10/12/2011

Íñigo Osoro

Director de BAO, IBM España

El puesto de Iñigo Osoro dentro de la filial española de IBM contiene una sigla enigmática: BAO significa Business Analytics and Optimization, un capítulo en el que la compañía facturó mundialmente más de 10.000 millones de dólares (10% del total) en 2010, que pretende elevar hasta 16.000 millones en 2015. Es un mercado en el candelero por una razón que Osoro resume sencillamente: “a los clientes les reporta beneficios a muy corto plazo, con retornos de inversión demostrados”. Osoro acababa de regresar de Las Vegas, de asistir a la conferencia Information on Demand, en la que cada año IBM presenta sus propuestas estratégicas en el campo de la gestión de la información.

Íñigo Osoro
Íñigo Osoro

¿Qué pasó este año en IOD?

El ámbito que abarca esta conferencia de la división de software es muy amplio, y se refiere a todo el ciclo de vida de la información; en ella presentamos lo que hemos hecho durante el año con los clientes más relevantes y anunciamos lo que vamos a poner en marcha. Este año hemos tenido nada más y nada menos que 27 anuncios, de los cuales 27 son de software y 2 de prácticas de servicios nuevos sobre ese software. La lista es amplia, pero básicamente tienen que ver con soluciones específicas para sectores tan importantes como sanidad en análisis predictivo, que están funcionando como piloto en Estados Unidos. Se  anunciaron nuevos appliances que empaquetan hardware y software: uno para pymes, y otro específico para telecos. Llamó mucho la atención Cognos Mobile, una plataforma para iPad, de forma que cualquier empleado puede trabajar online y offline con datos relevantes. Creemos que tiene un inmenso campo de aplicación entre los médicos y en entornos de retail […] con infinidad de aplicaciones, y es una de las primeras piezas de business intelligence que hay en el mercado para iPad.

¡Me abruma!

[risas] Pues tengo más. En la infraestructura e integración de información, que es un tema absolutamente caliente, hemos hecho anuncios que pensamos pueden ser importantes para España en las fusiones de cajas, que han de ser capaces de integrar toda la información de los clientes de sus diversos componentes. Se ha mostrado también una versión de nuestra plataforma de business intelligence en versión cloud, para que empresas pequeñas que no tienen capacidad para justificar un departamento de TI puedan hacer análisis de sus datos simplemente colgándolos y pagando por uso. Por cierto, esto es algo que en España está teniendo mucha acogida, porque es un mercado de pymes [...]

Perdone, ¿cuál es la diferencia entre business intelligence y business analytics?

Ayer mismo ví en LinkedIn una discusión entre gente que se dedica a estos dos conceptos que realmente están muy cercanos. Nosotros, en IBM, concebimos business intelligence como un conjunto de herramientas de query, de reporting, de cuadro de mandos y en definitiva de data warehouse, herramientas que permiten representar la información que sea relevante para alguien que ha de tomar una decisión. Business analytics va más allá: permite valorar la información, hacer predicciones, gestionar el riesgo […] Estamos trabajando mucho en lo que se conoce como mantenimiento predictivo, y voy a darle un ejemplo: hemos implantado en BMW una solución que permite decir al cliente que una pieza determinada de su coche va a fallar en tres meses.

La otra gran tendencia son los appliances, ¿qué ventajas aportan?

Dos ventajas. La primera es la simplicidad, porque es algo que ya viene instalado y configurado, con lo que permite rapidez de despliegue personalizado; la otra es la especialización: no es lo mismo tener un servidor muy potente pero con una base de datos tradicional que un appliance con una base de datos especializada para hacer queries a grandes bases de datos, con un tiempo de respuesta que es una fracción de lo que se tarda en el primer caso.

¿A qué otras necesidades responde esta tecnología analítica?

A una explosión absoluta de información: hay quien dice que, si seguimos así, pasaremos de construir la sociedad de la información a sufrir la sociedad de la desinformación. Se dice que el 90% de la información existente ha sido generada en los últimos dos años, y que el 80% de la información que se genera está desestructurada, no en bases de datos clásicas sino en formatos diferentes, como los blogs, los tuits, etcétera […] y lo que las empresas necesitan es tener información rápidamente, ajustada a lo que necesitan, para tomar rápidamente decisiones fundadas en la información fiable, pero sólo sobre la fiable.

He anotado tres atributos: velocidad, fiabilidad y relevancia.

No sólo tenemos que tener acceso a la información, sino asegurarnos de que responde a esos tres atributos. Tomemos un ejemplo, la sanidad: en los hospitales se recoge información sobre los enfermos que se borra a las 72 horas porque los dispositivos tienen una capacidad limitada, pero una gran parte merecería conservarse. ¿Cuál? ¿Para qué? En Estados Unidos han calculado que mueren 40.000 personas cada año por errores de diagnóstico, en muchos casos debidos a que la información existe pero no está integrada en historiales médicos inteligibles. Hay muchos ejemplos similares en empresas de todos los sectores.

¿Qué empresas están comprando esas soluciones?

El 83% de los directores de informática que ha entrevistado IBM dicen que la inversión en business analytics es prioritaria. En España se suele ignorar que en medio de esta crisis hay empresas punteras que están en procesos de transformación, y que muchas otras despliegan proyectos para un departamento o una función, como puede ser el marketing. En uno de los bancos más grandes estamos implantando un sistema de análisis del riesgo reputacional. Si el banco lanza un producto financiero, y es criticado en las redes, tiene que poner en marcha una campaña de comunicación que contrarreste la percepción negativa […] esto sólo se puede hacer analizando información no estructurada.

Es una estrategia muy clara de IBM, desde hace años. Pero no está sola en el mercado. ¿Cuál es el rasgo diferencial?

Tenemos la suerte de tener unos competidores excelentes, y esto redunda en beneficio del cliente, porque tiene dónde elegir y porque los proveedores tenemos que invertir para adquirir ventajas competitivas. Las nuestras están en las inversiones que hemos hecho y seguimos haciendo en esta área: 14.000 millones en los últimos años para comprar 26 empresas nos posicionan como el fabricante de software con el portfolio más amplio. Seguimos todo el ciclo de vida de la información, desde la base de datos en memoria hasta las bases relacionales, desde herramientas de integración y limpieza de datos a las soluciones verticales y de cumplimiento regulatorio […] Y para mí también hay una diferencia en vincular esta infraestructura con las iniciativas de negocio del cliente, porque el conocimiento sectorial es fundamental. Hay competidores que tienen conocimiento sectorial pero no tienen portfolio, y viceversa; nosotros tenemos ambas cosas. IBM también ha invertido en recursos humanos: actualmente cuenta con 8.000 consultores y 7.500 técnicos de preventa, o sea más de 15.000 personas especializadas a nivel mundial.

Todo en IBM parece estar planificado hasta 2015 ¿cuál es el plan en esta área?

La compañía ha definido cuatro grandes áreas de crecimiento, y una de ellas es BAO. Nuestro plan es crecer de 10.000 a 16.000 millones de dólares en 2015. Sólo por dar una idea: en 2010, IBM creció un 4%, y en los tres primeros trimestres de este año BAO ha crecido un 19%, que es mucho más de lo crecido por IBM y por el mercado.

¿Por qué la O de BAO, optimización?

Estamos incluyendo todo lo que tiene que ver con la eficiencia operativa. Tenemos piezas de software provenientes de iLog que son reglas de negocio que permiten tomar procesos completos de una empresa para analizarlos y optimizarlos. Por ejemplo, ¿cuál es el surtido óptimo de stock de una tienda? Esta es una solución real, que permite optimizar existencias y ventas redistribuyendo las prendas ajustándose a la demanda.

Está emparentada con la actividad de consultoría de negocio […]

Claro, por eso decía que una de las ventajas es contar con 8.000 consultores dedicados a esto. Es una oferta en la que siempre hay una dosis de servicio, proporcionado por nuestra división respectiva o por otras compañías, pero el software lo que hace es definir reglas de negocio y requiere que haya alguien detrás que conozca el sector. En BAO tenemos dos ejes fundamentales: las reglas de negocio y la capacidad predictiva. No puedo predecir si no conozco las reglas del negocio que estoy tocando.

Lo relaciono con un asunto de importancia creciente para las empresas, el compliance, ¿cómo influye en esta actividad?

Es fundamental, porque directa o indirectamente influye sobre todos los sectores. En algunos, el marco regulatorio es muy intenso: telecos, AAPP, banca, seguros… Un ejemplo actual son los requerimientos de solvencia que las aseguradoras tienen que cumplir en 2013 por la normativa de Basilea, y para eso tenemos soluciones basadas en nuestro software y en nuestro conocimiento sectorial.

¿Business Analytics es susceptible de montarse en la nube?

Es explotable en la nube, y tenemos en España acuerdos de colaboración con algunas empresas que están ofertando nuestras herramientas en modo cloud. De hecho, en Las Vegas anunciamos Cognos integrado con la solución cloud de IBM, de forma que una pyme, en lugar de comprar una licencia de Cognos, que implicaría instalarla, mantenerla, administrarla… puede acceder a la nube de IBM, cargar sus datos – porque obviamente los datos tiene que ponerlos la empresa – y pagar por uso, hace lo que tenga que hacer con los datos y el resultado se lo queda. Está anunciado y operativo, y lo que hemos hecho en España es trabajar con terceros para que en su nube tengan herramientas de IBM disponibles.

¿En qué medida influye la situación económica?

Lo que todos tenemos claro es que el ROI tiene que ser casi inmediato. Esta es la buena noticia en medio de la situación económica que vivimos. Lo que estamos viendo es que las empresas de cualquier sector tienen cuatro áreas de foco estratégico: 1) conocer a los clientes y cómo utilizar ese conocimiento; 2) reducir el riesgo de la compañía, y reducir el fraude, que es otro tema que está afectando a algunos sectores; 3) reducir costes con la mejor utilización de los recursos; y 4) mejorar la gestión financiera. En España, estas cuatro variables son candentes, porque tienen que ver con ingresar más y gastar menos.

 
Compartir:
  • Print
  • Meneame
  • BarraPunto
  • LinkedIn
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Live

Artículos relacionados