publicidad
  16/12/2016

IoT: lo importante es el cómo, no el cuánto

Este blog empezó la semana con una entrevista centrada en la visión de Intel sobre el mercado de Internet de las Cosas y la cierra glosando un estudio de Vodafone que trata la misma cuestión. En ambos casos, el cómo resulta más importante que el cuánto. El barómetro anual de IoT, que ha comisionado el grupo de telecomunicaciones, analiza la prioridad que para las empresas representa invertir en IoT. Con base en más de 1.000 entrevistas en 17 países, ofrece una ilustrativa colección de datos. Por ejemplo, estos: el 28% ya utilizan IoT y un 35% tiene planeado algún proyecto en su próximo año fiscal. Con estas evidencias de realidad, ahora la pregunta es cómo optimizar las inversiones.

Ya en su cuarta edición, bajo el escueto título Vodafone IoT Barometer 2016, identifica los cinco factores que han de considerarse para sacar el máximo provecho de IoT. El primero, con toda lógica, es ´a mayor compromiso, mejores resultados`, se expresa en un incremento de las inversiones. Por otro lado, los mejores resultados se alcanzan cuando este conjunto de tecnologías forman parte integral de la estrategia de negocio, no tanto cuando se buscan simples mejoras operativas.

También es necesario entender IoT como un proyecto de toda la empresa, no como una adquisición rutinaria de TI, para luego medir sus rendimientos en cada proceso de negocio. Además, las aplicaciones IoT son una mina de datos para las organizaciones. Por último para que todo funcione adecuadamente, la seguridad debe ser estricta, mediante el control de los riesgos de extremo a extremo y de las tareas de todos los participantes.

publicidad

Estas conclusiones son corolarios de las cuatro cifras más relevantes que recorren el informe de Vodafone: un 76% de las empresas afirma que IoT será decisiva para el éxito en cualquier sector de actividad; el 56% ya ha integrado datos procedentes de redes de objetos en sus actuales sistemas críticos (ERP, plataformas de hosting, herramientas analíticas y aplicaciones móviles; más de la mitad (55%) ha visto aumentar sus ingresos en más de un 20%, tras la implantación de estas tecnologías y, por último, IoT ya representa el 24% de la media mundial de los presupuestos de TI, equivalente a la de otras partidas de gasto como cloud computing o análisis de datos.

¿Hay resultados tangibles? Las empresas entrevistadas contabilizan un 20% de mejora en sus indicadores clave de negocio como son la generación de ingresos, la reducción de tiempos de inactividad en los sistemas, los costes operativos y la optimización en el uso de activos. El 68% de ese 20% tiene previsto continuar con nuevos proyectos durante el año próximo.

La mayor parte de las empresas tienen objetivos claros relacionados con IoT, pero las que más confían son aquellas que plantearon sus iniciativas como estrategias intrínsecas de negocio, en lugar de considerarlas una compra más de tecnología. Por lo tanto, la planificación es crítica. De hecho, el 68% afirma haber establecido objetivos en sus proyectos IoT y, precisamente, las que han alcanzado los mayores rendimientos fueron las que así lo hicieron. Una idea que se ve ratificada por las respuestas de quienes consideran – acertadamente – que IoT no es una iniciativa de naturaleza tecnológica (el 61%).

Esta posición se traduce también en el apartado presupuestario. Los proyectos IoT asumen actualmente el 24% de los presupuestos globales de TI, un porcentaje que coincide en la misma escala con las inversiones en cloud y hosting (23%) y en herramientas de análisis de datos (22%). Vodafone encuentra que los usuarios generan ingresos desde las etapas más tempranas de estos proyectos y un 63% asegura que obtiene retornos importantes, por encima del 59% que constataba el barómetro de 2015.

Esto significa, sin más, que hay una correlación estrecha entre la cuantía que se dedica a IoT y los resultados que se obtienen. En un extremo están las empresas que le asignan más del 40% de su presupuesto: el 79% dice tener comprobado un ROI importante.  Por otro lado, aquellas que han asignado menos del 40% recogen buenos frutos, pero de ellos sólo el 45% los califica de importantes. Además, el 89% de las empresas que invierten en IoT ha incrementado su presupuesto en los últimos doce meses.

Para el informe, estos datos confirman que IoT está siendo adoptada paulatinamente como un medio para impulsar la transformación de las organizaciones. El 48% afirma utilizar IoT para apoyar la evolución a gran escala de su negocio. El 64% de las entrevistadas usan actualmente dispositivos y sistemas IoT para automatizar procesos y el 59% para reforzar sus productos ya conectados, mientras que un 29% la utiliza para interconectar organizaciones múltiples en ecosistemas integrados.

Precisamente, los productos conectados son la principal área de crecimiento y los resultados obtenidos son óptimos con todo tipo de aplicaciones y en todas las fases de madurez de los proyectos, aunque son las empresas más visionarias las que encuentran beneficios más amplios. De hecho, el 49% de los principales usuarios IoT dice que ya ha lanzado nuevos productos y servicios conectados.

Desarrollar nuevas soluciones conectadas (46%) es la aplicación más popular. Mientras que los procesos de automatización de la cadena de suministro con el concurso de IoT es la segunda (44%), un área en la que los beneficios potenciales se sustentan en la reducción de los costes de inventario y el incremento de la calidad del suministro a partir de datos más precisos y fiables.

Además, cualquier proyecto de este tipo se basa en la seguridad de las operaciones en las que intervienen terceras partes. Pues bien más de dos tercios de las empresas se sienten seguras al compartir los datos con otras organizaciones y el 81% asegura que el verdadero valor de IoT se alcanza cuando se utilizan los datos que genera en el conjunto de la red. Los sectores eléctrico y público son los más proclives a promover nuevas iniciativas de productos y servicios conectados, y más del 50% tiene previsto lanzar proyectos IoT en dos años.

Son, aparentemente, proyectos tan variados como ambiciosos. El 51% de las empresas está pensando en optimizar el uso de activos y vehículos y el 48% en reducir los costes de operación de las plantas. Mejorar la seguridad de los espacios (46%) y automatizar los procesos de la cadena de suministros (42%) son otras de las grandes prioridades. El barómetro incluye algunos ejemplos de aplicaciones de IoT como los coches sin conductor, los contadores inteligentes de gas y electricidad, y los equipos de monitorización doméstica e industrial en remoto.

Un sorprendente 94% de los actuales usuarios de IoT afirma que almacena los datos IoT en la nube y que con ellos usa herramientas analíticas con las cuales apoyar sus procesos de decisión, o integra los datos IoT con los sistemas críticos como ERP, y/o emplea dispositivos móviles para dar acceso a los empleados a los datos generados por IoT. Está implícito en el hallazgo que los usuarios confían en las plataformas IoT y son capaces de integrar nuevos modelos de negocio con el resto de sus sistemas y soluciones corporativas.

Acerca de la seguridad, sin duda un punto critico en la literatura sobre IoT, el 75% de los encuestados en nombre de Vodafone considera que los riesgos “son una realidad que está ahí”. Del informe se desprende que la preocupación y la confusión acerca de la seguridad influyen en la adopción de IoT: el 56% asegura que IoT no es diferente a otras categorías de las TI en materia de seguridad. Prueba de que, a pesar de los avances de los últimos años, IoT sigue suscitando un cierto miedo a lo desconocido.

[informe de Lola Sánchez]


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons