadores de telecomunicaciones del mundo, seguirá creciendo sustantivamente en Europa este año. Su principal debilidad reside en no haber no ha conseguido seducir todavía a ninguno de los cuatro grandes de las telecomunicaciones en Estados Unidos. Periódicamente saltan noticias acerca de su presunta intención de comprar activos en ese país. El último rumor menciona un eventual acuerdo con Motorola, como antes se dijo que pujaría por Nortel, y no ocurrió.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons