publicidad
  20/09/2010

Insólitos piropos entre IBM y Oracle

La interpretación es libre, pero se hace difícil no leer los resultados de Oracle, sin concluir que el gasto informático de las empresas ha renacido. La verdad es que los indicadores económicos, tanto en Estados Unidos como en Europa, no soportan esa hipótesis, pero ahí están los números, presentados por la elegante copresidenta Safra Catz. El anuncio destacó por otras razones, no financieras. Como algo de actor tiene, Larry Ellison robó la escena a Catz, con sus inesperados elogios a IBM, que definió como “un gran competidor” en una frase y “un partner fiable” en otra. Hay que ver lo mucho que une el tener un enemigo común, que en esta ocasión se llama HP.

Safra Catz

Safra Catz

Gracias a ello, la rueda de prensa escapó alió de la rutina y se transformó en una lección del manual guerra empresarial, exactamente la que enseña la diferencia entre entre enemigo y adversario. En resumidas cuentas, Oracle necesita que sus productos se asocien a servicios que prestan otros. Con uno de sus socios históricos, HP, la ruptura es un hecho desde que Ellison fichó a Mark Hurd, y HP les denunció en los tribunales. Con Dell no parece haber problemas, y por ello recibió su dosis de cariño, pero ¿por qué IBM? Hasta hace nada eran enemigos irreconciliables. Apenas han pasado tres meses desde que Ellison presumió de cada cliente de IBM recibiría la visita de un vendedor de Oracle, lo que no era sino la respuesta a las visitas de los vendedores de IBM a los clientes de Sun. Con el agravante de que a Sam Palmisano, el jefazo de IBM, aún le duele que Ellison se apoderara de Sun por 7.400 millones de dólares, cifra que Palmisano se había negado a pagar. 

¿Complicado? Pues es bien sencillo: con su tamaño y su potente división de servicios, HP es una amenaza para Oracle tanto como lo es para IBM. Pero, en este preciso momento, HP tiene un punto vulnerable, llamémoslo punto H: Mark Hurd conoce su intimidad. También Ellison es vulnerable, en otro sentido: su software se ha instalado en máquinas ajenas – la compra de Sun no cambia ese hecho – y, salvo los contratos de soporte anejos a las licencias, los servicios que generan no influyen en su cuenta de resultados. Por esto necesita socios; que se sepa, no tiene visos de imitar a sus rivales que han comprado empresas de servicios para vender una oferta end-to-end. Lo curioso  es que el nombre de HP no fue mencionado durante la rueda de prensa.

Por el lado de IBM, se diría que los agravios quedan olvidados, pero no ha aparcado sus promesas de financiación preferente para atrapar clientes de Oracle/Sun. Días atrás, en el Wall Street Journal, Palmisano dijo comprender las razones de Oracle, y cuestionó el buen juicio de HP al pagar un dineral por la empresa 3Par. “Sinceramente, me siento halagado por las palabras de Sam”, dijo Ellison, para disfrute de los presentes.

Pero también se habló de resultados, claro está. Muy sólidos, tanto como para provocar una subida de la acción a su nivel más alto en nueve años. Entre junio y agosto, Oracle facturó 7.502 millones de dólares, un 48% más que en igual período de 2009. “Obviamente estamos muy contentos; nuestro negocio de software creció fuertemente en todas las regiones, con un aumento del 25% en nuevas licencias – dijo Catz – pero también el hardware ha progresado más rápido de lo que esperábamos”. El hardware, producto de la adquisición de Sun, aportó el 22,6% de la facturación total, exactamente 1.698 millones, que no está mal. El beneficio neto del trimestre fue de 1.352 millones, un aumento del 20%. Poco más había que contar, salvo adelantar que la semana siguiente, hoy mismo, unos 40.000 visitantes acudirán a San Francisco para asistir al rito anual de Oracle World.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons