publicidad
  26/01/2015

Isaac Hernández

Country Manager de Google for Work para España y Portugal

Desde finales del año pasado, Google Enterprise ha pasado a llamarse Google for Work. No es un mero cambio de nomenclatura para esta división, sino el reconocimiento explícito de que era necesario reforzar la percepción generalizada de lo que Google tiene para ofrecer a las empresas: en qué se parece y en qué se diferencia de su oferta a los consumidores. Durante su existencia, Google ha construído datacenters en todo el mundo, y acaba de anunciar una inversión de 700 millones de euros para instalar uno en Holanda. Con esta nueva infraestructura responde a la necesidad de prestar servicio con una mayor proximidad a sus clientes europeos y satisface los requisitos de la regulación.

Isaac Hernández

Isaac Hernández

Cuando en los medios, incluido este blog, se habla de Google, lo normal es referirse a su negocio clásico, y es natural porque el origen de Google, desde la óptica de los consumidores, es su buscador, principal fuente de sus ingresos El origen de la división Google Enterprise – ahora Google for Work – no es tan diferente: comenzó con un servidor para búsquedas empresariales implementado en un appliance – un buscador integrado en el hardware para uso específico – que fue el comienzo de una trayectoria que pasaría por una versión de Gmail diseñada pensando en las empresas, y luego sus mapas,… servicios de infraestructura en la nube y así hasta definir un catálogo de prestaciones en modo servicio.

publicidad

El responsable de Google for Work en España y Portugal, Isaac Hernández, es un interlocutor conocido de los lectores de este blog, para los que fue entrevistado cuando era director de banda ancha de Vodafone España [antes había sido director de marketing de la filial ibérica de Microsoft], y esa trayectoria subyace entrelíneas en su descripción de la estrategia que mueve la división que ahora dirige dentro de Google.

Los servicios y productos que Google ofrece a las empresas tienen un inconfundible origen en los que el consumidor conoce, ¿cuáles son las diferencias?

Aunque la apariencia de estas soluciones es similar a la que conocen los consumidores, para llevarlas al terreno corporativo se las ha dotado de todas las herramientas de administración, control y auditoría que necesitan los responsables de TI de una empresa. Además, ofrecemos servicios 24×7; lo que no cambia es la facilidad de uso y los altísimos niveles de disponibilidad, que llegan al 99,98%.

¿No es un problema, entonces?

La escalabilidad y fiabilidad están demostradas. Tenemos cientos de millones de usuarios de Gmail, Mapas, YouTube y Android, y todos esos servicios usan nuestros centros de datos. Tenemos muchos clientes corporativos con cientos de miles de usuarios. El BBVA, por ejemplo, tiene 155.000 usuarios en todo el mundo de su sistema de correo electrónica suministrado por Google: son más de 500 millones de mails.

Partiendo de la premisa de que la mayor parte de sus ingresos vienen del consumo, ¿qué ventajas e inconvenientes tiene Google para asentarse en el mercado empresarial?

Google es reconocida como una de las compañías más innovadoras; lo ha dicho Gartner hace poco tras una encuesta a miles de consejeros delegados: ¿cuáles son las compañías que más han aportado en los últimos diez años desde el punto de vista de la innovación? Google ha salido como la número uno de la lista. ¿El inconveniente? Puede parecer contradictorio, pero la marca es tan potente y el buscador tan popular, que todavía son pocas las empresas que conocen las soluciones que Google les ofrece. Tenemos que hacer un trabajo en ese sentido.

Google desglosa muy escuetamente sus resultados. ¿Es Google for Work un área de crecimiento? ¿Es rentable?

Es un área estratégica por varias razones. Primera: nos ayuda a diversificar los ingresos. Segunda, es un negocio esencialmente de suscripción, en el que a diferencia de otras áreas, el compromiso con el cliente tiene la clave de todo. Si consideramos los cuatro factores de disrupción de los que habla todo el mundo [cloud, big data, movilidad, social], Google está en un momento perfecto en cada uno de ellos para la aceleración.

¿Cuál es el catálogo de la oferta de Google a las empresas?

Básicamente, les ofrecemos cinco tipos de soluciones. Cronológicamente, la primera fue el buscador, implementado en un appliance que se inserta en el datacenter del cliente, y es capaz de conectarse con sus sistemas de ficheros y su intranet, con su ERP, su CRM, su gestión documental,… y le presenta una caja de búsqueda universal, de muy bajo mantenimiento. Si hay algo en lo que se puede confiar en Google, son sus algoritmos de relevancia. Es una solución pensada para medianas y grandes empresas. pero no hay umbral ni techo en cuanto al volumen de información que puede indexar y gestionar; es ilimitado.

[…] es el punto de entrada del portfolio.

Correcto. Y es el origen de la división Google for Work. Prácticamente toda la banca, las grandes compañías de seguros, de servicios públicos, la AAPP… usan el buscador. Es la primera línea del frente, la que era natural para Google, porque al final el problema es aplicar a las búsquedas corporativas la tecnología de relevancia, de semántica que se han llevado de Internet a la intranet de esa empresa en concreto.

Sigamos con la oferta…

Luego viene el conjunto de aplicaciones ofimáticas, correo electrónico, comunicación, calendario y demás; es una suite que ha evolucionado mucho, partiendo del Gmail para empresas,. Más tarde se incorporó la ofimática y recientemente se ha arropado con Google+, que permite tener una red social dentro de la empresa. Son soluciones que facilitan muchos escenarios de trabajo en equipo, para conectar a los empleados, favorecer la colaboración y la transparencia […] Se pueden habilitar hangouts, videoconferencia, mensajería, herramientas de creación de formularios, … sería extenso detallar todas las posibilidades.

¿Son herramientas de colaboración en la nube?

Es algo realmente diferencial: son soluciones nativas en la nube, y por tanto se trabaja y se coopera desde cualquier dispositivo, con cualquier sistema operativo, cualquier navegador, sobre cualquier plataforma… podemos presumir de agnosticismo total.

Para eso hay muchas soluciones en el mercado…

No tantas. Nadie había creado una ofimática nativa en la nube con colaboración en tiempo real con las características que Google ya tenía.

Ya tenemos dos de los cinco tipos. Adelante…

La tercera pata del portfolio está formada por Google Maps y Google Earth, plataformas sobre las que se puede, en el caso más típico, localizar las tiendas de una empresa, pero también hacer mapas de calor, análisis geodemográficos para ligar información de distintas bases de datos y pintarla visualmente sobre los mapas. Está funcionando muy bien, porque ahora la gente sabe interactuar con un mapa […] Suele decirse que el 80% de la información gana valor si se georeferencia o si se le agrega el parámetro de dónde se ha generado. En cuanto a las otras dos patas…

Imagino que una serán los dispositivos…

Exacto: Android o Chrome. Los Chromebook están barriendo en el mercado educativo de Estados Unidos, y tienen la gran ventaja de que pueden gestionarse en remoto, de que no hay datos almacenados dentro del dispositivo, que se pueden compartir de la manera más sencilla. El coste total de propiedad de un Chromebook es un 75% inferior al de un PC convencional, y por esto están siendo evaluados en todos los proyectos de redefinición y virtualización de puestos de trabajo.

Ya, pero no es Google quien los fabrica, y el fabricante tiene que ganar dinero […]

Por supuesto, y este es un aspecto estratégico para que el concepto de plataforma en la nube funcione, porque permite reducir drásticamente el TCO. Hay muchos escenarios en los que una empresa no se ha atrevido a dar un PC a sus empleados, y resulta que en esos casos un Chromebook es ideal.

¿Cómo va la adopción de Google Apps en las empresas?

Se ha consolidado como la alternativa más sólida a Microsoft en las empresas y la educación. Se calcula en 5 millones el número de empresas en el mundo que utilizarn Google Apps. En España, es la solución lider en las universidades, con más de 50 que lo usan masivamente. Y es la solución más fácil y asequible entre las pymes y los autónomos, que por lo general no pueden permitirse el tener personal informático. En el segmento de la gran empresa, vemos una aceleración clarísima, favorecida por la transformación que la movilidad y la consumerización están produciendo […]

¿Cuál es el business case para una gran empresa?

Uno de los escenarios más habituales es el de la compartición y almacenamiento de archivos en la nube, accesibles desde cualquier dispositivo. Llevamos a las empresas soluciones que vienen del consumo, pero las arropamos con herramientas que tranquilizan y dan garantías al departamento responsable. Es muy normal usar Google Apps en empresas que quieren dotar de correo electrónico y herramientas de comunicación a todos sus empleados, no sólo a los trabajadores del conocimiento…

¿En qué sectores?

En retail, hoteles, en empresas de fabricación, en el sector de servicios, en transporte. En España tenemos grandes clientes en casi todos los sectores […] ¿Dónde tenemos menos éxito? Pues donde la apuesta por la nube no es tan nítica. como las Administraciones Públicas.

Hay muchas visiones diferentes de la adopción de cloud por las empresas…

Nosotros tenemos una oferta completa, desde servidores virtuales, almacenamiento cloud, bases de datos, desarrollo de aplicaciones y, muy recientemente, un servicio de Big Data que los clientes consumen directamente en la nube. Suben sus datos sin necesidad de normalizaciones complejas, y pueden explotar esa información con las herramientas de análisis que prefieran: Tableau, QuickView, Bime,… Dada la escala y magnitud de nuestros datacenter, conseguimos tiempos de respuesta en segundos/minutos, cuando otras soluciones convencionales tardan horas. Es fácil de probar, y los precios son muy competitivos: una base de datos de un Terabyte cuesta menos de 25 dólares al mes…

¿Qué visión tiene Google de sus competidores? Me refiero a Amazon y Microsoft…

No sería elegante pronunciarme sobre ellos. Claramente, Amazon es el primer competidor en la nube pública, y Microsoft lo es en comunicaciones y colaboración…

¿Acaso Azure no es un competidor para la nube de Google? Es la gran apuesta de Microsoft.

Lo es, claro que lo es, pero con un perfil distinto. Lo que queremos es ser una alternativa para las empresas, con otro modelo, distinto al de los proveedores convencionales. Ofrecemos soluciones de pago por uso que no atan a los clientes, y esto se traduce en unos altísimos porcentajes de renovación de contratos con Google for Work.

¿En qué se diferencia el modelo de Google del de Amazon?

Permìtame que responda resumiendo nuestro modelo. Tenemos una oferta de servidores virtuales, con varias versiones de Linux y de Windows; el cliente configura la máquina virtual, dice cuánta RAM quiere, qué tipo de CPU, etcétera. Se llama Compute Engine, y es semejante al que tiene Amazon: ´oye, quiero tantos servidores`, dice el cliente. Podemos provisionar 200 servidores en 2 minutos. No quiero desviarme de la pregunta: el modelo de Google ofrece infraestructura, aplicaciones, bases de datos, almacenamiento, Big Data… más pequeños componentes para desarrollo de aplicaciones móviles.

¿Qué le falta?

Nos faltan elementos, pero vamos muy rápido. Estamos productificando [sic] todos los servicios que hemos venido desarrollando en nuestros CPD en los últimos 16 años. En el segundo semestre de 2014 sacamos 80 productos nuevos, versiones, complementos…Ya hoy somos capaces de dar respuesta a la mayoría de las necesidades, y con un precio y nivel de prestaciones sorprendentes.

¿Y con respecto a Microsoft?

Continuamente se publican informes de consultoras en los que salimos número uno en prestaciones y en precio. Lo bueno de la nube es que resulta muy fácil comparar lo que ofrece cada provedor.

La guerra de precios es el pan nuestro de cada día para los que informamos sobre cloud computing. ¿Qué está pasando? ¿Hasta dónde se puede llegar?

Estamos comprometidos a ir reduciendo sistemáticamente los precios, en correspondencia con los ahorros continuos que produce la ley de Moore. La competencia en precio generará consolidación, y sólo los grandes proveedores serán competitivos. Este último año hemos bajado los precios de nuestros servidores virtuales más de un 50%,más de un 65% los de almacenamiento y casi un 90% las soluciones de Big Data. Está claro que los costes de hardware y software nos están permitiendo repercutir las economías en los clientes. La batalla de los precios continuará, con la consiguiente ventaja de eficiencia para los clientes.

¿Eso les estimula o les hace vacilar? A los clientes, quiero decir…,

Las cargas de trabajo empiezan a ser voluminosas, y Google es el primer cliente de sí mismo, y es un cliente muy exigente… así que sabemos que una bajada de costes es siempre estimulante.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons