publicidad
  25/07/2009

IBM y Juniper, aliados contra Cisco

IBM ha encontrado en Juniper Networks una alternativa que le permitirá distanciarse de Cisco, como  respuesta a la irrupción de esta en el mercado de los servidores. Si la noticia se lee desde otro ángulo, Juniper robustece así su condición de competidor de Cisco como suministrador de hardware de redes. La noticia ha sido presentada escuetamente: IBM venderá bajo su propia marca switches y routers fabricados por Juniper para complementar su oferta de servidores a los centros de datos. Al mismo tiempo, el Gigante Azul  reacciona así ante la oferta de productos ProCurve con la que Hewlett-Packard ha decidido liberarse de su envenenados acuerdos con Cisco. ¿Un enredo? No tanto.

Kevin Johnson

Tomando estos movimientos en su conjunto, no hay que ir muy lejos para encontrar la explicación; se llama virtualización. Hay un intento compartido de dos empresas para llevar este fenómeno en auge más allá del suministro de servidores, hasta la propia trama de las redes de empresa. ´Virtualizar´ significa, entre otras cosas, que el hardware se separa del software, pero también que la red que conecta la infraestructura física se hace más dependiente de los equipos que gobiernan las comunicaciones. He ahí el cuello de botella, y en la solución a esta cuestión se encuentra un yacimiento de valor añadido; si el proveedor de esos equipos se convierte de la noche a la mañana en competidor – como es el caso de Cisco – se impone tomar medidas defensivas. Así se puede interpretar el acuerdo.
En realidad, el trato emula las relaciones que Juniper mantiene con otros fabricantes que revenden sus productos, sólo que en este caso incluye su  aceptación de que lleven la marca IBM. Juniper se asomó al negocio de los centros de datos con la compra, en 2005, de NetScreen, pero desde entonces le ha costado ser reconocida como un digno rival de Cisco y HP. Gracias al acuerdo con IBM, espera ganar una cuota de mercado a la que hasta ahora tenía difícil acceso.
Juniper ha reelaborado su estrategia desde que, hace ahora un año, fichó como consejero delegado a Kevin Johnson, hasta entonces alto directivo de Microsoft. Cuando complete su Proyecto Stratus, que contempla el desarrollo de una red virtualizada, Juniper estará en condiciones de ofrecer a IBM algo que esta no tiene: un paquete completo para virtualizar centros de datos. Un golpe preventivo contra las ambiciones de Cisco, que sigue el camino inverso.
El hecho de que los switches y routers lleven la marca IBM ha suscitado especulaciones sobre un eventual interés de IBM en absorber a Juniper. Ninguna  información adicional avala la hipótesis, pero no está de más recordar que Juniper Networks tiene un valor bursátil de 14.000 millones de dólares y sus acciones se encuentran en el punto más alto del año. El bocado sería grande incluso para un gigante.

IBM ha encontrado en Juniper Networks una alternativa que le permitirá distanciarse de Cisco, como  respuesta a la irrupción de esta en el mercado de los servidores. Si la noticia se lee desde otro ángulo, Juniper robustece así su condición de competidor de Cisco como suministrador de hardware de redes. La noticia ha sido presentada escuetamente: IBM venderá bajo su propia marca switches y routers fabricados por Juniper para complementar su oferta de servidores a los centros de datos. Al mismo tiempo, el Gigante Azul  reacciona así ante la oferta de productos ProCurve con la que Hewlett-Packard ha decidido liberarse de su envenenados acuerdos con Cisco. ¿Un enredo? No tanto.

Tomando estos movimientos en su conjunto, no hay que ir muy lejos para encontrar la explicación; se llama virtualización. Hay un intento compartido de dos empresas para llevar este fenómeno en auge más allá del suministro de servidores, hasta la propia trama de las redes de empresa. ´Virtualizar´ significa, entre otras cosas, que el hardware se separa del software, pero también que la red que conecta la infraestructura física se hace más dependiente de los equipos que gobiernan las comunicaciones. He ahí el cuello de botella, y en la solución a esta cuestión se encuentra un yacimiento de valor añadido; si el proveedor de esos equipos se convierte de la noche a la mañana en competidor – como es el caso de Cisco – se impone tomar medidas defensivas. Así se puede interpretar el acuerdo.

En realidad, el trato emula las relaciones que Juniper mantiene con otros fabricantes que revenden sus productos, sólo que en este caso incluye su  aceptación de que lleven la marca IBM. Juniper se asomó al negocio de los centros de datos con la compra, en 2005, de NetScreen, pero desde entonces le ha costado ser reconocida como un digno rival de Cisco y HP. Gracias al acuerdo con IBM, espera ganar una cuota de mercado a la que hasta ahora tenía difícil acceso.

Juniper ha reelaborado su estrategia desde que, hace ahora un año, fichó como consejero delegado a Kevin Johnson, hasta entonces alto directivo de Microsoft. Cuando complete su Proyecto Stratus, que contempla el desarrollo de una red virtualizada, Juniper estará en condiciones de ofrecer a IBM algo que esta no tiene: un paquete completo para virtualizar centros de datos. Un golpe preventivo contra las ambiciones de Cisco, que sigue el camino inverso.

El hecho de que los switches y routers lleven la marca IBM ha suscitado especulaciones sobre un eventual interés de IBM en absorber a Juniper. Ninguna  información adicional avala la hipótesis, pero no está de más recordar que Juniper Networks tiene un valor bursátil de 14.000 millones de dólares y sus acciones se encuentran en el punto más alto del año. El bocado sería grande incluso para un gigante.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons