publicidad
  17/03/2010

Intel acelera, AMD persigue

En la Fórmula 1, Intel patrocina el equipo Sauber (antes BMW), cuyo primer piloto esta temporada es Pedro de la Rosa. AMD asocia su imagen con la de Ferrari y Fernando Alonso. Pero, cuando está en juego el ranking de microprocesadores, la rivalidad entre las dos compañías no es en absoluto deportiva. Tras librar una guerra, por momentos sucia,durante décadas, la competición ha vuelto a la normalidad. Este mes, el calendario incluye tres lanzamientos: el Xeon 5600 (llamado Westmere-EP) que Intel presentó anteayer, y que AMD replicará el 29 con su Opteron 6100 (Magny-Cours), un día antes de que Intel vuelva a la pole position con el Xeon 7500 (Nehalem-EX).

 Bajo este galimatías de nombres y códigos – y otros que nos ahorramos – subyace una carrera, que no es sólo de velocidad sino sobre todo de integración: más núcleos en un chip, más densidad en el proceso de fabricación, más eficiencia energética. Los procesadores mencionados más arriba anticipan nuevas proezas (el 5600 alberga 1.710 millones de transistores en 240 mm cuadrados. Pero lo que más importa subrayar en este asunto es que tanta novedad simultánea obedece a un cálculo de mercado: coincidir con el arranque de un nuevo ciclo en la demanda de servidores, mortecina durante 2009. Según un informe reciente de Gartner, un millón de servidores x86, cuya vida se ha prolongado a causa de la recesión, serán sustituidos a lo largo de 2010.

Intel arrima el ascua a su sardina al afirmar que el 80% de la base instalada de servidores deberá ser reemplazada porque representan un despilfarro económico y energético, si se comparan con los chips de nueva generación. Añade este fabricante que la sustitución de 50 procesadores de núcleo único por tres Xeon 5600, permitiría ahorrar una media de 10.000 dólares.

A propósito de sustituciones, el 5600 viene a sustituir de facto al todavía vigente 5500, que Intel lanzó en el peor momento posible, hace justamente un año pero condenado por la parálisis inversora de las empresas. Boyd Davis, director del Data Center Group de Intel, presumió durante la espectacular presentación  de que un servidor equipado con Xeon 5600 equivale a 15 servidores de hace cinco años.

La carrera de los núcleos está lanzada. AMD dio un gran paso con sus Opteron de cuatro y seis núcleos  y ahora se apresta a progresar hasta ocho y doce núcleos. Una diferencia importante es que AMD sigue produciendo sus chips con tecnología de 45 nanometros, mientras que Intel fabrica los suyos con 32 nm, un factor que abarata sus costes. Pero AMD, para mantener su posición en el mercado de servidores, tendrá que responder con precios agresivos a los fijados por Intel: entre 387 y 1.663 dólares oscila la familia Xeon 5600. Y, por supuesto, el último elemento de esta competición es la capacidad de asegurarse la adhesión de los fabricantes de servidores; Intel ya ha recibido el apoyo de Dell, IBM, HP y Fujitsu.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons