publicidad
  14/12/2011

Inversión anual de las Telecos en España

Sobre los operadores móviles europeos ha caído este año una ducha de realismo: sus ingresos no crecen (o descienden) y sus beneficios bajan sin perspectivas de mejorar. La pauta común a todas las presentaciones de resultados del tercer trimestre ha sido esta: directores financieros proclamando su firme compromiso de recortar los costes para restaurar la generación de cash. En ausencia de crecimiento, el cash-flow es lo que interesa a los accionistas y a los bancos acreedores, con una consecuencia indeseable: los planes de inversión se revisan a la baja. En España, pero no sólo en España, es notorio que en 2011 las cifras de capex se quedarán cortas con respecto a las de 2010. Las cosas no tienen pinta de cambiar en el futuro previsible. Los mercados “emergentes” salvan las cuentas de los operadores y, en algunos casos, ya superan en ingresos a los que se obtienen en el país de origen: Telefónica y Telecom Italia enderezan sus resultados gracias a América Latina; las cuentas de Orange son más sanas en África y Oriente Medio (y en España) que en Francia, mientras Vodafone debe su relativa bonanza financiera a India, Turquía y Sudáfrica. Deutsche Telekom ha declarado un declive del 3% en los ingresos de T-Mobile en Alemania. El trasfondo es, por supuesto, la crisis económica que aflige a Europa. Pero hay otros factores intrínsecos: los ingresos de voz caen sistemáticamente, las tarifas son ajustadas a la baja para evitar la deserción de los usuarios, la subvención a los terminales ha acabado por ser un hábito oneroso, y el tráfico de datos móviles aumenta pero no se traduce proporcionalmente en los ingresos. Mantenerse a flote en este delicado equilibrio exige inversiones en red y una ampliación del espectro disponible, pero ambas cosas dependen de los volátiles mercados financieros, a los que hay que mostrar una conducta intachable en materia de costes.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons